Domingo, 24 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Es el turno de enjuiciar a Trump

Por: Daniel Rodríguez

Es el turno de enjuiciar a Trump

Es el turno de enjuiciar a Trump

El 3 de marzo de 1807 el Congreso de Estados Unidos aprobó la ley que autoriza el empleo de fuerzas terrestres y navales en caso de insurrección, tal y como sucedió la última vez en Los Ángeles en 1992 cuando el gobernador de California solicitó la medida ante las protestas que surgieron después de que cuatro policías fueran exonerados tras golpear brutalmente a un taxista afroamericano en las afueras de la ciudad.

En su capítulo 15 de dicha ley, dice que el Presidente mediante una orden ejecutiva ‘puede desplegar tropas militares dentro del territorio para acabar con el desorden, la insurrección y rebelión’.

Pero, ¿qué pasa cuando el que incita la insurrección es el mismo Presidente?. Esa es la pregunta que muchos se hacen en Washington después de que una turba motivada por Trump invadiera el Capitolio, causara destrozos, interrumpiera un protocolo constitucional de validación de una elección presidencial y provocara la muerte de cinco personas.

El viernes por la madrugada se hizo el arresto de 13 personas que fueron plenamente identificadas, en video y fotografías, durante la invasión y que ya recibieron cargos criminales.

Ante la confirmación de la Casa Blanca de la negativa de Donald Trump a renunciar, petición que hicieron varios miembros del Congreso por considerarlo responsable de la situación, ya se redactó el documento de intención de iniciar un juicio político (impeachment), argumentando que el mandatario es el responsable de ‘incitar la insurrección’, según quedó demostrado en su mensaje durante el mitin que el mismo organizo el dia de los acontecimientos.

La Casa Blanca que también confirmó que el Presidente no irá a la ceremonia de transferencia de poder el 20 de Enero, ha dicho que la promoción del juicio está políticamente motivado, cuando los hechos, los elementos nos hablan de otra realidad.

Muchos republicanos continúan oponiéndose al proceso cuando el hecho así lo amerita, convirtiéndose en cómplices del mandatario y muchos poniendo en riesgo sus carreras políticas.

Y en un testimonio de insensibilidad, cuando muchos de los edificios federales y estatales de Washington amanecieron con sus banderas a media asta, en memoria del oficial de la policía fallecido en los disturbios, en la Casa Blanca el hecho pasó desapercibido, demostrando su posición ante una situación que el mismo inquilino provocó.

La llamada de la líder de la Casa de Representantes, Nancy Pelosi, quien dijo que la situación se “convertido en volátil e inestable” le ha pedido al Pentágono que se le retiren los derechos a Trump para poder tomar una decisión descabellada, nos hablan de la delicada situación y de los riesgos que se corren con un hombre que no solo perdió la presidencia, sino también la cabeza. ¿Usted, qué opina?.

Temas

Lee También