Miércoles, 30 de Septiembre 2020

Ken Follett regresa a sus orígenes

En “Las tinieblas y el alba”, el autor se adentra en las calles de Kingsbridge 
 

Por: El Informador

CREACIÓN. A sus 71 años, Ken Follett admite que siente una especial responsabilidad al retomar una historia que ha conquistado a tantos lectores.

CREACIÓN. A sus 71 años, Ken Follett admite que siente una especial responsabilidad al retomar una historia que ha conquistado a tantos lectores.

El autor británico Ken Follett lanza este septiembre su novela histórica “Las tinieblas y el alba”, editada en México por Plaza y Janés. La publicación se vincula con su obra previa, al ser la precuela de su exitoso libro “Los pilares de la Tierra”. Desde su hogar, el escritor platicó sobre el origen de esta nueva historia: “Tuve esta idea sobre un gran cambio en la historia, el fin de la edad obscura (del siglo V al X) y el comienzo de la Edad Media, que es el renacimiento de la cultura europea, estuvo muerta durante 500 años. Hay tres grupos que estuvieron en lucha por el control de Inglaterra: los anglosajones, los vikingos y los normanos (que como sabemos fueron los que triunfaron)”.  

Ken relaciona el origen de las ideas con la búsqueda para crear un ambiente narrativo de tensión para capturar al lector: “Una pregunta que nos hacen a los autores con frecuencia es de dónde sacamos las ideas. Hay respuestas tontas, como que las encontramos en el supermercado. A mí con frecuencia me llegan a contar las historias, eventos dramáticos que les han sucedido o a sus familiares. Esas ideas no son buenas. Una novela está contada en 50 o 100 escenas dramáticas, esa idea es sólo una. Las recomendaciones de la gente no son suficientes: se necesita una idea que sugiera más drama, al grado de generar 100 mil palabras, o más, como mis libros (200 mil o 300 mil)”.  

En el centro de esa historia está Kingsbridge, lugar al que Follett regresa (pues es allí donde se narra “Los pilares de la tierra”). Parte de la motivación para narrar fue contar “Cómo era Kingsbridge. Está en el centro de mis libros, es una ciudad que ya tiene fans”.  

Algo que caracteriza a sus novelas es la longitud, al extender la narrativa por cientos de páginas.

Para Ken Follett, el interés que han generado sus ficciones es muestra de que la gente sí está dispuesta a leer libros voluminosos: “Se trata del libro: si nos imaginamos leyendo un libro que nos divierte, es una lectura que queremos extender. Queremos que sea un libro largo. A mí me pasa: si me divierte una novela quiero que sea extensa. Somos un tanto escépticos de los libros largos porque pensamos que si lo empezamos lo tenemos que terminar, aun si es aburrido. Pero no hay que leer un libro si nos parece aburrido, podemos dejarlo. Todo eso que se dice sobre la falta de atención de los jóvenes, comunicarse con tuits: no creo que haya algo malo con eso. Creo que si les damos el material correcto lo van a leer, aunque sea muy voluminoso. Está también ‘Harry Potter’ y todos estos chicos que se formaban afuera de la librería para comprar el libro cuando salía cada entrega. Si les damos historias interesantes les encantarán”.  

En su caso, una clave para el gusto de los lectores es “crear escenas dramáticas, haciéndome preguntas. Si no es dramático no es una escena: cinco páginas sin drama no es una escena, es una descripción (muchas veces aburrida). Se trata de darle algo al lector para que piense, que se pregunte qué sucederá. Una escena es buena si hace al lector darle vuelta a las páginas una y otra vez para ver qué sucede”.

Todo depende de si se me ocurre una idea con la que crea que puedo escribir el tipo de libro que los lectores no quieren cerrar
Ken Follett

ESPECIAL

Saber más

Originario de Cardiff, Gales, Ken Follett es uno de los autores británicos más populares en habla inglesa. Es traducido a distintas lenguas de los cinco continentes. Sus primeras obras fueron firmadas con seudónimos, pero desde 1978 firma con su nombre.

JL

Temas

Lee También