Lunes, 29 de Noviembre 2021
null
Jalisco

Crecen reportes por canceles que obstruyen aceras

El Ayuntamiento de Guadalajara registró 101 quejas por esta irregularidad entre 2019 y 2020, en Zapopan se documentaron 124 sólo en el último año

El Informador

En 2018, el Ayuntamiento de Guadalajara recibió siete reportes de canceles que obstruían banquetas. Sin embargo durante 2019 y 2020 sumó 101 quejas de los ciudadanos. 

En el caso del Gobierno Zapopan, las inconformidades también aumentaron. 

María Luisa Vargas Partida, directora de Inspección y Vigilancia, indicó que en 2018 documentaron 52 reclamos y en 2020 fueron 124.

Quitan ampliación de canceles tras los apercibimientos de autoridades

María Luisa Vargas Partida, directora de Inspección y Vigilancia de Zapopan, explicó que de las 381 inspecciones realizadas en viviendas con canceles que obstruyen las banquetas, los vecinos retiraron las ampliaciones en 313 casos de manera voluntaria. En 68 invasiones la autoridad aplicó clausuras.

En el último caso, en 47 viviendas corrigieron y solamente en 21 eventos se mantuvo la negativa, por lo que los canceles fueran retirados por el área de Mantenimiento Urbano del Ayuntamiento.

“Se les da un apercibimiento, hacemos el diálogo, regresamos nuevamente y, si no cumplieron, procedemos con la multa y la clausura por no haber retirado los canceles”.

Vargas Partida dijo que también se pueden imponer sanciones económicas a criterio de los jueces calificadores, que van desde los tres mil 488 hasta los seis mil 956 pesos. “Eso dependerá de la gravedad y el criterio del juez calificador”.

Por otro lado, aunque el área de Transparencia respondió que los ciudadanos no podían señalar las obstrucciones directamente, “sí es posible”, aseguró la funcionaria.

“Se pueden reportar en la aplicación y los números telefónicos, al 33-3818-2200 y 33-3818-2542”.

El Reglamento de Construcción para el Municipio de Zapopan define como banqueta al camino a cada lado de una calle o avenida reservado para la circulación, la estancia y el disfrute exclusivo de las personas con discapacidad,  peatones y, en su caso, usuarios de la movilidad no motorizada.

“Entendiéndose ésta, desde el límite de la propiedad privada, hasta el inicio del arroyo vehicular. Las banquetas no podrán ser utilizadas para estacionamiento”.

Queda prohibido el bardeo, que es un acotamiento o lienzo para delimitar un predio, realizado con cualquier sistema constructivo. Y  la cerca, definida como elemento delimitante de un predio, “realizada con malla, reja con visibilidad o cualquier material similar de manera provisional”.

Si se quiere usar el espacio de forma temporal, los interesados deben solicitar un permiso de construcción en áreas públicas, pero se puntualiza que no podrá ser permanente.

Por otro lado, cuando la banqueta sea modificada para generar una rampa de ingreso o salida a un estacionamiento, no deberá de ser mayor a un tercio del total del ancho de la banqueta. En ningún caso la banqueta podrá ser menor a 1.20 metros de ancho. “Las cercas no requerirán licencia de edificación y se instalarán sin invadir la banqueta o cualquier parte de la vía pública. Cuando no se ajusten a lo anterior, la dirección notificará al interesado concediéndole un plazo máximo de cinco días hábiles para corregir el alineamiento de la cerca”, refiere el Artículo 166.

El Ayuntamiento de Zapopan confirma que 313 vecinos retiraron las invasiones en las banquetas, del 2018 a la fecha. EL INFORMADOR/Archivo

GUÍA

Sin infraestructura

A finales de 2017 se dio a conocer que, de las 241 mil 390 calles de Guadalajara, Zapopan, Tlaquepaque, Tonalá y Tlajomulco, 146 mil 972  carecían de infraestructura para personas con discapacidad.

En su diagnóstico e informe especial, la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco advirtió que para lograr un entorno seguro para este grupo era necesario eliminar las barreras físicas, lo cual ha tenido una “evolución lenta, pero positiva”, al hacer una comparación con los ejercicios anteriores.

