Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Marisol

Por: Gabriela Aguilar

Marisol

Marisol

Los números son escandalosos. Nos sorprendemos porque 12 mujeres son asesinadas al día en México o porque se hace viral el caso de Jacqueline, una profesora que mientras imparte una clase virtual sufre el ataque de su pareja, pero hay un silencio prolongado cuando se habla de Marisol, una mujer que en Jalisco sufrió violencia doméstica y abuso sexual en junio de 2020 y cuando denunció a su pareja lo que obtuvo como resultado fue un proceso legal por chantaje y despojo que la llevó a Puente Grande, en Jalisco, y una vez que la defensa acreditó su inocencia, fueron las autoridades de Colima quienes la aprehendieron bajo los mismos cargos desestimados en esta Entidad. Las lesiones, evidenciadas en su momento, valieron de poco o nada, ya que el agresor jamás vio afectada su integridad.

Pese a todo, justo cuando ella salió de prisión preventiva, las autoridades de Colima giraron una orden de aprehensión que la mantiene privada de su libertad desde hace cuatro meses en ese Estado, aun cuando no se puede juzgar dos veces a una persona por los mismos cargos.

Con la atención puesta en el tráfico de influencias y el poder adquisitivo del que goza José Antonio, su ex pareja, este es uno de esos casos que no ha sido procesado desde la perspectiva de género, al que se le sumó extorsión telefónica durante su estancia en el reclusorio colimense aunque la defensa probó que era improcedente, ya que los mensajes que recibió José Antonio se emitieron desde una ubicación distinta al reclusorio en el que se encuentra Marisol. Un absurdo tras otro.

Incluso el gobernador de Colima se ha desvinculado bajo el argumento de que el Ejecutivo del Estado es independiente del Poder Judicial de dicha entidad, que es el órgano que mantiene el proceso legal.

“Denunciar no es delito”, es lo que colectivos como Mujeres de la sal promueven, quienes ahora están junto a Marisol y han visibilizado el caso en los medios de comunicación para que no pase ni un día más en silencio esta injusticia.

Marisol, por su parte, menciona que lo peor que le podía pasar ya le ha sucedido, y pese a la negociación de su ex pareja, de retirar la denuncia por extorsión si ella retira la de violación, se mantiene firme hasta que se pruebe su inocencia otra vez. Sí, otra vez.

Así es el sistema de justicia en México, que priva de la libertad a una mujer víctima de violencia cuando denuncia a su agresor. Marisol puede contar su historia, injusta y con un final pendiente, pero hay cientos de mujeres que ya no pueden y se convierten en un caso de feminicidio impunemente archivado.

En esta semana, donde las autoridades de Colima estuvieron en el ojo público con respecto a temas de violencia de género, un funcionario fue destituido de su cargo al acreditarse la agresión contra su pareja, una denuncia que no hizo la propia víctima, ya que lamentablemente perdió el conocimiento durante los hechos, sino que fueron los vecinos de ésta, quienes al identificar la situación llamaron a la policía y el individuo fue aprehendido y la mujer hospitalizada en estado grave; todo frente a los ojos de un niño de cuatro años.

El ahora ex presidente de la Junta de Conciliación y Arbitraje de Colima fue remitido al Centro de Justicia para la Mujer por tentativa de feminicidio. Acciones rápidas para evitar más titulares y manifestaciones de los colectivos feministas.

Temas

Lee También