Sábado, 28 de Enero 2023

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Alfaro y la negación de la política

Por: Diego Petersen

Alfaro y la negación de la política

Alfaro y la negación de la política

El gobernador Enrique Alfaro presentó su Cuarto Informe de Gobierno en un acto del que se discutirá más la forma que el fondo. Signo de los tiempos y del estilo personal de gobernar. Como en todos los informes, de todos los gobernadores de que tengo memoria, se confunden las cifras con los logros, los deseos con la realidad, el esfuerzo con el resultado. Hacer informes no para rendir cuentas a los ciudadanos a través de la representación popular, la cámara de diputados, sino para afirmar lo buena que ha sido la administración en manos del gobernador en turno es uno de los peores vicios de nuestra forma de ver y entender la política.

En el Informe de Enrique Alfaro podemos encontrar algunos datos útiles, la mayoría ya conocidos, pero sobre todo una forma de ver y entender la política. Muchas cosas positivas están pasando en el Estado de Jalisco, no tengo la menor duda. Hay buenos resultados en economía. Jalisco sigue siendo una región pujante, con muchos motores que se han consolidado a lo largo de los años, con el esfuerzo sostenido y compartido de todos los actores: inversionistas, empresarios, trabajadores y por supuesto las autoridades. Por lo mismo, y como forma de contraste, hay que decir que nunca he escuchado a los políticos, cuando se trata de noticias económicas, decir que son inversionistas que vienen de fuera, o que hacen negocios entre ellos, o que los buenos resultados de una empresa o sector de la economía son un hecho aislado, que el Gobierno hizo lo que sabe hacer, poner trabas burocráticas, y que nada tienen que ver con el éxito de un negocio. Todo lo contrario. Cuando se trata de presumir, los gobernantes, tengan o no merito en el asunto, van siempre a la cabeza del desfile.

No hay que escatimar los resultados que, Gobierno y sociedad, hemos tenido en momentos muy complejos. Tampoco hay que cerrar los ojos a lo que no está funcionando bien. Pero, sobre todo, no podemos permitir que se siga degradando la política.

Me niego a que se naturalice la práctica de denostar a los adversarios desde la tribuna del poder. El Informe de Gobierno es un acto de rendición de cuentas, no un espacio para saldar cuentas con los que no piensan igual.

Me niego al uso patrimonialista de los recursos públicos. La responsabilidad que le confiere la ley de proponer la manera en que se debe gastar y ejecutar el gasto no le da derecho al gobernador de decidir el destino de nuestro dinero en función de sus intereses y enconos personales. Si Alfaro tiene la certeza de que el dinero destinado a la Universidad termina en negocios personales de Raúl Padilla su obligación -como lo pide él a los ciudadanos una y otra vez- es presentar una denuncia, y luego aclararnos por qué hace tres años hizo una alianza política con el Grupo Universidad y qué beneficio personal obtuvo de ello.

Me niego a entender la política como un acto de machismo donde los mantras sean “no me someteré”, “no me doblarán”, “no claudicaremos”. La política es esencialmente un acto de escuchar para construir, no de testosterona e imposición.

Me niego, en fin, a llamarle “inche pelón” al señor gobernador, como propone la campaña del Cuarto Informe.

diego.petersen@informador.com.mx

Diego Petersen Farah

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones