Miércoles, 24 de Julio 2024
Cultura | Los 50 minutos que dura el documental son suficientes para conocer a Bausch en su etapa creativa

'Coffee with Pina' revela la intimidad creativa de un icono de la danza

La proyección del documental Coffee with Pina en el Teatro de la Danza fue posible gracias al apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y el Instituto Nacional de Bellas Artes

Por: NTX

CIUDAD DE MÉXICO.- Jamás le gustó que la vieran moverse mientras estaba sumergida en el proceso creativo de alguna de sus coreografías, sin embargo, hay un valioso documental que logró captar esa intimidad de quien es considerada la máxima coreógrafa del siglo XX, Pina Bausch (1940-2009).

"Coffee with Pina" es el nombre de ese audiovisual creado por el israelita Lee Yanor, el cual fue proyectado la víspera en el Teatro de la Danza, del Centro Cultural del Bosque, gracias a que fue proporcionado por el Festival Internacional de Danza y Medios Electrónicos (Fedame).

Sólo Bausch podía provocar un documental tan íntimo, pasional, revelador. Se trata de la mujer que logró revolucionar el lenguaje dancístico mundial. Nadie como ella rompió las estructuras tradicionales de esta disciplina artística. Por ello, tras su reciente muerte deja un vacío imposible de llenar.

El título de leyenda se lo ganó con creces. Es indiscutible su aporte al arte dancístico universal. Se trata de un verdadero icono, por ello su nombre es y seguirá siendo reconocido en todas las latitudes donde ha llegado.

Los 50 minutos que dura el documental son suficientes para conocer a la maestra Bausch cuando estaba en plena etapa creativa.

Mucho se ha escrito sobre su legado coreográfico; sin embargo, resultaban una incógnita sus momentos de inspiración. Para fortuna de sus seguidores, este video es un tesoro que descubre a la coreógrafa en los instantes más creativos que tenía frente a los espejos del salón de ensayos.

Las primeras imágenes de este trabajo son muy simbólicas: son acercamientos a las manos de Bausch, cuyos movimientos revelaban su innato talento para expresarse a través del lenguaje corporal. Manos donde las arrugas comprobaban los años y esfuerzos invertidos por esta destacada coreógrafa alemana.

En seguida, varias tomas que exaltan la peculiar personalidad que poseía, como su profunda mirada proyectada a través de sus ojos verdes, su larga cabellera castaña, su vestimenta holgada negra y su infaltable cigarrillo.

Lo mismo se le pudo ver caminando a mitad de una plaza pública que al interior de su estudio, siempre meditando sobre sus creaciones, siempre con los ojos bien abiertos para detectar un motivo de inspiración. Sigue Coffee with Pina revela/dos/inspiración.

De los momentos más significativos del documental destacan los ensayos que tuvo con los bailarines de su compañía Tanztheater Wuppertal (fundada en 1973 y que fue la plataforma que la mantuvo en la cima del mundo).

Si resulta poco común que los coreógrafos ventilen las indicaciones que hace al interior de su grupo, lo es más que Bausch haya permitido que una cámara siguiera cada una de sus observaciones.

Tales imágenes muestran a una coreógrafa exigente, pero no por ello poco amigable con sus intérpretes. A cada uno de ellos le brindaba una atención especial, lo que les inyectó una confianza que los hizo sentirse especiales, tomados en cuenta por una gran figura de la danza.

Bausch no sólo explicaba lo que quiere ver, lo interpretaba ella misma, demostrando así su humildad.

Sin lugar a dudas, las escenas más importantes son cuando Bausch estaba sola en su estudio, frente a los espejos, con plena libertad mental y corporal para empezar a crear, paso por paso, escuchando su respiración.

Momentos que sólo eran para ella y que hoy son parte de todos; son instantes breves en tiempo, pero eternos emocionalmente tratándose de este icono.

Tal introspección fue un gran logro para quien hizo este documental, ya que dentro de la misma grabación, Bausch confiesa que siempre le resultó difícil que la vieran moverse. Por eso, prefería encerrarse en su estudio y permanecer largas horas gozando del proceso creativo dancístico.

 De las situaciones curiosas, mención especial merece la que tuvo con un caballo, un animal que siempre le asustó; sin embargo, ese sentimiento se esfumó cuando tuvo la oportunidad de estar sola en un escenario con este ejemplar, que seguía con su mirada cada movimiento realizado por la coreógrafa, quien dijo que fue una experiencias extraña pero maravillosa, porque estaban juntos. 

Todo este viaje por el universo personal de Pina Bausch es enriquecido con fragmentos de algunas de las coreógrafas que la llevaran a la cima, que difícilmente alguien alcanzará como ella. 

La proyección del documental "Coffee with Pina" en el Teatro de la Danza fue posible gracias al apoyo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) y el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), a través de la Coordinación Nacional de Danza, entre otras instancias.

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones