Lunes, 20 de Septiembre 2021
null
Jalisco

Clausuran sólo dos mangueras de gasolineras al día en Jalisco

Son 817 bombas inmovilizadas entre 2020 y marzo de 2021; en algunas estaciones roban hasta una tercera parte de cada litro

El Informador

Entre enero de 2020 y marzo de 2021, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inmovilizó 817 mangueras en gasolineras de Jalisco, principalmente por irregularidades en la venta de combutibles o por el robo a los consumidores. Las sanciones promedian dos bombas despachadoras clausuradas al día.

“Tengo bien medidos los 200 pesos que le deposito cada cuatro días a mi auto de cuatro cilindros, pero detecté que se acababa más rápido en algunas gasolineras donde cargaba en zonas de mucho tránsito, como López Mateos o carretera a Chapala”, se queja Luis Martín.

La Profeco sumó más de 297 denuncias ante la Fiscalía General de la República contra gasolineras que colocan “rastrillos” en sus bombas para robar a los consumidores hasta una tercera parte de cada litro de combustible que les venden. Esos “rastrillos” permiten que cualquier persona pueda controlar el flujo de la bomba y alterarlo a distancia. Puede estar la persona en Tijuana y la gasolinera en Mérida para consumar el ilícito.

Hay un ejemplo de las irregularidades: la Procuraduría detectó en un establecimiento faltantes que van hasta los mil 387 litros en 15 de los 19 instrumentos o mangueras en una gasolinera ubicada en Tlajomulco de Zúñiga. Tala, Tlaquepaque y Guadalajara también son de los municipios que reportan la mayoría de anomalías.

Abraham Herrera detectó una gasolinera en Mariano Otero que vende litros incompletos. Con un galón de 20 litros marcado con plumón acudió y apenas llegó a los 17 litros, “pero pagué 20”.

Mientras tanto, usuarios coinciden en el incremento de los precios de las gasolinas Magna y Premium, a pesar de la competencia de más empresas vendedoras, como Oxxogas, Grupo Gasored, Petro-7, Hidrosina y Redco, entre otras. Los precios marcaron niveles históricos en mayo pasado.

La Profeco sumó más de 297 denuncias ante la Fiscalía General de la República contra gasolineras que colocan “rastrillos” en sus bombas para robar a los consumidores. EL INFORMADOR/Archivo

TELÓN DE FONDO

Aplican sanciones

“Durante las pruebas de volumen se detectaron faltantes que van desde los 594  mililitros hasta los mil 387 litros en 15 de los 19 instrumentos con los que cuenta el establecimiento, por lo que se colocaron sellos de inmovilizado”, reportó en marzo pasado la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), tras realizar verificaciones en una gasolinera ubicada en Tlajomulco de Zúñiga.

En ese operativo especial se verificaron un total de cinco gasolineras de la  Entidad, ubicadas también en Tala, Tlaquepaque y Guadalajara. Se clausuraron 27 instrumentos de medición por diversas anomalías. 

Entre enero de 2020 y marzo de 2021,  la Profeco ha inmovilizado 817 mangueras de gasolina en estaciones de servicio de Jalisco, por irregularidades en la venta de gasolinas; es decir, ha cancelado un promedio de dos bombas despachadoras al día, según el organismo.

En las verificaciones realizadas entre el  2 y el 8 de abril pasados,  se informó que en una gasolinera ubicada en Jocotepec se detectaron componentes que podrían reducir el  volumen del combustible despachado, por lo que se inmovilizaron 10 instrumentos de medición.

Además, se presentó una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) por la detección de elementos ajenos en los pulsadores que forman parte de los  sistemas de despacho. “Las alteraciones fueron encontradas en la parte posterior de los dispensarios, en los pulsadores, localizados a la altura de las mangueras que suministran el flujo de combustible”.

A principios de este año, Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros, se quejó de que la Profeco no cuenta con la capacidad para retirar los sellos de inmovilización en las empresas que dan cumplimiento a la normativa. “Por la pandemia tardan hasta tres meses”.

Mientras los gasolineros reclaman el actuar de la Procuraduría, en marzo pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador hizo un llamado a todos los distribuidores para que no aumenten el precio de los combustibles de manera injustificada.

“Tenemos el compromiso y  se va a cumplir,  llueva o truene, de que no van a aumentar los precios de los combustibles en términos reales; se acabaron los gasolinazos”.

Pese a esto, durante los meses de marzo, abril y mayo pasados, el precio promedio nacional del litro de la gasolina tipo Magna (regular) se ubicó por arriba de los 20 pesos. Desde que inició la actual administración federal, los precios se habían reportado por debajo de esa cantidad.

