Domingo, 01 de Agosto 2021
null
Economía

Banxico sorprende y sube las tasas por temor a la inflación

La Tasa de Interés Interbancaria queda en 4.25 después de que el Banco de México la subiera en 25 puntos base

El Informador

Por el incremento en el jitomate, naranja y tortilla de maíz; gas LP, electricidad, transporte aéreo, restaurantes y hasta taquerías, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) revela que se aceleró la inflación anual en el país y se ubicó en 6.02%, tras la reactivación económica.

El Banco de México (Banxico) reaccionó y subió la Tasa de Interés Interbancaria en 25 puntos base, contrario a lo esperado.

El Inegi también confirmó que la población desocupada se ubicó en 2.3 millones, cantidad mayor en 388 mil en comparación con el mismo mes de 2020.

Aseguran que tasa de interés no se mantendrá en niveles elevados

Contrario a los pronósticos de especialistas, el Banco de México (Banxico) subió en 25 puntos base la Tasa de Interés Interbancaria para quedar en 4.25%. Lo anterior fue a partir de una decisión dividida en la Junta de Gobierno, donde el aumento en la inflación fue el tema central del debate.

El miedo a la inflación en la economía nacional se confirmó horas antes de que se anunciara la decisión de la política monetaria del Banxico. Con los datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) para la primera quincena de junio de 2021, el Índice Nacional de Precios al Consumidor aumentó 0.34% respecto a la quincena anterior.  Con este resultado, la inflación anual se ubicó en 6.02%, el nivel más alto en las ultimas tres quincenas. Por su parte,  el precio del indicador que excluye los precios de bienes y servicios más volátiles, como los agropecuarios y energéticos, registró un aumento de 0.35% quincenal y 4.58% anual.  Y el índice de precios no subyacente avanzó 0.31% quincenal y 10.61% anual.

Este aumento en la inflación tiene seis puntos clave para entenderse: el incremento en los precios de los commodities (son bienes que tienen un valor y una utilidad muy altas), los cuellos de botella en los centros de logística, la reapertura del sector servicios,  la reactivación económica, la escasez de productos a nivel internacional y el efecto de la baja base de comparación.

No obstante, aún con el aumento de la inflación reportado por Inegi, no se estimaban reacciones en las tasas de interés de manera tan acelerada por parte del Banxico. En este sentido, el propio Gerardo Esquivel, subgobernador, declaró que el indicador “no está fuera de control ni se mantendrá en niveles elevados por un tiempo prolongado”.

Por otro lado, en relación con la información del Inegi para la primera quincena de junio de este año, el subgobernador Jonathan Heath comentó: “De las dos noticias importantes, ya conocimos la primera y no es nada buena. La inflación de la quincena de junio fue 0.34%, muy por arriba del consenso, por  lo que la tasa anual se ubica de nuevo por arriba de 6%”.

El temor por el incremento en la inflación anual detona ajustes en la política del Banco de México. SUN

¿A quién involucra?

La Tasa de Interés Interbancaria involucra principalmente a quienes pagan con tarjeta de crédito o compran una casa o un auto por esta vía.

REACCIÓN

El peso gana terreno

Mientras tanto, el peso registró una fuerte apreciación contra el dólar, después del anuncio de la política del Banco de México. 

El tipo de cambio terminó las operaciones en el nivel de 19.80 unidades contra las 20.20 del día previo. 

“El peso se apreció tras la decisión del Banxico de subir su tasa, una medida sorpresiva”, subrayó Gabriela Siller, la jefa de Análisis de Banco Base.

En cuatro días de avances consecutivos, ante el debilitamiento del dólar y ahora por la decisión del Banxico, el peso ha recuperado casi 82 centavos (3.97%).

GUÍA

¿Por qué aumentó la inflación?

