Martes, 16 de Abril 2024

Arte público urbano: una protesta efímera que perdura

El grafiti ha tomado un cariz de denuncia que resuena en el espacio público llamando la atencion hacia los problemas sociales de nuestro tiempo

Por: El Informador

En el arte público urbano de nuestros días el acento está en el mensaje y no tanto en el mensajero. CORTESÍA/Colectivo Mezcal

En el arte público urbano de nuestros días el acento está en el mensaje y no tanto en el mensajero. CORTESÍA/Colectivo Mezcal

La emergencia climática y las problemáticas socioambientales que la acompañan son una inquietud presente y constante en el arte público urbano, entendido como toda obra de arte que está al alcance de todos, es decir, expuesta en lugares públicos, principalmente en la calle.

Temas como la migración, igualdad, justicia social, feminismo, diversidad, ahora suman la preocupación por el cambio climático. La deforestación, la extinción de especies y los efectos del calentamiento global aparecen cada vez más en el arte público urbano. “Precisamente estas formas de expresión han servido de termómetro social que va mostrando de una manera sin censura las preocupaciones de lo que el ser humano ha estado haciendo en los últimos años”, señala Alberto Peredo, profesor e investigador universitario especialista en arte público urbano. “Cuestiones como violencia, corrupción y otras cuestiones políticas siguen presentes y cada vez más vemos la preocupación por problemáticas socioambientales. Hay un compromiso y una presencia muy importante de los aspectos sociales de la crisis ambiental”.

En una charla con Crónicas del Antropoceno, el doctor Peredo mencionó que algunos exponentes importantes de los lenguajes artísticos contemporáneos abordan el tema ambiental como preocupación generalizada, como el danés-islandés Olafur Eliasson, quien llevó 30 piezas de hielo desde un iceberg en el círculo polar para exponerlas en una plaza de Londres donde los ciudadanos podían ver, tocar, trepar y conocer el cielo polar mientras se derretía lentamente, llamando la atención con ello al calentamiento global; el mexicano Ariel Guzik hace experimentos sonoros y armónicos para (re)establecer la comunicación entre especies. Una de sus piezas sumergió en el mar dentro de una cápsula especial un cacto y a través de tecnología pudo captar sus vibraciones y convertirlas en ondas audibles que fueron transmitidas como sonido en el rango que captan delfines y ballenas, con lo que pudo grabar una interacción entre especies que nunca se habían conocido.

Este “termómetro social” sobre las preocupaciones del momento se combina con otra característica del arte público urbano: su duración no está garantizada. “El buen arte público es efímero; es solamente una provocación impertinente”, dice Alberto Peredo, citando a la crítica de arte y curadora Isabel Carlos, a lo que agrega: “Si está en la calle es altamente efímero. La permanencia puede ser de solo unos minutos.”

Otra característica más reciente del arte público urbano es que hay más acento en el mensaje y no tanto en el mensajero. “A diferencia de la década de los ochenta, ya no se busca tanto enunciar el nombre del autor, que era característico del grafiti. A partir de los noventa comenzó a cambiar el nombre del autor por un discurso que comenzó a tocar temas de importancia común, como las problemáticas sociales. La intención ya no es poner su mero nombre en la mayor cantidad de lugares posibles, sino más calidad en la denuncia y en el discurso de estas manifestaciones”, explicó Alberto Peredo.

Esas son características del arte público urbano en el Antropoceno. Un contenido fugaz cargado de intención. Una denuncia efímera que perdura.

Para saber

Crónicas del Antropoceno es un espacio para la reflexión sobre la época humana y sus consecuencias producido por el Museo de Ciencias Ambientales de la Universidad de Guadalajara que incluye una columna y un podcast disponible en todas las plataformas digitales.

Tapatío

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones