Lunes, 26 de Septiembre 2022

Gobierno mexicano encubre información de avión iraní ligado a terrorismo

El avión que fue detenido en Argentina por sospecha de terrorismo se habría cargado en México; FGR oculta información

Por: Mariana Aracely Sánchez Gutiérrez

El avión de la aerolínea Emtrasur hizo una parada en Venezuela y posteriormente fue detenido en Argentina; Podría estar vinculado a terrorismo internacional. Foto: Sebastián Borsero

El avión de la aerolínea Emtrasur hizo una parada en Venezuela y posteriormente fue detenido en Argentina; Podría estar vinculado a terrorismo internacional. Foto: Sebastián Borsero

En un comunicado emitido por la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC) y el cual fue entregado a penas este pasado 12 de agosto se dio a conocer que el Gobierno de México mantendrá bajo reserva información del avión detenido en Argentina el 6 de junio y que se encuentra siendo investigado por presuntos vínculos con terrorismo internacional.

Es menester subrayar que la solicitud de información por parte de un medio de comunicación nacional fue hecho desde el pasado 15 de junio.

En este documento se señala que este órgano desconcentrado de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SITC) mantendrá bajo reserva por cinco años la información de este “avión iraní-venezolano”. 

“Se hace de su conocimiento que esta AFAC localizó las documentales requeridas, no obstante, se informa que las mismas tienen el carácter de reservado”, se puede leer en el informe.

Dicho diario solicitó a la AFAC que hicieran público información relacionada con los certificados de aeronavegabilidad y registro del vuelo, los seguros nacionales e internacionales, así como la documentación de la tripulación de este vuelo iraní- venezolano.

Recordemos que este avión Boeing 747-300 aterrizó en nuestro país proveniente de Venezuela el pasado 4 julio, cuando hizo su llegada al Aeropuerto Internacional de Querétaro, para despegar un día después hacia Venezuela. Luego de una breve parada en el país y de ahí alzó nuevamente el vuelo hacia Argentina, en donde fue detenido junto a sus 19 tripulantes, de los cuales 14 eran venezolanos y 5 iraníes.

La información solicitada no puede ser proporcionada al requirente, debido a que su entrega afectaría la conducción de la asistencia jurídica internacional vertida en el expediente EXP. No. AJI/132/2022-P, integrado por la Fiscalía General de la República”, se puede leer también en el documento.

El avión que despegó del Aeropuerto Internacional de Querétaro está siendo investigado por el gobierno argentino por sospecha de terrorismo. Foto: REUTERS

En el mismo documento, también se puede leer que “las documentales requeridas no pueden ser proporcionadas al solicitante, en virtud de que las mismas ahora forman parte de una investigación internacional en la que colabora la FGR y cuya información ha sido requerida a esta AFAC efecto de coadyuvar con las constancias que serán aportadas a la causa penal respectiva”.

Para hacer énfasis en los motivos de la reserva de la información, la AFAC explica que “el acceso a dicho expediente solo está permitido a las personas autorizadas”, dejando en claro que sí un tercero accede a esta “se vulneraría la conducción de los hechos en investigación máxime cuando estos tienen el carácter de asistencia jurídica internacional”.

La cuestión; el avión iraní-venezolano

Este misterioso caso del avión iraní-venezolano ganó importancia mediática desde el mes de junio, cuando se dio a conocer que el gobierno argentino detuvo este Boeing 747-300 matrícula YV–3531 de la empresa venezolana Emtrasur, así como a sus 19 tripulantes, cinco de origen iraní y 14 más de Venezuela.

No obstante, a pesar de que han pasado más de dos meses desde que acaecieron estos hechos, hoy por hoy el caso tiene más dudas que certezas, lo cual ha provocado roces diplomáticos entre Argentina y Venezuela, pues se especula que este vuelo podría tener sospechas de terrorismo, mismo en el que México se ha visto involucrado.

Hasta hoy no se ha oficializado ninguna acusación clara contra los 19 tripulantes, incluso solo siete de ellos (cuatro iraníes, entre ellos el piloto y el copiloto, más tres venezolanos) continúan detenidos, mientras que los otros diez, entre ellos un iraní y once venezolanos, podrán regresar a sus países de origen. Una decisión judicial que la fiscalía ya apeló.

El piloto, el principal sospechoso

Hasta el momento las sospechas de terrorismo en este caso en el que se vio involucrada una aeronave venezolana recaen principalmente en el piloto iraní Gholamreza Ghasemi.

Por su parte, el Buró Federal de Investigación (FBI) indicó que el piloto pertenece a la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán y Hezbollah, los cuales son considerados grupos terroristas.

Asimismo, el FBI mencionó que Gholamreza Ghasemi forma parte del Consejo de Administración de Fars Air Qeshm, la cual ha sido señalada por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por su participación directa en actos terroristas.

Cabe mencionar que las autoridades argentinas también encontraron en el teléfono del piloto capturas de pantallas, videos e imágenes sobre guerras, armas, ejércitos, dirigentes de la Guardia Revolucionaria iraní y sus Fuerzas Quds.

Por su parte, el gobierno venezolano ha persistido con presión judicial y política para que Argentina libere a sus compatriotas detenidos y regrese el avión Boeing 747-300 matrícula YV-3531 de Emtrasur, una empresa venezolana, apelando la incautación de la aeronave (la cual ya fue revisada por el FBI), así como poniendo esto como condición para que el régimen de Nicolás Maduro retome el diálogo con la oposición.

México podría estar involucrado

El ‘factor México’ es algo que ha hecho eco en los medios internacionales luego de que se revelara que este vuelo venezolano haya pisado, aunque brevemente, tierra nacional antes de su detención en Argentina, y lo cual lo podría involucrar en un tema terrorista a nivel internacional.

Lo que causa más extrañeza es que dicho avión habría llegado vacío el pasado 4 de junio al Aeropuerto Internacional de Querétaro, lo que genera varias preguntas con respecto al objetivo de su venida.

A principios de junio, el titular de la Secretaría de Desarrollo Sustentable (Sedesu) de Querétaro, Marco Antonio Del Prete Tercero, señaló que inicialmente el vuelo arribaría a nuestro país el 2 de junio, pero como no contaba con la autorización de la AFAC, se retrasó dos días y se reagendó para el 4 de junio.

Fue por esta razón que el avión dejó territorio mexicano el 5 de junio para retomar su destino Buenos Aires, Argentina, pero no sin antes pasar por Venezuela.

Por tanto, según esta versión dada a un diario nacional, el avión llegó vacío al Aeropuerto Internacional de Querétaro y se disponía a salir ese mismo día, pero el despegue desde Querétaro se canceló debido a “requerimientos operacionales”. Es decir, “tuvieron que acomodar la carga de cómo estaba prevista para transportarse dada la configuración del avión”, por lo que el avión se llenó en territorio mexicano.

Otro dato que el funcionario aportó al caso es que el avión de Emtrasur salió de México con menos tripulantes de los que llegaron a Argentina.

Por otro lado, documentos del Instituto Nacional de Migración (INM) (órgano dependiente a la Secretaría de Gobernación), obtenidos por este mismo diario nacional de México indican que esta aeronave salió de Querétaro con 17 tripulantes y llegó a Buenos Aires con 19, dos más.

Esta información corrobora que de los 17 tripulantes que partieron de México, cinco eran iraníes y 12 venezolanos, es decir, las dos personas más que llegaron a Argentina habrían abordado en Venezuela.

Las presiones internacionales continúan con este extraño caso, y se espera que más información sobre esta aeronave iraní-venezolana salga a la luz.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones