Miércoles, 25 de Mayo 2022

Adrián Guerrero lleva la identidad tapatía a los Premios Minervas

El artista nos comparte las claves para crear este reconocimiento que enaltece el legado de los músicos jaliscienses
 

Por: Norma Gutiérrez

Los Premios Minervas cuentan con el aval de la Secretaría de Cultura de Jalisco y tendrán su primera entrega el 29 de enero en el teatro Degollado. ESPECIAL

Los Premios Minervas cuentan con el aval de la Secretaría de Cultura de Jalisco y tendrán su primera entrega el 29 de enero en el teatro Degollado. ESPECIAL

Un nuevo desafío llegó para el artista tapatío Adrián Guerrero, quien se dio a la tarea de diseñar el galardón que debutará en la primera edición de los Premios Minervas, iniciativa impulsada por la Secretaría de Cultura de Jalisco para reconocer el legado y labor creativa que los músicos jaliscienses han emprendido desde hace más cinco décadas en la escena alternativa.

Tras el anuncio de los Premios Minervas que tendrá su primera ceremonia en el teatro Degollado el próximo 29 de enero, Adrián Guerrero comparte el proceso creativo que lo llevó a realizar la escultura con la que se premiará a los exponentes sonoros de la escena tapatía en diversas categorías, tanto para aquellos proyectos de longeva trayectoria que han marcado a generaciones de audiencias, así como a los nuevos talentos que abren caminos para posicionar a la música jalisciense a nivel nacional e internacional.

“Me entusiasma mucho los Premios Minervas, pues se trata de reconocer al talento tapatío, al talento local, a la música, eso me emociona, porque siempre la música ha estado presente para mí como un soundtrack en mi vida y parte de la gente a la que se les entregarán los premios son parte de esto”.

Adrián Guerrero, quien ha forjado una carrera en el arte plástico y se ha destacado como un referente en la escultura, explica cómo inició la creación del galardón, hecho de resina con terminado en laca automotiva en color negro semi mate, retomando a uno de los íconos culturales, artísticos y arquitectónicos de la metrópoli tapatía: La Minerva, quien arropa a la glorieta más importante de la ciudad, y que desde su instalación en 1957 se ha convertido en un referente social, turístico y de identidad para los ciudadanos.

“Me encanta el tema que sea referente a La Minerva, que se ha convertido en el emblema más importante de nuestra ciudad, en donde hay protestas, festejos, está la Vía Recreactiva, es un punto nodal de nuestra sociedad tapatía”.

El artista resalta el amplio conocimiento que tiene sobre La Minerva, al recordar que fue el responsable de coordinar los trabajos de restauración que el coloso -ubicado a modo de glorieta en los cruces de Avenida Vallarta y López Mateos- hace un par de años con el fin de brindar mantenimiento a la obra creada entre el arquitecto Julio de la Peña y Joaquín Arias, por lo que la experiencia de traducirla en un galardón fue bastante peculiar teniendo el claro objetivo de brindar una reinterpretación honesta y respetuosa de lo que significa esta escultura emblemática para los tapatíos.

“Tuve la oportunidad de estar en el andamio conociendo La Minerva a máximo detalle y si hay algo que respeto mucho es a estos primeros autores que la hicieron. Desde el principio me pareció que el tratar de imitarla tal y cómo es era como copiarla, yo me fui por el tema de poderla reinterpretar de una manera, como ha sido mi trabajo, lo más sintético posible de algo que ya está puesto en el consciente colectivo de los tapatíos”.

Un sello único

Adrián Guerrero hace hincapié en como los Premios Minervas serán un parteaguas en el reconocimiento a los músicos jaliscienses que ayudaron en la consolidación de recintos icónicos para conciertos como lo fueron El Roxy o la concha acústica del parque Agua Azul, y que también fueron testigos del nacimiento y desarrollo de proyectos sonoros ya referentes de la metrópoli como La Revolución de Emiliano Zapata, Cuca, Garigoles o Rostros Ocultos, por ejemplo.

“Mi relación con la música tapatía ha sido cercana de alguna u otra manera. Siempre la música ha estado presente en mi trabajo, en mi vida desde chavito. Nací en 1975 y muchos de ellos me tocaron cuando se estaban formando, me tocaba escucharlos y esos sonidos se convirtieron en el soundtrack del diario vivir”.

Con el reto de representar la identidad tapatía, la nostalgia, pero también la vanguardia musical de la metrópoli, Adrián Guerrero decidió reinterpretar a diosa griega, La Minerva, en una escultura que destaca por su minimalismo, pero con un alto nivel de representación para respetar los elementos estéticos de la emblemática escultura y sea identificable a primera vista desde su fina silueta.

“Fue sintetizarla de la manera más sencilla para que pudiera decir que es La Minerva, pero sin la pretensión de imitar lo que hizo Joaquín Arias”, indica Adrián Guerrero al detallar que este nuevo galardón tiene 22 centímetros de altura y será acompañada de una placa metálica para inmortalizar el nombre del artista que sea premiado.

Tapatío

Temas

Lee También