Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El efecto Línea 12

Por: Diego Petersen

El efecto Línea 12

El efecto Línea 12

Asesinos, acusan los opositores al presidente en redes sociales. Carroñeros, responden los simpatizantes de Morena (gritar en redes, hay que aclararlo, es poner muchos signos de admiración y acompañar el comentario con algún insulto fuera de lugar). El uso político de la tragedia es inevitable. Lo hacía el hoy presidente cuando estaba en su eterna campaña, y lo hacían sus simpatizantes exigiendo la renuncia del gobierno en turno, montándose en el reclamo de los deudos, ya fuera en el caso Ayotzinapa, Tlatlaya o el socavón de Cuernavaca. Lo hacen también ahora los candidatos del PAN, PRI, PRD, y MC sin el menor respeto por las familias afectadas. Si algo saben hacer los políticos es lucrar con el dolor ajeno; son, unos y otros, carroñeros por naturaleza.

¿Tendrá un impacto sobre el resultado del 6 de junio; habrá un efecto Línea 12? Sin duda. El temblor de 1985 estuvo directamente vinculado a la derrota del PRI en el 88 en la capital; las explosiones de Guadalajara en 1992 marcaron la elección de 1995 en Jalisco; la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa fue el primer escalón en el ascenso del lopezobradorismo. Si bien los efectos sobre la elección se esperan principalmente en la Ciudad de México, nadie puede predecir a ciencia cierta el tamaño del impacto. Lo que podemos tener más o menos claro es que éste depende fundamentalmente de tres variables: la respuesta que dé el gobierno de Sheinbaum/López Obrador; la capacidad de la oposición para canalizar el descontento y, finalmente, cómo se procese internamente el tema en Morena.

El principal problema que tiene Claudia Sheinbaum para dar una respuesta eficiente es que está atrapada en el discurso y la omnipresencia del presidente. El simple hecho de que su aparición pública haya sido en la mañanera y no en una rueda de prensa institucional del gobierno de la Ciudad de México dejó clara la subordinación del gobierno capitalino. La respuesta a la tragedia, la que sea, tendrá que pasar por el escritorio del presidente, lo que asegura, entre otras cosas, su politización y polarización.

Enfrente hay una oposición torpe y desarticulada: los vimos haciendo campaña mientras continuaba el rescate de víctimas. Fue notable el tacto de elefantes y falta de sensibilidad. No hay, como era el caso de López Obrador en su momento, un liderazgo fuerte que canalice el descontento, por lo que pensar que el simple hecho de que exista molestia entre la población va a convertirse en voto opositor es una quimera.

El tercer elemento en esta ecuación son la fracturas internas en Morena. Los operadores políticos de uno y otro bando no dudaron en aventar mutuamente la culpa entre Ebrard y Sheinbaum, e incluso involucrar el presidente del partido, Mario Delgado. Esta especie de batalla anticipada por la sucesión es quizá el más claro efecto Línea 12, será la más difícil y puede traducirse en problemas de operación electoral el 6 de junio.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También