En Jalisco, precio de gasolinas alcanza su máximo histórico

“No  tienen  forma de  explicar  las distintas anomalías. Por ejemplo, las estaciones en Guadalajara no están reduciendo el precio, a pesar de la disminución del impuesto a las gasolinas anunciado por la Secretaría de Hacienda del Gobierno federal”, señaló en febrero pasado Isidoro Velasco, en la plataforma de la aplicación “Litro por litro”.

Desde 2019, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) puso en marcha esa aplicación para que el ciudadano presente quejas por las irregularidades en la venta y los precios de las gasolinas.

Según la información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), que concentra los datos de las estaciones de servicio, el precio promedio del  litro de la gasolina Magna (regular) alcanzó en mayo pasado su máximo histórico en Jalisco, al ubicarse en 20.78 pesos.

En ese mes del año pasado, el litro de la gasolina verde se conseguía en 17.03 pesos en la Entidad, siendo el segundo más bajo registrado en 2020 en plena pandemia por el COVID-19, cuando los precios del petróleo cayeron. El mes previo registró el menor precio, con 16.02 pesos.

El precio reportado en mayo pasado en Jalisco se ubicó por arriba del promedio nacional, que fue de 20.22 pesos, el cual registró también un costo récord considerando los últimos cinco años.

En abril pasado, el Presidente Andrés Manuel López Obrador defendió nuevamente que en su administración no se ha aumentado el precio de las gasolinas. 

“No hay aumentos en el precio de la luz desde que llegamos al Gobierno,  así, categórico. Lo mismo puedo decir para el caso de las gasolinas. Estamos cumpliendo un compromiso: no aumentarán los precios de los energéticos en términos reales;  es decir, más allá de la inflación”.

Resaltó que no hay gasolinazos. “Nosotros llegamos y la gasolina costaba 19.20 pesos y ahora sigue costando 19.20 pesos, que ese fue el compromiso”.

De acuerdo con datos de la Comisión Reguladora de Energía, el día que el Presidente tomó protesta, el litro se ubicó en un promedio de 19.29 pesos. El último mes que se consiguió en menos de 20 pesos, considerando la media nacional, fue en febrero pasado (19.75 pesos).  

De acuerdo con el reporte de Pemex correspondiente al primer trimestre de este año, el precio promedio de referencia de las gasolinas entre enero y marzo fue de 19.70%, mayor al observado durante el mismo periodo del año pasado, debido al aumento de los precios del petróleo crudo y a la recuperación de la movilidad en los principales mercados, al disminuir las restricciones implementadas a finales de 2020.

“Asimismo, las disrupciones en febrero pasado causadas por el vórtice polar en Norteamérica provocaron una disminución en los inventarios de las gasolinas, colocándolos por debajo del rango de los cinco años y brindando un soporte adicional a los precios”.

La gasolina Magna alcanzó en mayo pasado su máximo histórico en Jalisco, al ubicarse en 20.78 pesos el litro. EL INFORMADOR/Archivo

PUNTEO

Radiografía del sector

De acuerdo con la fotografía correspondiente al mes de mayo, elaborada por la plataforma Petrointelligence, en el país existen 12 mil 848 permisos vigentes de expendio al público de gasolina o diésel, según información de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El  Estado de México es la segunda Entidad con más permisos vigentes, con mil 150, seguido por Jalisco, con 947,  y Veracruz, con 770.  “Sin embargo, Baja California Sur es el Estado que tiene más permisos vigentes en relación con su población, con un permiso por cada cuatro mil 537 personas”.

Respecto a la superficie de cada Estado, la Ciudad de México es la Entidad  que tiene más permisos respecto a su superficie, con un permiso por cada cuatro kilómetros cuadrados de superficie, continuándole el  Estado de México, con una licencia por cada 19  kilómetros cuadrados, y Morelos, con un permiso por cada 28 kilómetros cuadrados.

Recibe menos recursos

Los recursos enviados por la Federación a Jalisco como parte de la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) aplicados a las gasolinas  y el diésel, se redujeron en 24.3% durante el primer cuatrimestre del año, en comparación con el mismo periodo del 2020: pasó de 456.5 millones de pesos a 361.2 millones.

