Domingo, 25 de Octubre 2020

Los que vivieron en el penal de Puente Grande

El Centro Federal de Readaptación Social 2 "Occidente" culminará su existencia a partir de esta semana

Por: SUN

El penal, albergó en 1993 a Joaquín

El penal, albergó en 1993 a Joaquín "Chapo" Guzmán, quien, durante su estadía, logró tener acceso a un teléfono celular, hacer fiestas con alcohol, música, mujeres y comida hasta que se fugó de la cárcel. AP / ARCHIVO

El Centro Federal de Readaptación Social 2 "Occidente" ubicado en el complejo metropolitano de Puente Grande, Jalisco, culminará su existencia a partir de esta semana.

El penal ha albergado desde familiares del "Señor de los Cielos", fundadores de cárteles como "Los Zetas" y "La Familia Michoacana", hasta al mismo Joaquín "Chapo" Guzmán.

Este lunes la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) anunció el cierre definitivo del conocido penal de máxima seguridad de Puente Grande, cuya estructura y manejo es igual al de Altiplano.

Desde hace al menos dos meses comenzó el éxodo de reos pues en julio pasado, al menos 380 reos considerados de alta peligrosidad que estaban en el Cefereso 2 fueron trasladados a diferentes penales del país como el de Buenavista Tomatlán, Michoacán.

En esta categoría estaban Vicente Carrillo Fuentes, "El Viceroy", quien lideró el Cártel de Juárez luego de la muerte de su hermano, Amado "El Señor de los Cielos", en 1997.

"El Viceroy" fue detenido en 2014 y desde entonces permaneció en el penal de Puente Grande a espera de la resolución de la extradición que solicitó Estados Unidos para juzgarlo por homicidio, tráfico de drogas y lavado de dinero.

También se incluye a Miguel Ángel Treviño Morales "El Z-40", fundador de "Los Zetas", quien fue capturado el 15 de julio de 2013 cuando el cártel que lideraba era el más violento del país.

José de Jesús Méndez "El Chango", fundador de "La Familia Michoacana", también era uno de los internos del penal de Puente Grande.

Fue considerado como la mano derecha del líder del cártel Nazario Moreno "El Más Loco" o "El Chayo" y capturado el 21 de junio de 2011.

Antes de fundar "La Familia Michoacana" fue integrante del Cártel del Golfo, organización en la que coordinaba el envío de cargamentos de metanfetaminas y de cocaína.

En el penal también han muerto líderes de organizaciones criminales como Heleno Madrigal Virrueta "El 20", identificado como uno de los jefes del Cártel Nueva Generación (CNG) al sur de dicha Entidad, quien fue encontrado colgado en su celda el 20 de agosto de 2019, por lo que se presume que se trató de un suicidio.

En 2018 también falleció al interior de su celda Adrián Gómez Meza, supuesto operador financiero del CNG y Gerardo Mendoza Chávez, identificado como fabricante de drogas y supuesto autor intelectual del homicidio del ex gobernador de Colima, Silverio Cavazos, ocurrido en 2010.

El penal, albergó en 1993 a Joaquín "Chapo" Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa, quien, durante su estadía, logró tener acceso a un teléfono celular, hacer fiestas con alcohol, música, mujeres y comida hasta que se fugó de la cárcel.

Joaquín "Chapo" Guzmán, líder del Cártel de Sinaloa. AP / ARCHIVO

Pero no sólo hombres famosos por sus crímenes han pasado por el penal de Puente Grande, también mujeres relacionadas con la delincuencia organizada han estado ahí.

Tal fue el caso de la ex miss Sinaloa, Laura Elena Zúñiga, quien pasó 40 días recluida por tráfico de drogas y portación de armas, hasta que un juez la exoneró y ordenó liberarla.

También, "La Reina del Pacífico", Sandra Ávila Beltrán, quien luego de una estancia corta en el penal de Jalisco fue extraditada a Estados Unidos y en 2013 regresó a México para ser ingresada en el penal de Nayarit.

"La Reina del Pacífico", Sandra Ávila Beltrán. EFE / ARCHIVO

Diana Espinosa Aguilar, fue otra mujer que pisó el penal de Puente Grande, identificada por ser la pareja de Rafael Caro Quintero y quien permaneció ahí hasta 2011 luego de ser acusada de formar parte de una red de lavado de dinero.

En Puente Grande, el "Chapo" conoció a Zulema Hernández con quien tuvo una relación hasta que se fugó del penal, razón por la que la mujer fue trasladada a Tepepan.

En abril pasado, las autoridades penitenciarias decidieron aislar el penal de Puente Grande luego de que se registraron los primeros tres casos positivos de COVID-19 al interior.

Esto, provocó molestia entre los internos y el 25 de mayo, luego de una balacera que dejó ocho muertos y ocho heridos, decidieron reactivar las visitas.
 

OA

Temas

Lee También