Miércoles, 01 de Febrero 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿’Balde de agua fría’ para las remesas?

Por: Daniel Rodríguez

¿’Balde de agua fría’ para las remesas?

¿’Balde de agua fría’ para las remesas?

Hace casi 19 años -abril del 2004- en el epígrafe de un informe del Centro de Estudios Comparativos de Inmigracion de la Universidad de San Diego denominado ‘Tendencias de las remesas de los migrantes mexicanos en Estados Unidos’, redactado por Fernando Lozano Ascencio, director del Centro Regional de Investigaciones Multidisciplinarias de la UNAM (CRIM), el expresidente Vicente Fox escribió: “Que Dios se los pague con creces, porque sus familias hacen un excelente uso de ese dinero”.

Ya desde aquellos años, Lozano Ascencio en ese reporte hablaba de que los emigrantes mexicanos son “excluidos sociales que, al convertirse en migrante y empezar a enviar dinero a su país de origen, se transforma -desde la perspectiva del discurso oficial- en un promotor estratégico clave en el desarrollo y el sistema lo eleva a rango de héroe”.

Y precisamente en lo que va de la administración, el presidente López Obrador -en por lo menos dos ocasiones- se ha referido a los mexicanos en Estados Unidos como “héroes”, pero a la vez en las mismas ocasiones ha querido aprovecharse de ese ingreso, mencionando como ‘casi’ un triunfo de su administración (?). Y es que los migrantes son verdaderos héroes nacionales, cuando el dinero que envían a México es hoy, el principal ingreso del país, superando a la inversión extranjera, turismo y petróleo. Las remesas hasta noviembre del año -según el Banco de México- pasado totalizaron 53,125 millones de dólares, que sumadas a las de diciembre -aún no se conoce la cifra oficial- el ingreso sería de alrededor de los 60 mil millones de dólares.

Bueno, pues las remesas están ‘bajo la lupa’ y los envíos se analizan con microscopio. Según un documento de 200 páginas de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) -publicado la semana pasada por The Wall Street Journal-, advierte que el Departamento de Seguridad Nacional está llevando a cabo un programa gubernamental de vigilancia, con una “recopilación indiscriminada de registros de transferencias de dinero” cuando superan los 500 dólares y que son enviadas hacia México desde los cuatro estados fronterizos -Arizona, California, Nuevo México y Texas-.

Según el documento, se han enviado citaciones a empresas de transferencia de dinero, pidiendo datos personales de los clientes que están siendo procesados por una organización denominada Transaction Record Analysis Center (TRAC), que aparentemente cuenta ya con 145 millones de registros de transacciones financieras de personas desde el 2021. Nathan Freed Wessler, subdirector del Proyecto de Discurso, Privacidad y Tecnología de ACLU, dijo que “Estos registros pintan un retrato condenatorio de la extralimitación del gobierno. No se debe permitir que el gobierno recoja millones de registros de un gran número de personas sin ninguna base para sospechar”.

Desde hace mucho años se tiene la sospecha que las transferencias de dinero de Estados Unidos a México no son solamente usadas por los inmigrantes para enviar dinero a sus familias. Hace tres años la Agencia para el Control de Drogas (DEA) publicó una Evaluación Nacional de Amenaza de Drogas 2020, donde señala que las organizaciones criminales mexicanas usan ese tipo de transferencias “para mover dinero mientras ocultan la ruta de los ingresos ilícitos”. Hay que recordar lo que hace algunos meses el Departamento de Justicia de Estados Unidos
informó sobre la detención de 28 miembros del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), quienes fueron acusados de lavar 10 millones de dólares en Texas, dinero que enviaban en “miles de transacciones” en remesas a México, así como de ocho personas detenidas en Ohio por usar el mismo método para mandar 44 millones de dólares a la misma organización criminal.

Las sospechas sobre el uso de remesas para lavar dinero no son recientes, sin embargo, las conclusiones que se puedan sacar de las actuales investigaciones y las consecuencia que generen, pudieran poner en riesgo -en gran parte- el extraordinario ingreso que el país recibe, lo que significaría un ‘balde de agua fría’.

¿Usted, qué opina?

Daniel Rodríguez
daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones