Lunes, 26 de Septiembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

¿Cuánto aguantará el muro?

Por: Diego Petersen

¿Cuánto aguantará el muro?

¿Cuánto aguantará el muro?

El muro opositor aguantó la primera embestida. Morena y sus aliados no lograron la mayoría calificada en el Senado y al grito de “retirada,” regresaron como pudieron el dictamen a comisiones para que no fuera votado. Lo que ganaron fue tiempo, pues si lo hubiesen votado ayer no podrían volver a subir un dictamen similar hasta el próximo año. Y esas son las dos grandes interrogantes de este proceso, no sólo para qué quieren tiempo, sino sobre todo cuál es la prisa por sacarlo en este periodo.

Es claro que regresarlo a comisiones tiene que ver con tener tiempo para convencer, por las buenas o por las malas, a los suficientes senadores para sacar la reforma. Son varios los opositores tentados a los que, o bien no les llegaron al precio (no piensen mal, la moneda de cambio no son pesos ni dólares sino candidaturas, favores políticos, posiciones, impunidad) o necesitan que la ley se modifique para decir que sumaron algo al dictamen, que le cambiaron algunas comas y dejar así la impresión -al menos para ellos mismos- de que actuaron responsablemente en favor de la Patria. 

Las prisas, la obsesión de sacarlo en este periodo, tiene que ver con los tiempos políticos. El momento de quebrar el bloque opositor es ahora, cuando acaban de abrir un boquete en el muro usando al presidente del PRI, Alejandro Moreno, como ariete. En la medida que se acerquen las elecciones del Estado de México y Coahuila y más aún si, como se perfila, los gobernadores mantienen la alianza opositora, el chaqueteo será mas costoso. Pero el incentivo principal del momento político no es, como comentamos hace unos días, la reforma de las Fuerzas Armadas sino la posibilidad de negociar una reforma electoral que permita a este Congreso nombrar un Consejo del INE completo y no sólo a cuatro consejeros. Esto es, si no hay reforma electoral, para lograr las mayorías calificadas que requieren los nombramientos, Morena y sus aliados tendrían que entregar dos de las cuatro posiciones del INE a nombrar en 2023. Si consideramos que actualmente hay sólo dos o tres consejeros proclives a la autodenominada Cuarta Transformación el escenario no les da para tener control del Instituto. Sí, por el contrario, crean un nuevo órgano electoral, sea con siete, nueve u once consejeros, en la nueva negociación se quedarían con la mitad más uno de las posiciones. 

La ventana de tiempo que tiene Morena para derribar el muro opositor en el Senado es corta y van a cargar con todo, pues es mucho lo que está en juego, entre otras cosas que nadie moleste al Presidente, gobernadores y diputados en la promoción del voto.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones