Sábado, 16 de Octubre 2021
null
Jalisco

Por “COVID prolongado”, atienden a cuatro mil 686 en IMSS y Civiles

En esta forma de la enfermedad una serie de síntomas llegan cuatro semanas después de la etapa aguda

El Informador

El 1 de enero, un mes después de padecer COVID-19, Viridiana Flores comenzó a sentirse mal. “Fui con el doctor porque no pude dormir, silbaba mi pecho y no podía respirar bien. El especialista me dijo que tuviera cuidado porque eran principios de asma y pudo haber sido que el nuevo coronavirus desencadenara eso”.

Christian Horta, quien también se enfermó del virus, comenta que tuvo dolores en el pecho, espalda, cabeza y episodios de estrés y ansiedad. “A inicios de año mi salud mermó y comencé a ir con un cardiólogo”.

Ambos trataron sus síntomas con médicos particulares porque no sabían que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brindaba esa atención.

Así como ellos, miles manifiestan padecer lo que se conoce como COVID prolongado” o “persistente”. Actualmente hay cuatro mil 686 atendidos por este padecimiento en los sistemas de salud pública, ya sea a través de la Delegación Jalisco del IMSS o en el Antiguo Hospital Civil.

En Jalisco hay más de 330 mil recuperados de la enfermedad, por lo que esto representa el 1.5% del total, aunque la estadística no contempla las atenciones privadas ni datos precisos sobre las afectaciones en especialidades o servicios ambulatorios, ya que la enfermedad afecta a los distintos órganos.

Además, de acuerdo con un análisis de la Universidad de Guadalajara, 40% de las personas presentarán insomnio y problemas de concentración.

Dos mil 500 derechohabientes reciben atención cardiopulmonar en el IMSS en Jalisco. SUN/Archivo

Rehabilitación, fundamental tras contagiarse del COVID-19

Luis Moreno, coordinador auxiliar médico de los Servicios de Prevención y Promoción a la Salud del IMSS en Jalisco, destaca que el 95% de los pacientes que acuden para alguna rehabilitación “post COVID” muestran mejorías tras realizar el proceso.

Menciona que actualmente dos mil 500 derechohabientes están en rehabilitación cardiopulmonar de forma física y otros dos mil 500 reciben el servicio, ya sea a través de la llamada virtual o por teléfono. Sobre el límite de tiempo para que sean atendidos, dice que en máximo una semana deben recibir el servicio.

“La gran mayoría de atenciones se concentra en las clínicas de la Zona Metropolitana de Guadalajara. Estamos con ese programa desde agosto...  nos falta extendernos más a la zona foránea, esa parte la estamos tratando por el equipamiento y el personal  capacitado”.

A través de Transparencia, el IMSS comparte que están registrados 43 derechohabientes por secuelas en Jalisco y 634 a nivel nacional.

Luis Moreno recuerda que se trata de personas con lesiones cardiopulmonares permanentes, que posiblemente requerirán medicamentos y oxígenos de por vida.

“Quedan con fibrosis  pulmonar o lesiones pulmonares. Quedan con algún daño cardíaco,  alguna arritmia. Por eso requieren tratamiento y medicamento de por vida”.

Sobre cuáles son los parámetros para decidir  si un paciente recibe atención física o ambulatoria, indica que el médico familiar toma la decisión con base en varias pruebas realizadas, las cuales arrojan un puntaje.

“Los que requieren una rehabilitación cardiopulmonar presencial se envían para su atención; a los demás se les dejan ejercicios en casa. Allí no se requiere seguimiento, porque son pacientes estables que prácticamente tienen una vida normal y requieren un acondicionamiento físico leve”.

Puntualiza que el virus deja trastornos en la salud mental, como ansiedad y depresión, los cuales también se atienden en el Seguro Social.

“Si ven que tienen alguna limitación deben acudir a una Unidad de Medicina Familiar, mencionarlo al médico, para que el motivo de la consulta pueda ser valorado y se le pueda brindar la atención que se requiera”.

El IMSS informó que, al 16 de agosto de 2021, se atendieron  178 mil personas con diversas complicaciones relacionadas al COVID-19, que en esa fecha representaban  7.2% de todos los recuperados por la enfermedad en el país.

TESTIMONIOS

Hormigueo y debilidad

Areli Torres

 “Hace 14  meses tuve COVID-19. El hormigueo y la debilidad me apareció un mes después  de mi contagio. Y las punzadas desde que estaba enferma. A veces me brincaban involuntariamente los músculos, a veces el labio, la pierna, el párpado o el brazo. Fui con tres neurólogos, me hicieron  resonancia magnética y todo salió bien. Los doctores terminaron por decir que era ansiedad. Se me ha ido quitando gradualmente. La única  explicación congruente, según yo, me la dio mi dentista,  quien me dijo que el virus  afectaba la mielina de los nervios, porque confunde a nuestro sistema inmune. Y  nuestro sistema termina por atacarnos. Me recomendó un fármaco. Con eso y el tiempo sentí  la primera gran mejoría. Lo otro que me ayudó fue mi primera dosis de AstraZeneca”.