  • La inflación repuntó durante la primera quincena de junio para volver a ubicarse por arriba del 6% a tasa anual, impulsada por el aumento en el precio de productos como el jitomate, gas LP, transporte aéreo y tortilla, entre otros bienes y servicios.
  • El Índice Nacional de Precios al Consumidor tuvo una inflación de 0.34% en la primera mitad de junio respecto a la quincena inmediata anterior, la tasa más alta para dicho periodo desde 2002. 
  • Entre los bienes y servicios cuya alza de precios incidió más en la inflación, destacan el jitomate (con un incremento quincenal de 13.89%), gas LP (1.62%),  loncherías, fondas, torterías y taquerías (0.61%), transporte aéreo (7.67%), naranja (9.95%), tortilla de maíz (0.69%), restaurantes y similares (0.46%), electricidad (0.92%), carne de res (0.51%) y servicios turísticos (3.33%).
  • Por el contrario, los genéricos cuya baja de precios contribuyeron a contener la inflación en varios Estados fueron el huevo (con una baja quincenal de -3.90%), el chile serrano (-17.49%), el pollo (-0.91%), el tomate verde (-7.74%), el limón (-8.40), la uva (-10.82%), el pepino (-14.83%), otros chiles frescos (-5.58%), los plátanos (-2.14%) y la papaya (-4.14%).
  • Por Entidades, las que reportaron la mayor alza en precios fueron: Hidalgo (0.63%), Tamaulipas (0.62%), Colima (0.51%), Campeche (0.50%) y Baja California (0.47%). 
  • Entre los Estados con menor inflación están Tabasco (con un aumento de sólo 0.12%), Nayarit (0.17%), Baja California Sur (0.18%), San Luis Potosí (0.18%) y Chihuahua (0.20%).
  • El índice de precios subyacente, que no incluye los bienes y los servicios cuyos precios son más volátiles, registró un aumento de 0.35% quincenal y de 4.58% anual, según el Inegi.
Entre los productos con mayores incrementos en los precios destacan el jitomate, la naranja, la tortilla de maíz y la carne de res. EL INFORMADOR/F. Atilano

REPORTAN RETROCESO

Ventas al menudeo, con pausa en su recuperación

Las ventas al menudeo reportaron un retroceso mensual de 0.4% en abril, lo que significó una pausa a su recuperación luego de dos meses de cifras positivas, de acuerdo con el Inegi.

Se trata de la segunda baja en el año y la cuarta desde mayo de 2020, cuando inició su reactivación tras el desplome registrado por la pandemia del COVID-19.

El analista económico Ángel Huerta dijo que  las ventas disminuyeron luego de avanzar de forma sólida y generalizada en febrero y marzo pasados.

El menor confinamiento provocó incrementos en el consumo de los servicios. Y las disrupciones en la proveeduría de productos y el deterioro en el poder adquisitivo (ante la aceleración en la inflación), fueron los factores que contribuyeron al resultado.

El especialista Daniel Arias explicó que de manera desagregada, cinco de los nueve grandes componentes de este indicador reportaron un retroceso. Destacó el segmento de alimentos y bebidas, con una caída mensual de 2.5%, segmento que tiene un peso de 13% respecto al total de las ventas.

A nivel de subcomponentes, 11 de 22 presentaron cifras negativas, destacando la caída de 6.3% de las ventas por internet, su peor desempeño desde el inicio de la pandemia, mostrando el cambio de preferencias en los canales de consumo tras la reapertura.

Por su parte, debido al efecto de la base de comparación, la tasa anual presenta un alza sustancial de 29.7%, que es la más abultada de todo el registro histórico y refleja los contrastes entre la abrupta caída que el indicador sufrió en abril y el rápido ritmo de recuperación que ha experimentado en los meses posteriores. 

A pesar de las cuantiosas tasas anuales y de la contracción mensual, la situación cambia poco respecto al pasado inmediato, pues la mayoría de los ramos se mantienen cerca, pero por debajo de sus niveles de “precrisis”, comentó Arias.

Sólo nueve de los 22 subcomponentes presentan recuperación y la mayoría se concentran en categorías de bajo peso, como enseres domésticos o artículos de ferretería. 

La excepción a este comportamiento son tiendas de autoservicio, que acumulan un crecimiento de 5.7% respecto a los niveles de mayo de 2020.

Al igual que en otros países, las ventas minoristas en México han perdido impulso luego de un buen arranque de año. Lo anterior puede explicarse  por una reorientación del gasto hacia los sectores de servicios,  así como una menor base de ingreso respecto a los meses inmediatos anteriores.

La recuperación de puestos de trabajo, de la mano del control de la pandemia y la reapertura económica, dará soporte a futuros avances en el consumo privado y a la normalización en los patrones del gasto, destacó Ángel Huerta.

