Miércoles, 12 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- “Transformar” Guadalajara (y II)

Por: Jaime García Elías

- “Transformar” Guadalajara (y II)

- “Transformar” Guadalajara (y II)

Por supuesto, hay muchos aspectos en que sería deseable someter a Guadalajara a una transformación, en beneficio de la calidad de vida de sus habitantes, tan venida a menos de unos años a la fecha…

Entre la ciudad “linda y provinciana” que alcanzó el rango de metrópoli por obra y gracia del nacimiento del Tapatío un Millón (el 8 de junio de 1964) y la actual, hay una diferencia brutal. Pretender -y más aún: prometer- una “transformación” de Guadalajara, como plantea uno de los candidatos a gobernarla tras las próximas elecciones, obliga a partir de la premisa de que la actual Guadalajara es una compleja mancha urbana -o Zona Metropolitana, para que suene mejor- integrada por diez municipios (Tlaquepaque, Tonalá, Zapopan, Tlajomulco de Zúñiga, El Salto, Juanacatlán, Ixtlahuacán de los Membrillos, Acatlán de Juárez, Zapotlanejo y la propia Guadalajara) indisolublemente fusionados entre sí.

-II-

Entre los aspectos que muchos urbanistas y otros tantos munícipes (o aspirantes a) han contemplado, con la intención de mejorar la calidad de vida de los tapatíos, sobresalen los siguientes:

1.- El repoblamiento del Centro de la ciudad.

2.- La reestructuración del transporte público.

3.- La renovación y modernización de pavimentos y mercados.

4.- La renovación de la envejecida y obsoleta infraestructura hidro-sanitaria (incluida la instalación de un sistema que permita captar y aprovechar las aguas pluviales y reducir las inundaciones).

5.- La protección efectiva de la Barranca de Huentitán y el Bosque de La Primavera.

6.- El saneamiento integral de la Cuenca del Ahogado y la reurbanización del Cerro del Cuatro, calificados ambos como barbaridades urbanísticas y desastres ecológicos.

-III-

El diagnóstico que contempla la pertinencia de esas deseables intervenciones ya es añejo. Se trata de asignaturas pendientes desde hace un largo rato, y que no se han resuelto no precisamente por falta de voluntad política ni de visión, sino por elemental falta de recursos; porque todas ellas son asignaturas que demandan inversiones descomunales, inaccesibles para los presupuestos disponibles.

Entiéndase: no es que sea una misión imposible. Es, en cambio, una empresa irrealizable para uno solo de los municipios integrados a la mancha urbana, aunque factible para los órdenes de gobierno estatal o federal… a condición de que acertaran a vislumbrarlos, planificarlos, unificar voluntades y convencer a los gobernantes de los diez municipios sobre la necesidad imperiosa de resolver, todos juntos, uno a uno, esos pendientes.

Es eso… o poner la lista de los mismos en manos de Mandrake el Mago.

jagelias@gmail.com

Temas

Lee También