Lo anterior, debido a que la recaudación de este impuesto ha venido a la baja en el país, afectado principalmente por la importación de combustibles automotrices. Ésta se incrementa debido al contrabando realizado por la delincuencia y el crimen organizado, según reconoce la propia Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

De acuerdo con la Ley de Ingresos de Jalisco  2021, se proyecta que el Estado reciba participaciones por mil 575 millones de pesos derivadas de este impuesto a las gasolinas; es decir, los recursos entregados por la Federación entre enero y abril de este año se encuentran por debajo de esas estimaciones.

Karina Ramírez Arras, titular de la Unidad de Ingresos no Tributarios de Hacienda, informó el mes pasado que se estima que los recursos captados por el IEPS estarán a la baja. “Para el resto del año se esperan incrementos en los precios del crudo y los combustibles, por la expectativa de recuperación de la demanda, derivado del incremento de la movilidad por las campañas de vacunación contra el COVID-19”.

La recaudación del impuesto conforme a las condiciones actuales del mercado, dijo,  podrían ascender a 274 mil millones de pesos. “Menor en 51 mil  millones de pesos respecto a lo proyectado en la Ley de Ingresos”.

La recaudación por este concepto se verá también afectada por la entrega de estímulos fiscales a este impuesto, los cuales fueron reactivados en febrero pasado por la Hacienda.

Estos apoyos se otorgan para impedir que los precios de las gasolinas se incrementen por encima de la inflación.

Ramírez Arras adelantó que se estima que, para el cierre del año, los estímulos aplicados a los combustibles serán por 41 mil 947 millones de pesos, derivado también por los incrementos de los precios del crudo y los combustibles, así como el aumento de la movilidad por las campañas de vacunación.

CLAVES

Las proyecciones

Expectativa. De acuerdo con las estimaciones económicas establecidas en los Pre-Criterios Generales de la Política Económica 2022, el siguiente año se prevén mayores ingresos tributarios contra el paquete 2021, en 68 mil millones de pesos, debido a una base tributaria más amplia y a las mejores perspectivas económicas.

Alza. De esa forma, se destaca en el documento, los ingresos tributarios federales en este año aumentarán con respecto al estimado en el paquete 2021,  “de 14.1% a 14.3% del Producto Interno Bruto”, según estimaciones de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Petróleo. Los ingresos petroleros se proyectan al alza en 91 mil millones de pesos, ante un aumento en el precio del petróleo de 42.1 a 55 dólares por barril, que compensará la menor producción. “En 2021, el gasto presupuestario seguirá focalizado en impulsar la recuperación económica y la inversión productiva, y fortalecer el sistema de salud. Se prevé que aumente con respecto al  aprobado en 174 mil millones (más de 2.8%) en línea con los mayores los ingresos y por un menor costo financiero”.

Mejora. Dada la recuperación de los ingresos tributarios y petroleros, se prevé que en este año las participaciones aumenten en 18 mil millones de pesos.

Activo. Con relación al apoyo a las empresas productivas del Estado, se destaca que representan un activo estratégico por dos razones: proveen recursos al erario por ingresos petroleros y no tributarios, y permiten cubrir la demanda nacional.

En la pasada administración federal prometieron que la apertura del mercado bajaría los costos, pero siguen en aumento contra los consumidores. EL INFORMADOR/F. Atilano

Competencia no incide en menor costo

El consumidor  no ha visto reflejado un precio a la baja en las gasolinas,  pese a que desde hace tres años llegaron otras marcas para la venta de este combustible en el país.

Juan Pablo González, presidente de la Asociación Mexicana de Empresarios Gasolineros (Amegas), explicó que en Jalisco la mayoría de las estaciones de servicio siguen con Pemex porque no hay muchos beneficios para los expendedores y menos para el consumidor.

“La competencia real no existe porque estas empresas consumen la mayoría del producto a Pemex… porque no tienen infraestructura de almacenamiento. La competencia no se da”.

El representante gasolinero recordó que, al principio, los expendedores cambiaron  la marca de Pemex para estar con las extranjeras, pero con el paso del tiempo la gran mayoría volvió a la paraestatal mexicana.

“Esas marcas están en declive. Al principio había hasta colas en las gasolineras porque vendían con publicidad engañosa y decían que tenían un aditivo mágico, pero ahora no hay colas”.

De acuerdo con Juan Pablo González, las marcas extranjeras también les pidieron comisiones altas a los expendedores por el uso de su marca. “Algunas les dijeron a los gasolineros que pagarían un peso por litro solamente por tener la marca, pero  hemos  visto una transformación y muchas quitaron los faldones de las marcas porque les cobraban una comisión”.

Sigue #DebateInformador

¿Qué opina del precio de los combustibles?

Participa en Twitter en el debate del día @informador