Donají Espinoza

“Hace un año me dio el virus. Tengo como seis meses con ardor y dolor. Y como que no tengo fuerzas en mis piernas. Es horrible. Me hicieron estudios y el doctor dice que no tengo nada. He tomado de todo y no siento mejoría; al contrario, ya no sé qué hacer.  Hay días en que no me puedo ni levantar de la cama porque todo me duele”.

Contacto

El IMSS sólo atiende a derechohabientes. Se recomienda acudir a consulta con el doctor o doctora de medicina familiar que le corresponde según su consultorio. Las citas se pueden realizar por  internet en la página: http://www.imss.gob.mx/cita-medica.

Otra alternativa es pedir orientación médica telefónica de rehabilitación integral en el teléfono: 800-2222-668, en la opción 2.

Información adicional

El Seguro Social puso a disposición un sitio con materiales informativos y educativos sobre recomendaciones para hacer ejercicios de recuperación post COVID-19 desde casa: http://www.imss.gob.mx/covid-19/rehabilitacion.

Aumentan sesiones en el Hospital Civil

El jefe del Servicio de Neumología, Fisiología Pulmonar e Inhaloterapia del Hospital Civil de Guadalajara, Gerardo Rojas Sánchez, comparte que en 2020 realizaron mil 581 sesiones de rehabilitación pulmonar en grupos de pacientes con “COVID prolongado”. Y de enero a agosto de este año ya van mil 500 sesiones.

Actualmente, indica que en el servicio de fisiología pulmonar del Antiguo Hospital Civil se encuentran en atención 143 personas con este padecimiento.

“La enfermedad definida como ‘COVID prolongada’ se confunde con hablar de secuelas. Pero hablar de secuelas estamos hablando de un problema que es irreversible”.

El “COVID prolongado”, recalca, es una serie de síntomas que llegan cuatro semanas después de la etapa aguda, como dolor de cabeza o alteraciones neurológicas, como entumecimiento de brazos o piernas.

“El 68% de los pacientes que desarrollaron esta enfermedad tienen fatiga…  generalmente es  muscular. Los músculos que más se afectan son los de la respiración, incluyendo uno llamado diafragma, entonces existe una gran debilidad diafragmática. Esto condiciona los problemas respiratorios a largo plazo. Son problemas prolongados de la misma enfermedad”.

Destaca que menos del 5% de los pacientes sí presenta una enfermedad llamada fibrosis pulmonar, que es la secuela más importante.

Sobre el tratamiento, dice que el objetivo es mejorar la fuerza muscular con la rehabilitación pulmonar y mejorar la capacidad de los pulmones.

La primera etapa consiste en reeducar al paciente a realizar ejercicios respiratorios de forma fisiológica. La segunda fase varía según la evaluación de cada paciente.

“Son técnicas de ahorro de energía, que consisten en que los pacientes realizan algunas actividades muy específicas. En una tercera etapa se le agrega un programa de acondicionamiento físico”.

Detalla que la rehabilitación pulmonar es una estrategia que ya se conocía antes de la enfermedad del COVID-19, pero que se adaptó en este padecimiento.

Los tiempos

¿En cuánto tiempo se recuperan los pacientes? Gerardo Rojas Sánchez responde que después de cuatro semanas muestran una mejoría de hasta 50%, pero el porcentaje llega a incrementarse con el tiempo.

“A pacientes a los que les hemos dado seguimiento por seis meses, prácticamente pueden llegar a mejorar su función pulmonar hasta 100%”.

Especialistas estiman que la rehabilitación provoca que 95% de los enfermos se recuperen. AFP/P. Pardo

LAS SECUELAS

Presentan más riesgo los hospitalizados

Pedro Martínez Ayala, infectólogo adscrito al Antiguo Hospital Civil de Guadalajara, remarca que es más probable que los pacientes presenten secuelas si es que llegaron a la etapa de hospitalización, mientras que el “COVID persistente” ocasiona alteraciones en casos leves o moderados.

“El SARS-CoV-2 a pesar de ser un virus respiratorio, tiene receptores en todo el cuerpo, entonces básicamente afecta a todos los órganos y el sistema: cerebro, intestino, riñón, corazón y pulmones. Es una enfermedad multisistémica que se ha demostrado que puede dejar secuelas a nivel pulmonar, que es lo más común, pero también a nivel cardiaco y renal. Depende del órgano afectado, es el seguimiento que se da”.

Añade que todavía no tienen un estimado de pacientes con secuelas debido a que muchos están en seguimiento.

