Lunes, 20 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Aceptan a Toledo porque son como él

Por: Salvador Camarena

Aceptan a Toledo porque son como él

Aceptan a Toledo porque son como él

“¿Cómo es posible llevar a un hampón y asesino como candidato? Si no fuimos con el PT en numerosos espacios, ¿por qué aquí sí? Es tiempo de deslindarnos. En el Distrito 5 federal en Puebla no proponemos a delincuentes sujetos a proceso”, escribió el 20 de mayo en twitter Bertha Luján, presidenta del Consejo Nacional de Morena, al manifestarse en contra de la candidatura que, bajo las siglas del Partido del Trabajo, la alianza oficialista dio a Mauricio Toledo. Nueve semanas después, una Cámara de Diputados con mayoría morenistas se niega a desaforar al exdelegado de Coyoacán.

El mensaje de Luján en esa red social fue precedido por una carta que ella misma dio a conocer mes y medio antes, el 2 de abril. En esa misiva, suscrita también por cinco candidatos de Coyoacán, argumentaba: “Es una persona que se contrapone a los principios de Morena: ‘no mentir, no robar y no traicionar’. (…) Toledo Gutiérrez fue acusado por la Fiscalía de la Ciudad de México por delitos de corrupción y enriquecimiento ilícito, y hay un proceso de desafuero en curso contra él, en la Cámara de Diputados. (…) Resulta totalmente incongruente, que una persona con tales señalamientos directos sea considera como candidata. (…) En este proceso electoral, Toledo está detrás de los candidatos a diputados locales y federales, así como del candidato a la Alcaldía de Coyoacán PRI, PAN y PRD opuestos a nuestro proyecto. Por ello, solicitamos sea retirada de inmediato la candidatura”.

Es obvio que ni a Mario Delgado, presidente del CEN de Morena, ni a los líderes del PT les importó mucho lo que Luján y candidatos morenistas en Coyoacán denunciaron con esa carta pública. Toledo ganó el distrito por el que competía el 6 de junio y, cosa no menor, en efecto en Coyoacán se impuso como alcalde un personaje -Giovani Gutiérrez- que ha sido ligado al exdelegado perredista. El peor escenario previsto por los morenistas de cepa.

Esos antecedentes ayudan a tratar de entender (es un decir) lo que ocurre hoy en el Congreso, donde “alguien” ha evitado que Toledo pierda el fuero del cargo que obtuvo en 2018, quizá para dar tiempo a que de nueva cuenta jure como legislador y quede impune al menos hasta 2024 y quién sabe si más allá, pues hay que recordar que los delitos prescriben.

Los mensajes de Luján no dejan lugar a dudas del concepto en que tienen al político que, además, en la campaña electoral de 2018 tuvo para con Claudia Sheinbaum la cortesía de impedir a sillazos actos proselitistas que la pupila de Andrés Manuel López Obrador intentó llevar a cabo en Coyoacán.

Si se permitió al PT postular a Toledo, y si a pesar de contundentes mensajes de tan influyentes militantes no se le retiró la candidatura significa que para Morena, como antes para el PRI, el PRD o el PAN, los acuerdos están por encima de los principios.

Morena y PT se niegan al desafuero de Toledo, pero el caso tampoco ha suscitado una revuelta en San Lázaro ni mucho menos. Como si los legisladores de todos los partidos estuvieran acostumbrados a ascos mayores.

Si a los de Morena no les molesta compartir curules y tribuna con alguien que se ha burlado de ellos, que los ha mandado correr de “su” territorio y que se supone que representa todo lo que no quieren ser, entonces es más que claro que para esos diputados, y para los de los otros partidos, Toledo es simple y llanamente uno de los suyos. Felicidades, son como él.

sal.camarena.r@gmail.com

Temas

Lee También