Sábado, 23 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El resurgimiento del ‘PRIMOR’

Por: Enrique Quintana

El resurgimiento del ‘PRIMOR’

El resurgimiento del ‘PRIMOR’

El pasado 9 de septiembre fue votada en la Cámara de Diputados la nueva Ley Orgánica de la Armada de México.

El tema sería secundario salvo que esta iniciativa obtuvo los votos favorables de Morena y sus aliados… pero también de un buen número de legisladores del PRI, con lo que logró sumar 338 votos, que por cierto, hubiera bastado para una reforma constitucional.

Puede pensarse que no se trataba de una ley que vaya a cambiar las perspectivas del país.

Pero de nueva cuenta volvieron a sonar las alarmas respecto a la solidez del bloque opositor.

Por otra parte, el sábado, el presidente López Obrador abonó a la cercanía con los priistas cuando el gobernador de Sinaloa, el priista Quirino Ordaz, fue propuesto como embajador de México en España.

En las elecciones del próximo año no se ve probable que el PRI pueda obtener triunfo alguno en las elecciones de gobernadores.

De las seis que se van a realizar, el PRI gobierna en dos, Hidalgo y Oaxaca, y lo más probable es que las pierda frente a Morena.

Si el PRI pierde sus dos estados el próximo año, quedaría gobernando en 2023 solo en ¡dos entidades en la República!, el Estado de México y Coahuila.

Precisamente esos dos estados habrán de renovar gobernador en el 2023.

A pesar de su presencia en la Cámara de Diputados, el PRI se estaría convirtiendo en un partido muy pequeño en cuanto a las gubernaturas que tiene. Bien pudiera llegar a 2024 sin gobiernos estatales.

Pero, el debilitamiento del tricolor, paradójicamente, puede darle fuerza.

Como le he comentado en otras ocasiones, la única posibilidad de que haya una competencia política efectiva en 2024 depende de que haya una alianza opositora que respalde a un solo candidato a la presidencia.

Si el PRI se convierte en otro de los partidos aliados del gobierno, las posibilidades de que Morena retenga el Poder Ejecutivo en 2024 se van al cielo.

En la perspectiva política de los próximos años, el PRI se estaría convirtiendo en un auténtico “partido bisagra”; es decir, aquel que tiene la capacidad para inclinar la balanza hacia uno u otro lado, de acuerdo con las alianzas que realice.

No descarte, sin embargo, que pueda darse una división del tricolor. Hay algunos dirigentes y legisladores que pueden encontrar en las posiciones de Morena puntos de vista que no son muy distantes de los que alguna vez sostuvieron los priistas.

Pero también hay otros que ven a Morena claramente como adversario. Por eso el riesgo de división.

Un indicio importante podría venir en las próximas semanas, pues se espera que en este periodo ordinario de sesiones del Congreso llegue la propuesta de la reforma constitucional en materia eléctrica que tratará de asegurar la preminencia de la Comisión Federal de Electricidad en el curso de los siguientes años o incluso décadas.

Esta propuesta podría ser una prueba para observar el comportamiento político de los priistas pues implicaría la primera gran reversa de la reforma energética de Enrique Peña a nivel constitucional.

Veremos.

Temas

Lee También