Martes, 25 de Enero 2022

En el ITESO, inauguran el nuevo edificio de la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla

Asistieron a la ceremonia, autoridades y colaboradores de esta casa de estudios, así como del escritor y periodista mexicano Juan Villoro

Por: Rubí Bobadilla

Mónica Márquez Hermosillo, directora de la biblioteca, durante su participación en la ceremonia. TWITTER/@ITESO

Mónica Márquez Hermosillo, directora de la biblioteca, durante su participación en la ceremonia. TWITTER/@ITESO

Con la finalidad de impulsar el aprendizaje, la creatividad, investigación y la cultura de la información en su comunidad educativa, a través del acceso de recursos formativos y culturales, este martes fue inaugurado el nuevo edificio de la Biblioteca Dr. Jorge Villalobos Padilla del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), con la presencia de autoridades y colaboradores de esta casa de estudios y autoridades estatales, así como del escritor y periodista mexicano Juan Villoro.

El espacio, de casi 12 mil metros cuadrados de construcción en cuatro niveles, cuyo mobiliario, equipamiento y tecnología han sido renovados por sistemas de última generación, cuenta 30 cubículos equipados, 2.5 kilómetros de acervo en su respectiva estantería, áreas de exposición, colaboración, áreas con temperatura e iluminación especial para los libros “antiguos y raros”, una planoteca y una materioteca.  

También, dijo, alberga una sala de lectura “por placer”, cabinas de sueño, una sala “para experimentar”, dos lactarios, auditorios, una cafetería, una sala de cine, un aula equipada para proyectos de información, una sala para las y los trabajadores de la casa de estudios y un ágora en el corazón del edificio.

“¿Quieres estar concentrado en absoluto silencio? hay un espacio para ti, ¿quieres trabajar en colaboración, reunirte con tu grupo? ¿quieres investigar, pensar, aprender, desaprender, discutir, imaginar? hay un lugar para ti. Queremos que la biblioteca sea un espacio de hospitalidad radical como decía Daniel Goldin: un refugio, un lugar de encuentro, igualación de oportunidades en donde se proponen herramientas de pensamiento, se estimula la curiosidad y el debate”, expresó la directora de la biblioteca, Mónica Márquez Hermosillo.

Este proyecto colectivo, añadió, no hubiera sido posible sin el apoyo de la junta de gobierno, sin el respaldo de los rectores, de los donadores, del equipo de construcciones y del despacho encargado de la construcción, Mantis Arquitectos, así como de cada uno de los departamentos que formaron parte del mismo.

“Esta obra, comenzada con un simple estante de libros, es ahora el lugar que además de contar con una construcción imponente, intenta ser un espacio de encuentro de la comunidad en la que sus salas, cubículos, laboratorios, salones abiertos, e incluso lugares para dormir, sea la casa de todos, como dice el lema que hemos usado para referirnos a este edificio”, dijo por su parte, la directora General Académica, Catalina Morfín.

Por último, el rector del ITESO, Luis Arriaga Valenzuela, indicó que este espacio se conforma como un ente que responde a los ideales y el modelo educativo de la casa de estudios y de la Compañía de Jesús, pues es este nuevo edificio un espacio que buscará favorecer la interacción como parte del proceso formativo jesuita, además de aportar al conocimiento bien documentado, a su resguardo y su aprovechamiento, como el centro de dicho proceso.

“Las bibliotecas son justamente uno de los más ricos yacimientos del saber humano, de un saber que encuentra pleno sentido al convertirse en acción transformadora del mundo, y creo que esto tiene mucho que ver son lo que queremos ahora: ser y formar personas libres para transformar”, añadió.

PARA SABER

La biblioteca del ITESO se inauguró formalmente en 1975 con el nombre que honra la memoria del doctor Jorge Villalobos Padilla, fundador de la universidad y su primer rector jesuita. Desde entonces, la casa de estudios se encarga de enriquecer su acervo, a la par de las donaciones hechas por jesuitas, exalumnos, profesores, entre otras personas, para conformar, en colectivo lo que es ahora la más importante biblioteca privada del occidente de México, que cuenta además con 18 fondos especiales, explicó el rector del ITESO, Luis Arriaga Valenzuela.

JM

Temas

Lee También