Lunes, 21 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Bufones

Por: Jaime García Elías

- Bufones

- Bufones

A ver: que un antiguo -y no muy descollante, por lo demás- actor de cine, Ronald Reagan, llegara a ser gobernador de California (de 1967 a 1975) y después electo y aun reelecto presidente de los Estados Unidos (de 1981 a 1989), o un comediante, Jimmy Morales, llegara a ser presidente de Guatemala (de 2016 a 2020), no significa que personajes que adquieren notoriedad en ámbitos como el espectáculo o el deporte, totalmente distanciados de la política, puedan ser considerados candidatos, por obra y gracia de su popularidad, a desempeñar cargos públicos.

-II-

Quizás el caso más notorio, a nivel mundial, de una celebridad del mundo del espectáculo que llegó a figurar en la política, haya sido el de Ilona Staller (“La Cicciolina”), una actriz pornográfica de origen húngaro que fue diputada en Italia y hasta la fecha percibe una pensión anual de 39 mil euros (alrededor de 936 mil pesos mexicanos) del Estado italiano, por los cinco años (de 1987 a 1992) en que fungió como “onorévole” (“honorable”) diputada.

En México, la cantante y actriz cinematográfica Irma Serrano fue senadora (de 1994 a 2000), y su colega Carmen Salinas fue diputada, no por elección directa sino por el principio de representación proporcional, de 2015 a 2018…, aunque luego renunció al cargo, aduciendo que “ganaba muy poco”.

En Jalisco, Tito Mena -cómico que en Guadalajara adquirió notoriedad merced a los “sketches” que presentaba en el ya desaparecido Teatro Popular de la ANDA-, y Jaime “Tubo” Gómez, futbolista del Guadalajara “Campeonísimo”, fueron candidatos a gobernador, en 1995, en tanto que “Lagrimita” y “Costel”, comediantes, se postularon asimismo como candidatos a la presidencia municipal de Guadalajara. Todos ellos fueron apoyados por partidos políticos que, con candidatos de esa ralea, populares ciertamente aunque inelegibles por su total impreparación para esos menesteres, conseguirían, para mantener su registro, los votos que de ninguna manera lograrían proponiendo candidaturas surgidas de sus inexistentes “cuadros”.

-III-

Repasar esas historias viene al caso una vez que los nombres de Lupita Jones (Miss Universo 1991), Adolfo “Bofo” Bautista (ex futbolista del Guadalajara) y algunas “celebridades” más que aparecieron en las boletas participantes en las elecciones del domingo pasado, fracasaron en sus intentonas.

La política no necesita de personajes tan ambiciosos como impreparados -o tan necesitados de obtener, incursionando en ella, ingresos a los que no tendrían acceso mediante el trabajo honrado-, para ser, como ya es de por sí, un oficio bastante desprestigiado.

Temas

Lee También