Domingo, 19 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Buscar en vida

Por: Rubén Martín

Buscar en vida

Buscar en vida

Nacidas del dolor de tener a un hijo desaparecido, miles de familias de todo el país se han organizado por su cuenta y despliegan un amplio repertorio de estrategias para dar con el paradero de sus personas ausentes, ante la desesperanza por la inacción o falta de resultados de las autoridades de todos los niveles de gobierno.

Es así que por todo el país han surgido organizaciones de familias que se dedican a buscar a sus hijos por su propia cuenta. Varias de esas familias buscan por su cuenta fosas clandestinas o centros de enterramiento con la justificada intención de cerrar un duelo que no cierra porque cada día que un hijo está desaparecido, el dolor se repite. 

En este amplio repertorio de estrategias de resistencia ante el dolor provocado por la guerra informal que atraviesa la sociedad mexicana, un conjunto de familiares decidió apostar por buscar en vida. 

Estas familias organizadas de distintos estados del país formaron la Brigada Nacional de Búsqueda en Vida para poner el acento en la esperanza de poder encontrar a sus hijos no en una fosa sino en otro lugar, los llamados “puntos de vida”.

Esta Brigada Nacional de Búsqueda en Vida se encuentra aquí en Jalisco desde el domingo y hasta el 17 de julio para llevar a cabo diversas actividades. El domingo estuvieron en una misa en la Catedral de Guadalajara, el lunes ofrecieron una rueda de prensa en el centro de la ciudad y por la tarde marcharon desde la plaza de la Patria hasta la Glorieta de los Desaparecidos. Ayer las familias que integran esta brigada llevaron a cabo actividades en Ciudad Guzmán y Sayula. 

Lucy López Castruita, que busca a su hija Irma Claribel Lamas López, desaparecida en Torreón hace trece años, explicó los objetivos de esta Brigada Nacional de Búsqueda en Vida.

“Esta búsqueda nació por la incertidumbre y la necesidad y esperanza de poder encontrarlos con vida. Esta acción la hacemos en diferentes estados del país. Nos conjuntamos varios familiares de personas desaparecidas y realizamos la búsqueda. Sabemos dónde desapareció nuestro familiar, pero no a dónde se lo llevaron. La búsqueda en vida es importante porque sabemos que podemos encontrar en situación de calle, Ceresos, hospitales generales y centros de salud mental. Y ya que estamos en otros estados visitamos también los Semefos, porque tampoco descartamos la posibilidad de encontrarles en este lugar. Realizamos marchas pacíficas, pero con concientización para las autoridades y la sociedad civil. También se ofician misas por nuestros desaparecidos y sus familias. Visitamos planteles educativos para una visibilización, concientización y prevención. Esta es nuestra lucha por los que nos hacen falta”, dijo Lucy López en entrevista en Radio UdeG.

La tenacidad de estas familias organizadas consigue afortunados hallazgos. En marzo del año pasado la Brigada Nacional de Búsqueda logró identificar aquí en Jalisco a varias personas que tenían reporte de desaparición, al visitar el penal de Puente Grande y un hospital del Instituto Jalisciense de Salud Mental. Lamentablemente llegó la pandemia por COVID-19 y con ello el confinamiento que obligó a la brigada a suspender las actividades que tenían planeadas en el estado.

Más de un año después, y ahora en el contexto del rebrote de casos de coronavirus, los integrantes de la Brigada Nacional de Búsqueda regresan a Jalisco a seguir buscando a sus hijos ausentes en lo que llaman “puntos de vida”.

Las estrategias que llevan a cabo las propias familias organizadas son muy importantes para buscar e identificar a sus hijos ausentes y para presionar al Estado y las maquinarias que propician las desapariciones, a poner fin a esta arista tan dolorosa de la guerra informal que vive la sociedad mexicana.

Ya sabemos que las desapariciones es uno de los grandes problemas nacionales, pero a veces perdemos la magnitud del problema que enfrentamos. Oficialmente el gobierno federal reconoce que hay 89 mil 647 personas desaparecidas lo que coloca a México como el segundo país con más desapariciones en el mundo, apenas por debajo de Siria, una nación atravesada por una guerra civil e invasiones de potencias mundiales. Y en este contexto, Jalisco es, lamentablemente, el estado con más casos en el país con 13 mil 215 casos. Hasta encontrarles. 

rubenmartinmartin@gmail.com

Temas

Lee También