Viernes, 15 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Ya llegó el primer ‘desaire’

Por: Daniel Rodríguez

Ya llegó el primer ‘desaire’

Ya llegó el primer ‘desaire’

Ayer hablábamos en este espacio que los ‘mensajes subliminales’ de México - sus pronunciamientos a favor de terminar con el embargo cubano y sus reverencias públicas a los gobiernos dictatoriales del continente- no había tenido aún respuesta abierta por parte de Estados Unidos. Bueno, pues todo parece indicar que esta respuesta empieza a llegar, sino de manera directa, pero sí con acciones que ya envían una señal de que la posición asumida por nuestro gobierno no es bien vista desde la Casa Blanca.

El pasado 14 de septiembre, dos días antes de los festejos de Independencia -donde ‘concelebró’ el evento el presidente cubano Díaz-Canel la parada militar del ejército mexicano y en donde hizo uso de la palabra- el presidente López Obrador informó en su mañanera que había extendido la invitación a su homólogo estadounidense Joe Biden para estar presente en los actos conmemorativos del Ejército Trigarante que se llevarán a cabo el próximo lunes. Ante la negativa de la oficina oval ‘por cuestiones de agenda’, se pensó que Washington enviaría al secretario de Estado Antony Blinken o la vicepresidenta Kamala Harris, pensando en la importancia del festejo y máxime cuando se trata del vecino que estratégicamente le interesa en muchos sentidos a la Casa Blanca.

Sin embargo, nada de eso sucederá. Ayer el presidente López Obrador desde su ‘púlpito’ descarto que el Secretario de Estado Antony Blinken venga a México y dio a entender que desconoce que tipo de funcionario representará al vecino del norte o si solamente será el embajador Ken Salazar -recientemente nombrado- quien asistira al acto conmemorativo.

Esta actitud da la impresión que se trata de un ‘desaire’ político debido a las posiciones que México ha asumido en las últimas semanas cuando reiteradamente ha intentado asumir el liderazgo latinoamericano para sustituir a la Organización de Estados Americanos (OEA), ha hablado de terminar con la injerencia norteamericana en la región y rendido trato especial a gobiernos ‘no lacayos’ del “imperio”, como lo dice López Obrador.

Y no solo desde nuestro país se hacen los pronunciamientos de una posición política diferente a la que históricamente ha tenido nuestro país. La exposición de los nuevos argumentos ha llegado hasta el seno de la Organización de Naciones Unidas (ONU), donde este jueves -durante la reunión multilateral- el canciller Marcelo Ebrard enarboló la bandera del samaritano ‘altruista’ y condenó las sanciones en contra de Cuba, al decir que  “es impostergable poner fin al bloqueo económico”. El canciller aprovechó su presencia ante los representantes del mundo, donde dijo que las reformas al Consejo de Seguridad de la ONU, que pretenden agregar nuevos asientos permanentes, son  “contrarias a la igualdad soberana de los Estados y a los principios esenciales de la democracia” (?).

En fin, México le apuesta a jugar un papel protagónico en el concierto internacional, pero a base de provocaciones -que ya no son ‘mensajes subliminales’- que pueden tener un costo elevado en la manera como se nos ve y se nos trata. Estados Unidos hoy nos ‘desaira’, mañana quien sabe que siga. ¿Usted, qué opina?
 
daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También