Sábado, 16 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿A dónde va nuestro mundo?

Por: María Belén Sánchez

¿A dónde va nuestro mundo?

¿A dónde va nuestro mundo?

Como cada semana, la invitación se enfoca a reflexionar en alguno de esos aspectos fundamentales que nos envuelven y nos orientan la vida.

En la historia de la humanidad cada época ha tenido sus avatares propios que le han llevado por senderos que de una u otra forma han configurado su devenir. Muchos conflictos han sido causa de retroceso en el avanzar por el progreso soñado, y muchos hechos han logrado saltos de altura.

No obstante, en este siglo XXI que se perfilaba como el mejor, donde lo máximos logros estaban al alcance de las manos; de pronto vemos que la ciencia, la tecnología, los grandes inventos, se vuelven invisibles ataduras que lejos de crear un progreso positivo, se van volviendo lazos invisibles o, más bien, luces engañosas que elevan por senderos de fantasía y alejan de la verdadera ruta de elevación y progreso.

Porque de poco o nada me sirve que pueda yo contactar con un millón de personas lejanas y ausentes, a las cuales no conozco, ni llegaré nunca a siquiera a ver. Y contrastantemente, ignoro qué viven los más cercanos a mi vida, qué piensan, qué les gusta, qué sueñan, cuáles son sus más íntimos ideales.

Así, constatamos que con tanta información que nuestro cerebro no alcanza a asimilar, no progresamos en sabiduría y en otros rubros más humanos. Es cierto que los niños saben mucho, pero cosas tan insustanciales que en ocasiones hasta les obstaculizan para vivir su infancia. Y también es cierto que no alcanzamos a medir el alcance de su influencia manipuladora. Eventos, productos, fantasías, juegos, distractores, todo eso que poco a poco nos invade como el agua de las tormentas que recientemente hemos contemplado, pero que nos impide ver nuestra auténtica realidad.

Y personas adultas, cualificadas, reconocidas, dan a veces unas respuestas que asombran por su insensatez. Como puedo hoy afirmar de un periodista a quien preguntaron acerca de “religión” y lo que dijo más bien fue una definición de superstición… porque hay en el ser humano algo de mucha más hondura que toca las fibras más sensibles del ser y es lo que le levanta sobre la naturaleza y sobre todas las otras especies.

Desde un panorama así, no es remoto que al cabo de dos o tres generaciones, ya el nivel de conocimientos y de discernimiento sea ínfimo, y que como lo único que sirve es el capital circulante, nuestros nietos y bisnietos se conformarán con eso y ciertamente sabrán mucho de matemáticas y de contabilidad.

Y no obstante, el momento es hoy, momento para despertar y empezar a hacer camino con todas las facultades humanas que Dios nos ha concedido y que ciertamente podremos poner en acción si prestamos atención en el desarrollo de esas facultades con las cuales el Creador dotó a la humanidad desde el inicio de los tiempos.

Ciertamente me gustaría saber tu opinión al respecto y, si quieres, puedes comentar lo que gustes enviándome un e-mail a mariabelens9@gmail.com. Y que todo sea para un futuro mejor y para bien de la humanidad.

Temas

Lee También