Miércoles, 25 de Mayo 2022

Félix pide que le den trabajo para hacer en su carpintería

Un incendio, la pandemia y una operación le han afectado para sacar adelante su negocio ubicado en Tlaquepaque

Por: Rubí Bobadilla

00:00:00

La pandemia ocasionada por el COVID-19 provocó que muchos negocios se vinieran abajo, empeorando la situación con la cuesta de enero. La carpintería de Félix no fue la excepción.

En el patio de su casa, ubicada en la calle Calpulalpan 327, en la colonia Tepeyac de Tlaquepaque, Félix Virgen tiene su pequeño taller, compuesto por un par de bases de metal y una mesa con sierra eléctrica, además de algunas herramientas que usa para crear infinidad de muebles, puertas, cocinas, clósets o cualquier cosa que sus clientes le pidan.

Contó que un incendio consumió sus pertenencias hace poco más de tres años, pero no se detuvo y poco a poco comenzó a hacerse de más cosas para sacar su taller adelante y continuar en el oficio con el que alimenta a su familia. "Nos quedamos con lo único que traíamos puesto", añadió su esposa Mercedes Lozano.

Sin embargo, por la pandemia el trabajo comenzó a disminuir, además de que estuvo sin poder trabajar por varios meses porque lo operaron de los ojos, por lo que tuvo que acudir en varias ocasiones a empeñar algunas de sus herramientas para salir del apuro y poder llevar alimento a las ocho bocas que viven en casa.

"Empecé desde chavo, desde los 15 años, barriendo un taller, y poco a poco hasta que me fui enseñando. Ahorita la pandemia el COVID atrasó todo, a veces hay trabajo y a veces no, y así se la lleva uno. Antes de la pandemia tenía dos, tres trabajos a la semana, y ahorita menos"

Aunque sus hijos le ayudan con lo que pueden, él tiene que pagar la atención médica de uno de ellos, quien padece esquizofrenia a partir de un accidente que tuvo años atrás.

Félix asegura que puede hacer cualquier tipo de trabajo o reparación, con distintos tipos de maderas y de acuerdo con todos los  presupuestos.

Aunque tiene un pequeño catálogo para darles ideas en caso de ser necesario, también puede hacer piezas que le muestren desde algún dispositivo móvil con sólo darle las medidas.

"Aquí lo que pida la gente, pino, caoba, parota, lo que le guste a la gente. Pero lo que más piden es el pino, porque es un poco más económico", añadió.

Si hay que hacer alguna cocina o algo más que requiera alguna casa, él acude al domicilio sin problemas pues asegura, lo que quiere es trabajar para poder salir adelante y para poder tener de vuelta uno de sus cepillos de madera que empeñó a inicios de mes, por el cual le prestaron 350 pesos con los que pudo ayudarse esa semana.

Aunque tiene otro para elaborar las piezas que sus clientes le soliciten, no quiere perderlo porque de ahí obtiene algunos pesos cuando, como en esta cuesta de enero, la situación económica se pone difícil.

Hoy lo único que pide Félix es trabajo para sacar los gastos de la familia y para poder seguir costeando los estudios de su hijo mayor. "Se ocupa el trabajo, y el dinero también. Cuando se ocupa hay que empeñar y cuando se recupera uno pues ya lo saca. La gente solo me puede ayudar con trabajo, ya sea reparaciones o nuevo, pero que sea trabajo", pidió Félix.

Temas

Lee También