Señaló que 83% de los municipios en la Entidad no tenían un plan permanente de eliminación y modificación de estas barreras, que impiden transitar a las personas con discapacidad.

En 2019, el entonces presidente municipal de Guadalajara, Ismael del Toro, reconoció que en el municipio,  “el reto más importante es cómo resolvemos la accesibilidad en todas las banquetas de la ciudad”. Agregó que “uno de los reclamos más constantes es el estado de las banquetas... y eso nos obliga a tener una orientación  para priorizar estos espacios públicos”.

METRÓPOLI

Estacionarse en línea amarilla es la principal infracción vial

Los municipios de Guadalajara y Zapopan tienen los programas  “Banquetas Libres”, con el objetivo de mejorar  las  condiciones de seguridad del peatón, personas con discapacidad y con movilidad reducida, “liberando la banqueta, así como las rampas de acceso a ella de la invasión de autos para que las personas puedan andar  y circular de manera digna y sin arriesgar su vida en el arroyo vehicular”.

En el último Informe de Gobierno, el Ayuntamiento tapatío reportó que en la administración 2018-2021 aplicaron 201 mil 803 infracciones por estacionarse en intersección y línea amarilla, así como 156 mil 216 por estacionarse en espacio exclusivo, doble filas, obstrucción de banqueta o rampa de accesibilidad. “Con este programa se busca que la ciudadanía sea responsable y fomenta que todos podamos utilizarlas de manera segura y libre. Lo anterior, a través de la remoción de cualquier objeto que obstaculice el uso y disfrute de las banquetas”.

Y en Zapopan levantaron más de 244 mil infracciones en “Banquetas Libres” en toda la administración, de las cuales 84 mil 227 fueron este año.

“Pero en la vía de priorizar el diálogo y la comunicación,  se colocaron siete mil 450 recordatorios para respetar el espacio público y más de 12 mil vehículos fueron retirados después del diálogo y concientización por parte de los agentes de movilidad”, comunicó el Ayuntamiento.

Derivado de lo anterior, se impusieron 76 multas y  60 clausuras que se derivaron de las 524 inspecciones que se atendieron mediante reportes en la plataforma Ciudapp Zapopan.

Vecinos invaden banquetas para ampliar sus cocheras. Uno de los ejemplos está en la calle Islas Vírgenes, en Jardines de la Cruz. EL INFORMADOR/G. Gallo

TLAJOMULCO

Sólo señalan un caso

La Dirección de Atención Ciudadana de Tlajomulco informó que entre 2018 y 2020 no recibieron reportes por invasión de banquetas con canceles. Y en este año solamente atendieron una queja en San Miguel Cuyutlán.
“La forma de operar es que una vez que llega un reporte, se turna al inspector de la zona para que realice la verificación y  la actuación correspondiente”, contestó el Ayuntamiento.

Puntualizó que cualquier reporte, incluyendo la invasión en la vía pública, se recibe a través de la plataforma Tlajoapp.

En su informe 2020, el municipio compartió que por medio del Centro Integral de Atención Ciudadana,  el  Gobierno cumple con el objetivo de contar con un área que brinde atención oportuna, eficiente y con un enfoque institucional a los reportes ciudadanos.

De esa manera  implementaron el centro de llamadas, “cuyas operaciones iniciaron en marzo del presente año para simplificar  el proceso de creación de reportes vía telefónica. Así las personas se comunican a un número directo y el personal, además de canalizar el reporte al área correspondiente, valida la efectividad y  calidad de la atención brindada. Por otra parte, hemos creado filtros en la aplicación móvil  Tlajoapp, para evitar la creación de reportes en aquellos fraccionamientos no recepcionados”.

TLAQUEPAQUE

Sin procesar datos

Sobre la obstrucción de banquetas, el Departamento de Inspección de Obra Pública de San Pedro Tlaquepaque contestó que no tiene una clasificación específica de las visitas de inspección, por lo que no puede contabilizar los reportes al respecto.

