Viernes, 26 de Noviembre 2021

“Plaza Catedral”, ficción que refleja la crudeza social

Dos historias que convergen en una misma violencia; este es el retrato principal de esta película con alto impacto emocional

Por: El Informador

Al frente. La actriz Ilse Salas y el cineasta Abner Benaim posan en el complejo del Conjunto Santander de Artes Escénicas. El Informador/ G. Gallo

Al frente. La actriz Ilse Salas y el cineasta Abner Benaim posan en el complejo del Conjunto Santander de Artes Escénicas. El Informador/ G. Gallo

Entre la realidad y la ficción hay una línea casi invisible y el filme “Plaza Catedral”, dirigida por el cineasta panameño Abner Benaim, muestra cómo la violencia, cuando se hace presente, no conoce de fronteras ni nacionalidades ni edades ni clases sociales, llega y se instala como la humedad, trastocando y destruyendo todo a su paso sin importar que sus personajes sean ficticios o un reflejo de la crudeza social.

Luis Argueta, con historias pendientes sobre la migración

Tras estrenar mundialmente “Plaza Catedral” durante el primer fin de semana del presente Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), Abner Benaim, junto a su protagonista la actriz mexicana Ilse Salas (“Las niñas bien”, “100 días para enamorarnos”), relatan los impactos emocionales que esta trama ha traído consigo desde el primer momento de su concepción, pues aunque el también documentalista Benaim no la creó para aleccionar sobre el encuentro de una mujer privilegiada y un niño trabajador de las calles y cómo la violencia marca sus vidas, tristemente el guion pareció ser una profecía sobre lo que su otro protagonista, el niño Fernando Xavier de Casta, experimentó tiempo después de filmar este proyecto, pues perdió la vida por los conflictos violentos de su tierra natal.

“La conexión emocional que tengo con la película es desde antes más allá de la tragedia de Fernando, era muy potente y poderosa. El hecho de haber visto la película, después de la tragedia de Fer, yo tenía mucho miedo, no quería sentir la ausencia de Fernando, pero curiosamente fue dimensionar la tragedia, pero también sentir su presencia, su vida rebasó por mucho la tragedia de muerte”, explica Ilse Salas al detallar cómo fue adentrarse a esta historia en la que “Alicia” se vincula con “Alexis” (Fernando) y descubren sus coincidencias con el abandono emocional y la necesidad de amor, aunque sus estilos de vida son totalmente lejanos, pero situados en la misma soledad vulnerables al clamor social.

“Lo fuerte, cómo ha dicho Abner, es que tenemos a Fer plasmado en una película, se ha dicho su nombre y se ha visto su cara, lo nombramos, recordamos y honramos, pero es la realidad de miles de niños alrededor del mundo, que nadie saben cómo se llamaban. Creo que es algo en lo que no podemos dejar de pensar, no sé cómo se resuelve, yo soy una contadora de historias nada más, pero creo que tiene un valor contar historias que tengan que ver con dolores como la desigualdad social y la violencia en la que vivimos”.

Una historia desde la honestidad

Ilusionado por la posibilidad de que “Plaza Catedral” pueda ganar el Premio Mezcal tras ser seleccionada oficialmente en la competencia insignia del FICG, el cineasta Abner Benaim recuerda cómo su amistad con un lavacoches en su natal Panamá, fue clave para comenzar a tejer esta historia que explora los desafíos de la infancia precarizada, pero también cómo la esperanza está presente cuando se borran los prejuicios sociales de nuestros orígenes y motivaciones.

“El origen de la película es totalmente diferente de lo que terminó siendo, eso pasa con muchas ideas, en las que está la semilla, pero después está el proceso y la historia va cambiando. Yo vivía en el mismo apartamento donde se filmó la película en la ‘Plaza Catedral’, y desde el balcón veía un señor que cuidaba coches y que se quedaba todas las noches, nos fuimos haciendo amigos, hablábamos por mucho rato, era una amistad rara y esa fue la semilla dije que había algo, pero después se fue metiendo la ficción, agarro cosas que he vivido o que me han contado y me impactan. Lo que más me interesaba contar era a dos personas que vienen de mundos diferentes y tienen un encuentro inesperado que les cambia la vida, ambos necesitan al otro”.

Abner Benaim, director de “Yo no me llamo Rubén Blades” (HBO), señala que tras estrenar “Plaza Catedral” en el FIGC, ya están en charlas nuevas rutas de exhibición para que el filme llegue a más festivales para alistar su estreno comercial.

“Plaza Catedral” tuvo proyecciones el 3, 4 y 5 de octubre en Cinemex Patria. Para consultar más información y la cartelera completa del FICG, visita https://ficg.mx.

¿Quieres saber más?

Si quieres tener más contenido, más imágenes y aún más noticias, entonces descarga INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, donde tenemos materiales exclusivos para tí.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb

Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

MQ

Temas

Lee También