Lunes, 05 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

Volviendo a nuestras raíces

Kamilos 333 es un referente de la cocina tradicional tapatía, además de preservar varias recetas clásicas
 

Por: @superchofo

Carne es su jugo, uno de los platillos más representativos de la cocina tapatía. ESPECIAL

Carne es su jugo, uno de los platillos más representativos de la cocina tapatía. ESPECIAL

Pocos son los restaurantes en nuestra ciudad con tanta trayectoria e historia como Kamilos 333. Inició allá por el año de 1975, en manos de don Fermín Camarena, quien murió en 2011, dejándole a doña Rosa Meillón la labor de sacar adelante el restaurante. Ahora, a sus 83 años sigue al frente coordinando toda la acción con la ayuda de su hijo Fermín 2do y su nieto Fermín 3ero, quien  es el chef que está al frente de la cocina. 

Y es que este famoso restaurante es visita obligada para nuestros visitantes, ya que tiene uno de los platillos más representativos de la cocina tapatía: Carne es su jugo. Aquí ofrecen los famosos frijoles caldosos con maíz, que son una delicia y se sirven con unas tiritas de tortilla frita que dan esa capa de textura extraordinaria, acompañados de su queso espolvoreado, lo que hará que pidas otros, ya que son de cortesía. En realidad, estos frijoles, que tienen su procedencia en el Sur de Jalisco, son de origen humilde y por tal motivo, no van refritos, sino; caldosos como los ofrecen aquí.

Acudí de antojo de la buena “Karne en su jugo” que ofrecen en sus tamaños chica y grande (de $160 y $170 respectivamente). Ordené la chica, que en realidad es suficiente para saciar cualquier apetito, muy bien servida, en su plato de barro tonalteca, con su carne en pedazos pequeños -como debe de ser, y no con pedazos apelmazados-, con sus frijoles de la olla y un tocino grueso en pedacitos muy crujientes que te vas encontrando de cuando en cuando al cucharear, y acompañar con esas tortillas pasadas por un poco de aceite que te ofrecen muy calientitas, para chopear y hacer pequeños cucuruchos para comerla como los modales que un platillo tan excelso manda, hasta acabar con ese sabroso caldito que guarda todo el sabor y algo de la salsa de chile Yahualica que le añadí.

Como no es choro lo de los frijoles que les comenté, también pedí unas Kikadyas ($100) que son un plato que va más allá del antojo, hagan de cuenta que es un platillo entre enfrijolada y quesadilla bañada. Vienen dos quesadillas -sí, de las que tienen queso-, a la plancha con tortillas gordas recién hechas, a las que bañan con este excelso frijol líquido muy aguado y a la que no sabes si entrarle con tenedor y cuchillo o de plano con una cuchara dejando toda la pena y un “discúlpame pero perdóname” por un lado.

Tienen aguas de sabores ($34), entre las que se encuentra una de horchata muy bien lograda y jamaica que es mi preferida.

Nos ofrecieron postre, pero la verdad y aunque parezca broma, ya no me cabía nada, me sentí como cuando sales de la gasolinera con tanque lleno, feliz y orgulloso.

No te pierdas los desayunos. Tienen gorditas y champurrado del que ya no se encuentra en cualquier lado.

¡Sé feliz!

ASISTE

Kamilos 333

C. José Clemente Orozco 333, Santa Teresita, 44600 Guadalajara, Jal. Horario todos los días de 9:00 AM a 10:00 PM. Tel 3338257869. IG @kamilos333

Comida 5

Lugar 4.5

Servicio 5
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones