Domingo, 23 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Deportes

Atlas: A cambiar el llanto, por el éxtasis de un título

Han pasado 22 años desde la última final de los Rojinegros; Atlas buscará darle una alegría a varias generaciones que sueñan con ver a su equipo campeón

Por: Javier Robles

DEL ROJINEGRO. Alejandro Lugo, su abuelo Fernando, su padre Víctor y ahora su hijo Matías, visten la playera de la Academia, apoyando con pasión y orgullo.  ESPECIAL

DEL ROJINEGRO. Alejandro Lugo, su abuelo Fernando, su padre Víctor y ahora su hijo Matías, visten la playera de la Academia, apoyando con pasión y orgullo. ESPECIAL

La final del Verano 1999 del futbol mexicano dejó marcada a toda una generación. Chicos y grandes la vivieron a su manera, pero con la esperanza de que por fin se lograría el tan ansiado título. Por una broma del destino, Toluca se quedó con el campeonato, festejó tras una dramática serie de penales y la frustración, el enojo y el llanto llegaron.

Alejandro Lugo Ruvalcaba, un aficionado de cepa, un rojinegro desde la cuna, recuerda cómo vivió aquel duelo de la Final entre Atas y Toluca, en donde solo tenía 10 años, pero ya tenía la consciencia de saber que los Zorro serían el equipo de sus amores.

“Yo tenía 10 años, la viví como nunca. Tuve la fortuna de ir al Jalisco al partido de Ida, fui a la Zona B con la ‘Perra Brava’ (grupo de animación de los Diablos) por un lado; era la primera vez que iba a la parte alta del Estadio, fue una experiencia increíble, fue un juegazo. Esa ‘Generación Dorada’ del Atlas nos hizo soñar.

“El de vuelta, recuerdo que estábamos en Chapala en la casa de campo de la familia. Fue una fiesta, nos pintamos el pelo, yo lo hice mitad rojo y mitad negro, lo viví a muerte, apoyamos con todo con mi familia y cuando terminó, acabé decepcionado, me agarré llorando, me metí a la alberca llorando de frustración porque no pudo quedar campeón el equipo de mis amores, y espero que en esta ocasión se logre por fin y seamos campeones”, dijo el aficionado del Atlas que hoy radica en Los Cabos, pero que espera darlo todo por acudir al juego de vuelta en la Perla Tapatía.

ESPECIAL

Alejandro Lugo, parte de una familia rojinegra y de miembro de cuatro generaciones que han apoyado al Atlas desde siempre. Su abuelo Fernando, su padre Víctor y ahora su hijo Matías, visten la playera de la Academia, apoyando con pasión y orgullo.

JL

Temas

Lee También