Domingo, 04 de Diciembre 2022

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Guadalajara... todavía

Por: Pablo Latapí

Guadalajara... todavía

Guadalajara... todavía

¿Por qué Guadalajara? Por qué en Guadalajara “todavía…” A diferencia de lo que ocurre en la mayoría del resto del país desgastado por la polarización y el desencuentro político y el hartazgo de la clase media hacia cantidad de temas de importancia aquí en la capital del Estado de Jalisco se mueven de manera natural e inercial muchas cosas y todavía se puede aspirar a algo diferente.

Desde siempre quise ser parte de Guadalajara. Hace ya más de trece años cuando se dio la oportunidad de venir a trabajar aquí a bordo del trasatlántico que en ese entonces era TV Azteca no lo pensé dos veces y aquí estoy.

Y es que Guadalajara, a pesar de que tiene una gran cantidad de problemas derivados sobre todo por omisiones, burocracia y falta de atención de los distintos gobiernos tanto estatales como municipales tiene una buena cantidad de ventajas cualitativas respecto al resto del país.

Su nombre, sus tradiciones, su clima, su ubicación geográfica y la naturaleza de su gente le dan una posición de privilegio en el mapa nacional.

Tiene condiciones inmejorables.

Su tamaño, a pesar de ser una gran metrópoli, aun la hace manejable y todavía se pueden hacer muchas cosas.

Esa es la palabra clave: todavía.

En Guadalajara todavía.

En el tema de la contaminación me sorprendió escuchar en boca de una experta que si Guadalajara realmente se pone las pilas hoy puede pensar en tener un aire mucho más limpio que en otras ciudades.

La interacción de sus grandes reguladores térmicos El Bosque de la Primavera, El Lago de Chapala y sobre todo la fantástica Barranca de Huentitán genera un entorno muy favorable para la famosa dispersión de los contaminantes.

Pero hay que actuar ya.

Es urgente que cese la impunidad en la generación de humos y contaminantes de tantos pequeños negocios que sumados son una verdadera calamidad.

Es fundamental que todos los vehículos realmente no contaminen y que no haya displicencia en la aplicación de sanciones a aquellos que lo hacen y que con la tolerancia oficial lo seguirán haciendo.

Hace falta compararse con otras ciudades para describir ese “todavía” de Guadalajara.

Y también hace falta que autoridades de todos los niveles y todos los ámbitos aprendan a comunicar eficazmente estas ventajas, cosa que no han sabido hacer.

Invitamos a tener presente ese “todavía” para no tener que cambiarlo en unos años por un “ni modo””.

Por supuesto que vale la pena.

Pablo Latapí

platapi@hotmail.com

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones