Miércoles, 20 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Para decir: ¡Viva México!

Por: María Belén Sánchez

Para decir: ¡Viva México!

Para decir: ¡Viva México!

En cuanto se asoma septiembre por la primera rendija, todo empieza a volverse tricolor, y no es para menos, es algo que llevamos incrustado en el ADN de nuestra identidad desde que nacimos. Lo malo es que a la hora de llevar a la práctica lo que implica todo ese revuelo de Fiestas Patrias, de independencia, de libertad y de mexicanidad, parece que nos confundimos y ya no sabemos exactamente por dónde va el camino.

Es cierto que hay mucho que analizar, rectificar y mejorar en el sentido de ser y sentirnos patriotas de corazón; porque no basta hablar con bonitas palabras y gritar a todo pulmón si en realidad no estamos convencidos de que el progreso y la belleza de un México lindo y querido depende de cada uno de nosotros y del empeño decidido de colaborar a darle ese colorido que tanto nos fascina: verde, blanco y rojo.

Mucho hemos sufrido ya en estos años recientes, pero en los momentos más aciagos, cuando la amenaza se cierne sobre cada uno de nosotros y vemos en torno a nuestros seres queridos, a amigos de nuestro mayor aprecio, o a gente muy cercana a nosotros que han sufrido y siguen sufriendo por tanto desastre, por calamidades e incluso por partidas inesperadas o por la violencia tan generalizada.

Y en esos momentos difíciles, angustiosos y/o amargos, lo único que nos queda como ancla de salvación es mirar al cielo e invocar al Dios de la Vida, porque cuando se llega al límite de todas las angustias y se agotan todos los recursos, inevitablemente, todos hacemos acopio de la última esperanza y elevamos los ojos al cielo, donde nuestro corazón intuye al único que verdaderamente nos puede dar la mano como amigo y como salvador.

Ya en otras ocasiones hemos comentado cómo ni todo el progreso ni toda la técnica ni todos los avances médicos y científicos pueden generar vida. Aunque nosotros los humanos sí seamos capaces de destruirla, en una forma o en otra. Y no es fantasía, lo estamos viendo a diario y en diferentes formas.

Por eso, al acercarse las Fiestas que tanto nos ilusionan y que tan fuertemente nos entusiasman, la invitación es en serio, a buscar unos momentos tranquilos y silenciosos de reflexión y elevar nuestra plegaria para retomar nuestro compromiso nacional y hacer cada uno lo que debemos en favor de este México lindo y querido con el cual soñamos y al cual evocamos, y por el cual gritamos con fuerza cada vez que septiembre llega tocando campanillas y enarbolando banderas y festones. 

Nos vestiremos de fiesta, pero sobre todo, nos preparamos a vivir con cordura estos días, que ya sabemos que en las aglomeraciones abundan los contagios y en los excesos se dan las catástrofes.

También en casa podemos celebrar, también de la mano de nuestra familia podemos elevar una oración y gritar un sincero: Viva México, con el verdadero deseo de que el Dios de la vida nos conceda alegría, paz, y mucho amor.

Temas

Lee También