Jueves, 16 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Corrupción en el SAT; de acuerdo al sapo es la pedrada

Por: Salvador Cosío Gaona

Corrupción en el SAT; de acuerdo al sapo es la pedrada

Corrupción en el SAT; de acuerdo al sapo es la pedrada

Terminar con la corrupción, erradicarla, acabar con esta infausta práctica de gobiernos anteriores, fue un slogan que repitió Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en cada plaza, en cada mitin, en cada escenario que pisó, y sin temor a equivocarme, fue fundamental para que llegara a alcanzar el cargo que ostenta actualmente. Pero a casi tres años de gobierno, no sólo no ha logrado combatirla, sino que ante su ineptitud y la de muchas personas que lo acompañan en el ejercicio de gobierno, se ha abierto la puerta a que incluso haya corrupción en donde no la había o al menos no era tan notoria, como es el caso ahora de dependencias federales como el Servicio de Administración Tributaria (SAT), y la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Y es que, no obstante en la pasada administración a cargo de Enrique Peña Nieto, se promovieron acciones tendientes a que la sociedad pudiera migrar de ejercer actividades empresariales como individuo o persona física a la realización de sus actos empresariales a través de una persona moral, permitiendo organizarse jurídica, contable, financiera y fiscalmente para emprender negocios o generar productividad y empleo estableciéndose como ente colectivo instaurando  legalmente empresas ante federatario público e incluso sin necesidad de estos en forma sencilla para ciertos temas de mínimo calado, el actual gobierno federal pareciera estar pensando más en cómo obstaculizar los mecanismos para que la gente no logre organizarse o ajustarse a los criterios mundiales de hacer negocios y tarea productiva a través de empresas.

Un ejemplo es cómo se entorpece que se genere la obtención de citas para tramitar el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) a quienes buscan constituir sociedades mercantiles o civiles como instrumento operativo legal y hacen su tarea de acudir ante federatario público para proceder a la formalización legal de una persona moral, llámese sociedad anónima o sociedad civil.

Al no existir la posibilidad de obtener una cita ante el SAT, se provoca que se tenga que acudir al mercado negro para obtenerla a cambio de alguna prebenda a través de servidores públicos corruptos o con intervención de gestores ajenos al sector público  (los vulgarmente llamados coyotes) que la consiguen a cambio de sumas que van desde los 20 mil pesos y pueden llegar a los 100 mil; como dice el dicho, “dependiendo del sapo es la pedrada”.

Obviamente,  todo ello en detrimento de las certidumbre, de la legalidad, del orden fiscal, y del orden jurídico; sin menoscabo que se pierde el ímpetu de emprendedores, pues se ahuyentan potenciales inversionistas privados. Ello es derivado de una gran corrupción, porque no solamente es negligencia sino que se puede hablar de una situación criminal a casi 3 años de gobierno y esto es un asunto que está provocando crisis, ya que a pesar que se cumplan trámites ante fedatario y a partir de ello inscribirse oportunamente en el Registro Público de Comercio, ninguna empresa nueva puede iniciar actividad legal sin su correspondiente RFC , lo que les nulifica totalmente el inicio de su actividad productiva.

Un tema no menos importante porque también es imprescindible para la vida social y económica de la población son los pasaportes, pues al igual que ocurre con el SAT, en delegaciones de la SRE ya resulta prácticamente imposible conseguir una cita para lo que resta del año, generando que bajo estas condiciones existan personas que han hecho de la “caza de citas”, una forma de hacerse de recursos económicos pues las consiguen a cambio de una remuneración económica, que igual se cotiza según la urgencia de los solicitantes.

El grave problema es que esta corrupción se está normalizando y no se atisba un viento de cambio que traiga cosas positivas al respecto.

opinión.salcosga@hotmail.com
 

Temas

Lee También