El proceso para recibir la atención consiste en que la persona que no tenga seguridad social acuda al área de consulta externa del Hospital Civil para ser valorado por un médico general o familiar. Si lo necesita, es derivado al área relacionada. “Los especialistas de cada área estamos en constante actualización y entrenamiento para resolver estas molestias que, si bien no ponen en peligro la vida, afectan la calidad. Todos estamos pendientes de la nueva información para ayudarles a los pacientes”.

Subraya que el “COVID prolongado” es un área nueva en la que todos los días se aprende y conocen nuevos datos, por lo que en el futuro podrían crear otros canales de ayuda. “La investigación ya está. Conforme vayan saliendo los datos de cada población sabremos más”.

Cambian rutinas por “COVID prolongado”

La jalisciense Viridiana Flores detalla que tras padecer el nuevo coronavirus fue diagnosticada con principios de asma, por lo que le recetaron un medicamento que le ayudó a abrir los pulmones. “Con eso tuve para que no me diera otra cosa. Después fui con el neumólogo, me revisó los pulmones y todo bien. También me dieron dos ataques de ansiedad. Ahorita ya todo bien, trato de escuchar música relajante, comer verde,  lo más saludable que puedo… uso aceites esenciales para relajarme y me sigo cuidando. Ya tengo la primera dosis de AstraZeneca”.

Christian Horta destaca que tras los episodios de estrés y ansiedad, buscó ejercitarse y comer más sano. “La secuela principal que me detonó el COVID-19 es la hipertensión”.

Por su parte, Jorge Campos explica que cuando padeció la enfermedad tuvo síntomas leves, como temperatura y dolor de cabeza. Pero después comenzaron los problemas: el dolor de cabeza no se fue y se añadieron dolores de garganta e infecciones en la piel.

Afirma que  cambió su alimentación, por lo que no consume refrescos ni azúcares. Pero dice que debido a su sintomatología llegaron a pensar que tenía el Virus de la Inmunodeficiencia Humana (VIH), pero salió negativo.

Explica que su calvario duró un año y apenas está mejorando, tras encontrar a una doctora que sí le creyó y dio seguimiento a su caso.

“Mi doctora tiene la teoría de que, los que tenemos ‘COVID persistente’, padecemos de alguna enfermedad autoinmune o persistencia viral. A mí me trataron con medicamentos antivirales. Sigo en monitoreo, pero al fin voy saliendo. Mi último paso es vacunarme. Ya tengo mi primera dosis y, en enero, cuando termine mi vacunación, me quitan las amígdalas”.

DATO

Sin atención

A través de una solicitud de Transparencia se le preguntó a la Secretaría de Salud en Jalisco si se ofrecía algún apoyo para la rehabilitación de pacientes con este tipo de padecimiento,  pero  no  cuenta con esa ayuda.  Lo mismo respondió el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Recomienda pruebas de respiración

Gerardo Rojas Sánchez recomienda que todos los pacientes recuperados revisen cómo está su función pulmonar con una prueba que se llama espirometría, para conocer la capacidad  después de padecer la enfermedad, ya que representa un indicador.

“Hemos encontrado que tienen un patrón de la función pulmonar con una obstrucción de la vía aérea periférica, generalmente moderada, que se observa en pacientes que desarrollan enfermedades virales. Muy parecido a los que tienen asma”.

Indica que todavía no se sabe qué tipo de pacientes van a desarrollar “COVID prolongado”, pero que hay más riesgo entre quienes tienen alguna comorbilidad o enfermedad crónica. “La vacunación ha sido muy importante, sobre todo porque los pacientes que se vacunan tienen un cuadro menos grave. Lo que hemos aprendido del año pasado a lo que va de éste, es llevar a los pacientes a rehabilitación de forma temprana”.

Menos de 5% de los pacientes presenta fibrosis pulmonar. AFP/J. Moore

SABER MÁS

Sin definir

La Unidad del Programa IMSS-Bienestar  contestó por Transparencia que,  tras el amparo de los criterios 03/17  y 07/17  emitidos por el pleno,  todavía no puede darse a conocer con precisión las afecciones posteriores al COVID-19. “No se encuentran definidas  y,  a pesar de que  la Organización Mundial de la Salud (OMS) activó un conjunto de códigos adicionales para poder documentarlas, éstas no están sujetas a la vigilancia epidemiológica ni se cuenta con un sistema de información que integre dicha información en el programa”.

NUMERALIA

Jalisco

  • 330 mil 980 pacientes recuperados.
  • 4 mil 500 están en rehabilitación en el IMSS.
  • 143 están  en rehabilitación en el Hospital Civil.
  • 43 pacientes con secuelas en el IMSS.

*  Datos al 7 de septiembre de 2021.

Sigue #DebateInformador

¿Registró secuelas tras enfermarse del nuevo coronavirus?

Participa en Twitter en el debate del día @informador

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.