Sábado, 15 de Agosto 2020

Perú inicia desconfinamiento gradual para evitar el colapso económico

Las calles de Lima volvieron a llenarse de personas luego de tres meses y medio de cuarentena obligatoria

Por: AFP

Pobladores del asentamiento Humano

Pobladores del asentamiento Humano "La Nueva" caminan en el distrito de San Juan de Miraflores, este miércoles en Lima. EFE/P. Aguilar

Perú vivía este miércoles su primer día de desconfinamiento gradual para reactivar su semiparalizada economía y las calles de Lima volvieron a llenarse de vehículos y gente, después de tres meses y medio de cuarentena nacional obligatoria por la pandemia.

"Ahora precisamente tenemos la libertad de salir, de reactivar nuestra mente, nuestra economía, nuestros ánimos, hasta da ganas de abrazar a la gente"

La reapertura comenzó al finalizar el toque de queda nocturno en 18 de los 25 departamentos del país, entre ellos la capital, mientras que en los siete restantes continúa la cuarentena hasta el 31 de julio porque la incidencia de casos de coronavirus se mantiene alta. Las fronteras siguen cerradas.

"Desde hace cuatro meses estábamos paralizados y ahora precisamente tenemos la libertad de salir, de reactivar nuestra mente, nuestra economía, nuestros ánimos, hasta da ganas de abrazar a la gente", dijo a la AFP Carlos Arenas, limeño de 38 años.

La reactivación en restaurantes y cafés fue una de las principales novedades, en un país orgulloso de su gastronomía. Se suman a los centros comerciales y peluquerías, que reanudaron sus actividades hace una semana.

"Estamos abriendo para que no caiga la gastronomía peruana, que es la vitrina al mundo", dijo a la AFP la presidenta de la Asociación de Hoteles y Restaurantes, Blanca Chávez.

"Es positivo reabrir, porque así la gente siente confianza, retoma su rutina día a día y también se abren puestos de trabajo"

"Es positivo reabrir, porque así la gente siente confianza, retoma su rutina día a día y también se abren puestos de trabajo", declaró a la AFP por su parte Francisco Álvarez, de 38 años, empleado de un restaurante.

En el distrito de Comas, en el norte Lima, había largas filas de pasajeros en la estación del servicio metropolitano de autobuses, constató un periodista de la AFP. También se formó una cola afuera del registro civil en Miraflores, el distrito turístico del sur de la capital.

En una urbe famosa por su caótico tráfico, buses y minibuses circulaban nuevamente llenos de pasajeros, aunque todos llevaban mascarillas, como dispuso el gobierno.

Lima, donde viven 10 de los 33 millones de peruanos y se concentran las mayores empresas, inició el desconfinamiento a pesar de que concentra 70% de los casos de COVID-19 en todo el país. Según el conteo más reciente, Perú registra 288 mil 477 contagios y nueve mil 860 muertos.

JM

Coronavirus

Temas

Lee También