Sin embargo, en opinión del especialista, las ventas al menudeo no se recuperarán por completo este año porque persisten riesgos de una tercera ola de contagios en ciertas Entidades. Muchos negocios y empleos se han perdido permanentemente por la duración de la crisis sanitaria y la falta de apoyos. Y  la inflación seguirá elevada, en especial en alimentos, erosionando el poder de compra.

SABER MÁS

Prevén rebote

  • La economía mexicana, la segunda más grande de América Latina después de Brasil, se desplomó 8.5% en 2020, ante el impacto de la pandemia.
  • En el primer trimestre de este año, el PIB creció un 0.8% frente al trimestre inmediato anterior, una cifra superior al 0.4% que había reportado previamente el Inegi.
  • Para este año, la economía mexicana podría rebotar entre 6% y 6.5%, según estimaciones del Gobierno federal y del Banco de México.

Suman 2.3 millones de desempleados en el país

A nivel nacional, la población desocupada, la cual considera a la que se encuentra sin trabajar, pero que está buscando, se situó en 2.3 millones de personas, informó el Inegi. Esa cantidad es mayor en  388  mil,  frente al mismo mes de 2020. Y representa una tasa de 4% de la Población Económicamente Activa (PEA).

Por  sexo, la población desocupada masculina en mayo de 2020 y mayo de 2021 se ubicó en 1.4 millones de personas (con un descenso de 22 mil) y la femenina pasó de 484 mil a 894 mil personas. En el mes de referencia,  la tasa de desempleo en los hombres se estableció en 4% y en las mujeres, en 3.9%.

Según la edad de los desocupados, el grupo de 25 a 44 años concentró la mayor población con 45.9%, una participación que aumentó en cuatro puntos porcentuales respecto a igual mes de un año antes. Y el grupo de 15 a 24 años representó al 30.2% de los desempleados, con un incremento de 9.5 puntos porcentuales, con relación al mes de mayo de 2020.

Por su parte, la Población Económicamente Activa en México llegó a 57.2 millones de personas en mayo pasado, lo que es mayor en 12 millones respecto al  2020, cuando la población en su mayoría permanecía confinada en sus hogares por la emergencia sanitaria de la COVID-19.

De la PEA, 54.9 millones de personas (96%) estuvieron ocupadas en el quinto mes de 2021, cifra que se incrementó en 11.6 millones de personas en su comparación anual.

A su interior, el segmento de personas subocupadas (que declararon tener necesidad y disponibilidad para trabajar más), representó 7.1 millones  y significó un descenso de 5.9 millones de personas.

Los desempleados representan el 4% de la Población Económicamente Activa. EL INFORMADOR/Archivo

Enfrentan problemas para ahorrar

En México, solamente 45% de las mujeres tiene el hábito de ahorrar, esto conforme a una encuesta realizada por Defoe y Finanzas en Tacones. En este sentido, Defoe es una empresa mexicana de opinión pública, dedicada al análisis de información que tiene como objetivo ayudar a las personas a mejorar su relación con sus finanzas.

Del porcentaje total, 51% mencionó que su ahorro es para construir  un fondo de emergencias que le ayude en algún imprevisto. Mientras que 37% lo hace con un objetivo específico, como la compra de una casa o vacaciones. Por último, sólo 12% tiene planteado preparar su ahorro para el retiro.

Como una opción para mejorar la situación financiera de las mujeres por medio del ahorro, existen las instituciones especializadas en economía y finanzas. Sin embargo, en México más de la tercera parte de las mujeres no cuentan con servicios financieros. Esto porque no consideran que sus ingresos les alcancen para abrir una cuenta bancaria, según cifras de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera.

La encuesta realizada por Defoe y Finanzas en Tacones también destacó que el manejo del ahorro de las mujeres es informal, pues 53% lo hace de esta manera. De esa cifra, 36% lo guarda en su casa, mientras que 17% en una tanda. Y solamente 33% lo almacena en una institución financiera, entre otros. 

Yael  Córdova, cofundadora de Finanzas en Tacones, dijo que “Tomar el control de sus finanzas cambia la visión de las personas. Cuando una mujer se apodera del correcto manejo de su dinero y de todos los servicios y productos financieros, que son adecuados para ella, su percepción cambia por completo”.

Sigue #DebateInformador

¿Qué productos o servicios se encarecieron más?

Participa en Twitter en el debate del día @informador