Del procedimiento a seguir, respondió que una vez que se reciben los reportes, se elaboran hojas de tránsito en donde se vacían los datos de cada uno de los reportes. “A efecto de que sean visitados los domicilios proporcionados para que se corrobore por los inspectores si existe o no la anomalía reportada”.

En cuanto al procedimiento operativo, precisó que inicia con la entrega de la hoja de trabajo a la que se alude en líneas anteriores,  misma que es devuelta al personal administrativo para que sea revisada y capturada en la base de datos como seguimiento de todos los reportes recibidos.

“El personal de Inspección debe realizar su visita, identificarse, externar el motivo de la inspección, guardar la confidencialidad de quién o quiénes presenten las quejas, excepto cuando se trata de daños y usos molestos,  ya que este concepto implica que se revise la finca dañada y la causa de la afectación”.

También subrayó que las sanciones estipuladas en el Reglamento de Construcción para el Municipio de San Pedro Tlaquepaque van desde el apercibimiento, la multa y la clausura, según la flagrancia detectada.

“Es importante señalar que, como canales de atención ciudadana,  se contemplan: la presentación de quejas de forma telefónica, por escrito, personalmente, de manera digital, atención ciudadana, en Presidencia Municipal, a través de regidores o por medio de delegaciones municipales”.

TONALÁ

Sin respuesta

La Unidad de Transparencia de Tonalá no brindó datos ni cumplió con la Ley de Transparencia de Jalisco, al responder que la solicitud de acceso a la información pública era negativa,  en virtud de que al cierre de la presente resolución no se ha tenido respuesta por parte de la Dirección de Inspección y Vigilancia.

“Sin embargo, se continúan realizando las gestiones necesarias y, una vez que se tenga respuesta por parte del área, la información será remitida como acto positivo”. Pese a que pasaron 15 días, los datos nunca se mandaron.

Las banquetas en mal estado limitan la movilidad de los peatones. EL INFORMADOR/ArcHivo

TESTIMONIO

“La gente se tiene que bajar”

Uno de los reclamos más frecuentes por parte de los ciudadanos es que la obstrucción de las banquetas genera que las personas se tengan que bajar de la acera, lo que afecta principalmente a personas con alguna discapacidad o movilidad limitada.

Por ejemplo, la señora Rosario afirmó que en la colonia Villa Guerrero hay un aditamento que acapara toda la calle. “Es un cancel invadiendo la banqueta y las personas no pueden transitar por la misma...  se tienen que bajar al arroyo vehicular”.

En la colonia Circunvalación Oblatos, que acumula la mayor cantidad de señalamientos, los habitantes se quejan porque los canceles se salen a la vía pública; incluso, en una ocasión, la invasión afectó la cochera de otro vecino.

En la colonia Jardines de San Francisco, un habitante señaló que otro ciudadano tapó la calle con su cancel.

“Hay gente discapacitada en sillas de ruedas y cuando pasan los hacen rodear. Ya estamos hartos de la impunidad que tiene ese señor, no deja pasar y es muy descarado”.

Sobre ese mismo domicilio, ubicado en la calle Jardines Botánicos, otro afectado comentó. “La persona tiene la mitad del cancel de su casa en la banqueta y  soy vecino con silla de ruedas. Al momento que paso y le digo, el tipo prepotente me responde que rodee la cuadra y que es mi problema”, se lee en el historial compartido mediante Transparencia.

En redes sociales, algunos usuarios también señalaron que hay rampas altas en las colonias. Por ejemplo, María Josefina Beltrán afirmó que se tienen que bajar a la calle, porque de lo contrario se caen.

El Ayuntamiento de Guadalajara precisó que los canales de atención ciudadana son a través del número  070.
También en el módulo de atención ciudadana presencial en Avenida Hidalgo número 400, de las 09:00 a las 15:00 horas, directamente en las oficinas de Inspección a la Construcción. Y  en la plataforma Ciudapp Guadalajara.

Además, en el correo electrónico amelendez@guadalajara.gob.mx.

Sigue #DebateInformador

¿En su colonia se invaden espacios públicos?

Participa en Twitter en el debate del día @informador