Domingo, 25 de Octubre 2020

La delincuencia se torna más violenta y recurre a la tortura

De acuerdo con el IJCF, entre 2016 y hasta mayo pasado, 37% de las defunciones fue por golpes

Por: El Informador

Especialista advierte tendencia hacia métodos de mayores daños físicos hacia la víctima. EL INFORMADOR/Archivo

Especialista advierte tendencia hacia métodos de mayores daños físicos hacia la víctima. EL INFORMADOR/Archivo

A plena luz del día, un grupo de hombres ingresó a una finca en obra negra en la colonia Los Amiales, en Tonalá, en donde estaban otros cinco varones. Tras atarlos, los golpearon ante el asombro de los vecinos, quienes escuchaban los lamentos. Era el 27 de agosto.

Uno de los cinco sometidos falleció en el lugar por la golpiza, mientras que los otros cuatro llegaron al hospital en estado grave.

En los últimos cinco años, los criminales han sido más violentos y recurrido a la tortura para cometer asesinatos, pues en las autopsias practicadas por el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF), entre enero de 2016 y el 31 de mayo de 2020, cinco mil 286 de las 13 mil 992 ocurridas, la causa de muerte fue por golpes, es decir, 37 por ciento. 

A su vez, las autopsias que clasificaron la asfixia como mecanismo de muerte fueron tres mil 410, 24% del total.

Así, en 61% de las autopsias se determinó que el mecanismo de muerte fue por contusiones o asfixia, en comparación con aquellas en las que se determinó que fue por arma de fuego, con sólo cuatro mil 631 necropsias, que representan 33 por ciento. 

En un ejercicio similar, este medio publicó en 2017 que el arma de fuego era la primera causa de las muertes violentas, al revelar que 67% de los exámenes a cadáveres practicados por el IJCF determinaban que ésta era la causa; el resto, por golpes, asfixia o arma blanca.

David Coronado Arias, jefe del Laboratorio de Violencia del Departamento de Sociología de la Universidad de Guadalajara (UdeG), explicó que esa tendencia en las autopsias empata con el fenómeno que han observado de un aumento en casos de tortura.

“Coincide con la hipótesis que tenemos, que hay una tendencia hacia el uso de la violencia en términos de mayor daño hacia la víctima, mayor tortura. Hay una especie de exacerbación de la utilización del terror y del horror al momento de efectuar las muertes”.

Autopsias por mecanismo de muerte
Año Arma blanca Arma de fuego Asfixia Contusiones Total
2016 116 609 603 1156 2484
2017 134 833 773 1207 2947
2018 147 1384 858 1225 3614
2019 200 1292 859 1241 3592
2020* 68 513 317 457 1355

*Hasta el 31 de mayo.

Fuente: IJCF.

Asfixia en muertes cruentas

El 7 de noviembre se exhumaron 31 cadáveres de una fosa clandestina localizada en El Zapote, en Tlajomulco de Zúñiga, los cuales estaban desmembrados y enterrados en bolsas; no obstante, de los primeros dictámenes forenses se concluyó que la mayoría murió por asfixia.

“La constante es asfixia, también arma de fuego, pero lo que he encontrado, y lo digo anecdóticamente, en los últimos casos, es asfixia”, dijo el entonces coordinador del Gabinete de Seguridad, Macedonio Tamez.

De acuerdo a datos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses, desde 2016 a mayo de 2020, 61% de las autopsias practicadas por muertes violentas es por golpes y asfixia; 33% ha sido por arma de fuego y el resto por arma blanca.

Mientras que el repunte de desapariciones en Jalisco se aceleró justo en 2016 al sumar 710 personas, casi 50% más que las registradas en 2014. En 2017 fueron mil 100 desapariciones; mil 449 en 2018 y dos mil 48 en 2019.

Faltan planes psicoeducativos

Las autoridades deben implementar proyectos y programas psicoeducativos para mejorar la salud mental de la población, lo que incidirá en el mediano y largo plazo en una reducción del delito, consideró el académico del Departamento de Clínicas de Salud Mental de la Universidad de Guadalajara (UdeG), José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

 “Es ridícula y paupérrima la infraestructura de servicios de salud mental, y estos están centrados en problemas de salud, no en prevenirlos. Si nosotros nos centramos en acciones psicoeducativas, una persona que está en buenas condiciones, satisfecha, con un proyecto claro de vida, una buena relación con familia, amigos, pareja, esa persona tiene menos condiciones para cometer delitos, pero a eso no se le ha apostado”, afirmó el especialista.

Temas

Lee También