Miércoles, 12 de Mayo 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Colomos III sin Novia

Por: Jaime Barrera

Colomos III sin Novia

Colomos III sin Novia

En enero de 2016 la intentona de construir más de una treintena de casas en el Bosque Los Colomos, en el predio conocido como Chuchucate, por el manantial que ahí existe, provocó la defensa más sonora y múltiple en los 50 años de historia de devastación que lleva ese pulmón y fábrica de agua de la ciudad y del que queda menos de la mitad de su superficie inicial por las presiones y apetitos de desarrolladores inmobiliarios y funcionarios corruptos que por años fueron talando árboles para así despejar y hacer negocios con los suelos más caros de la ciudad en detrimento de la calidad ambiental de la metrópoli.

Era tan sentida esa preocupación por parte de la ciudadanía, que la bandera de la defensa de Colomos III inicialmente enarbolada por el entonces y ahora ex tinto gobernador priista Jorge Aristóteles Sandoval, fue compartida por el entonces poderoso alcalde tapatío naranja, Enrique Alfaro, al grado de afirmar que irían juntos por esa causa.

El gobierno del Estado sacó a sus funcionarios a recabar 22 mil firmas de ciudadanos para respaldar el amparo colectivo y blindar a este predio de toda acción de urbanización, mientras Alfaro puso su renuncia antes de permitir cualquier obra. Desde la ciudadanía también hubo acciones de defensa al bosque. La Asociación Civil Defensa Colectiva contrató al despacho Rincón Mayorga Román que presentó un amparo colectivo a favor del bosque en el Poder Judicial de la Federación "por los derechos violentados" de los que habitan Guadalajara y Zapopan.

A partir de entonces inició un largo litigio que llamé La Cruzada por Los Colomos, que pensé había acabado con los apetitos que depredaron y se enriquecieron ilegalmente del bosque, pero que se volvieron a asomar con la muy sospechosa visita del consejero Iván Novia a la Ciudad Judicial la semana pasada.

Por eso este miembro de la Judicatura del Poder Judicial de Jalisco, cuya llegada a ese cuerpo colegiado se dio de madrugada y tras un proceso viciado que violó la convocatoria inicial en junio del año pasado, tendrá que explicar mucho más que sólo decir que fue a revisar los baños, luego de que fue sorprendido saliendo de la oficina del juez cuarto de lo civil donde se ventila el caso de David de Anda, ex cliente de Novia, y quien reclama parte de Colomos III.

Para refrendar su compromiso de renunciar a su cargo si se hacía una obra en ese predio como lo hizo en el 2016 que era alcalde tapatío, Alfaro deberá respaldar con todo a Arturo Díaz Maldonado, director de amparos de la consejería jurídica de su gobierno, y quien tuvo la valentía de acusar en su cara a este consejero de la Judicatura de violar el impedimento legal que tiene de litigar y estar aprovechando su puesto para presionar a los jueces a resolver a su favor y de sus ex clientes en detrimento de la victoria colectiva que significa la preservación de Los Colomos III.

En tanto para el Presidente del Supremo Tribunal de Justicia y del propio Consejo de la Judicatura desde el primero de enero pasado, Daniel Espinosa Licon, será su primera gran prueba para saber de qué está hecho y si lleva o no a la práctica el combate a la corrupción y a la impunidad que prometió encabezaría en el Poder Judicial de Jalisco. Mañana les cuento sobre el joven director de amparos del gobierno estatal, quien es la prueba de que hay funcionarios probos, honestos y valientes.

jbarrera4r@gmail.com

Temas

Lee También