Jueves, 08 de Diciembre 2022
Estilo |

Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer: titanes a todo lujo

El nombre Wagoneer pisa nuestro territorio con fuerza y lo hace con dos camionetas que quieren sorprender a sus rivales, pero sobre todo a quienes buscan una suv de este tipo

Por: El Informador

Impone. La elevación de la suspensión le permite circular por cualquier camino. EL INFORMADOR/M. Castillo

Impone. La elevación de la suspensión le permite circular por cualquier camino. EL INFORMADOR/M. Castillo

El mercado de la nostalgia es una apuesta segura, por ejemplo, para los amantes de la música, pero también estamos viviendo este fenómeno en la industria automotriz. Nombres del pasado reaparecen y cobran brillo y es entonces cuando nacen las ganas de tener ese renovado producto, canción o simplemente hacerte de ese objeto del deseo por los buenos momentos. Es así que renace Jeep Wagoneer y Grand Wagoneer tras 30 años de ausencia en el mercado, y se alzan como punta de lanza para formar una nueva división de lujo, que deja un poco de lado el nombre Jeep y queda solo como Wagoneer de la que se espera se desprendan más productos “American Premium”.

Para conocer más acerca de estos dos nuevos productos que llegan a México, fuimos a manejarla por las carreteras del Sur de la península bajacaliforniana, donde Los Cabos nos recibió con mucho Sol y un brillo en las playas impecable, así como nuevos caminos en los que pondríamos a prueba tanto Wagoneer como Grand Wagoneer.

Lo primero que nos percatamos es su enorme dimensión, es una camioneta tan grande como una Lincoln Navigator o Cadillac Escalade, de 5.3 metros de largo, y siendo rivales directos precisamente de la Grand Wagoneer. Luego, bajo las mismas dimensiones también conocimos la Wagoneer, lista más para competir con una GMC Yukon Denali, en duelos netamente estadounidenses y que pueden darnos una idea de esta lucha entre titanes de tres filas de asientos.

Tanto Grand Wagoneer como Wagoneer tienen diferencias casi sutiles en su diseño, donde la primera tiene su carrocería bitono, como por ejemplo esta que probamos con techo en color negro y el resto en blanco. Pero prácticamente encontramos las mismas funcionalidades, con estribo eléctrico, apertura de portón igualmente eléctrico, faros y calaveras full LED, que por cierto en estos elementos se ocultan los únicos nombres “Jeep” que hay en la camioneta, porque en el resto de la carrocería tenemos Wagoneer, hasta en el centro de los rines.

Cómoda. La máxima bondad del interior es ofrecer confort y seguridad en todas las plazas. EL INFORMADOR/M. Castillo

En el interior, las diferencias son sustanciales, mientras que en la Grand Wagoneer hay piel y auténtica madera de nogal que huele delicioso, en la Wagoneer (a secas) tenemos plásticos en tablero un tanto más rígidos y menos premium que su hermana “mayor”. Sin embargo, en ambas encontramos versatilidad y mucho espacio interior. Mientras que en la Grand Wagoneer tenemos como equipamiento superior el contar con pantallas posteriores, en la Wagoneer no hay este elemento. Pero, al frente el conductor tiene pantallas por todos lados, como la del clúster de 12.3”, una central de 10.25” en Wagoneer y de 12” en Grand Wagoneer, así como una pantalla táctil horizontal de 10.25” bajo la anterior, head-up display de 10” y la nueva pantalla para copilotode 10.25” que tiene precisamente la función de auxiliar al conductor más allá de seleccionar la música, pues en ruta mientras la pantalla táctil central no permite ingresar un destino, en la del copiloto sí se puede y no solo eso, la información se envía al clúster y pantalla central, para no distraer a quien maneja. Y además, el conductor no puede ver la pantalla del copiloto, por el ángulo y por seguridad.

Pero eso no es todo, en la Grand Wagoneer hay dos pantallas individuales para la segunda fila, de 10.1” cada una, por lo que la suma de pulgadas debe ser tan grande como una Smart TV de casi 80”. En general, con esta tecnología nos sentimos cómodos, así como la funcionalidad de la conectividad con Android Auto y Apple CarPlay inalámbricos.

Manejo

Rodamos por las carreteras y alrededores de Los Cabos, en un ambiente perfecto para que Stellantis nos mostrara este producto, rodeados precisamente de lo que les gusta a los gringos por ejemplo, con carreteras casi perfectas, amplio espacio, casas con estilo estadounidense de enormes cocheras, y todo lo ideal para tener un Wagoneer en casa. Y es precisamente a ellos por quien está reviviendo este producto que ahora llega a México, pues el furor de ese mercado de la nostalgia casi pedía a gritos tener a la primera camioneta todoterreno de lujo de regreso. Y no, no hay madera para los exteriores, ni siquiera como parte de alguna modificación o moparización, la cual tiene cientos de opciones para equipar tu Wagoneer a placer.

Ya que nos ambientamos con esta camioneta, primero manejamos la versión Wagoneer, que con su motor V8 de 5.7 litros y 392HP, el cual como sabemos es más eficiente, sin sacrificar desempeño gracias a la nueva generación del sistema híbrido eTorque de 48 voltios. Así lo pudimos comprobar al circular con cierto brío.

Luego, entramos con ella en terracería ligera y nos gustó como la suspensión neumática contiene bien los golpes, hoyos y libra las piedras, pues esta se levanta gracias al sistema QuadraLift que añade 3.6” de elevación y se sube automáticamente o se ajusta manualmente con cinco modos, incluyendo opciones 4x4 como el modo Off Road 2 que eleva hasta en 10” la altura libre al piso o el modo Aero que rebaja la altura en 0.6” respecto al modo normal que tiene 8” libres al suelo, para darle más dinamismo a alta velocidad.

Versátil. La capacidad para siete pasajeros está asegurada, así como un amplio espacio en la cajuela. EL INFORMADOR/M. Castillo

Luego nos pasamos a la Grand Wagoneer, que nos recibió con ese ambiente de auténtico vehículo Premium, y nos dispusimos a probar con ella su suspensión entre piedras y arena, que gracias a su ángulo de salida de 24” y ventral de 22”, con una profundidad de vadeo en agua de 24” pulgadas, no tuvo problema para salir adelante y divertirnos con ella un rato. Pero, vendría el regreso a la carretera en esta unidad y con su motor V8 de 6.4 litros y 471 HP y 455 libras-pie de torque (ambos motores acoplados a una caja automática de 8 velocidades TorqueFlite y con tecnología de desactivación de cilindros) y la manejamos a velocidades que rondaban los 160 km/h, pero hay que destacar que el motor de 6.4 hace sentir su presencia y el sonido que emana es hasta emocionante. Acelera con contundencia, la camioneta se planta bien a la carretera y su capacidad de 4x4 pasa a ser la de una SUV con tintes deportivos. La dirección es ligera, suave y al mismo tiempo precisa para mover con agilidad esta mole.

En conclusión, la apuesta por Wagoneer y Grand Wagoneer está claramente definida, para pelear un segmento donde Cadillac o Lincoln están bien posicionadas, pero con esta versión el público con alto poder adquisitivo podrá tener una opción más interesante, pues llegan como las versiones “Series III”, que significa que quien se haga de una de ellas tendrá lo mejor de lo mejor de Jeep, o mejor dicho, de Wagoneer.

Precio

  • Wagoneer 2022: $1,842,900
  • Grand Wagoneer 2022: $2,252,900

Mario Castillo/ Los Cabos, BCS

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones