Miércoles, 17 de Julio 2024

La fiesta de las letras de habla hispana

La mente visionaria de Raúl Padilla fue la impulsora de la creación de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Por: El Informador

Entrega del reconocimiento al Mérito Editorial a Fabián Lebenglik y a Adriana Hidalgo Sola, quienes aparecen en la foto junto a Raúl Padilla López, durante la edición de la FIL de 2012. EL INFORMADOR

Entrega del reconocimiento al Mérito Editorial a Fabián Lebenglik y a Adriana Hidalgo Sola, quienes aparecen en la foto junto a Raúl Padilla López, durante la edición de la FIL de 2012. EL INFORMADOR

Por iniciativa del Lic. Raúl Padilla, en 1987, nació la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL), el evento literario más importante para libros de habla hispana y la segunda feria en magnitud (después de Frankfurt) a nivel global.

Mediante sus tres áreas de acción (la editorial, la académica y la cultural), se ha consolidado como punto de encuentro para la discusión en torno a la cultura contemporánea.

La FIL convoca cada año a lectores, autores, editores, agentes, traductores y distribuidores; cuenta con 34 mil metros cuadrados de área de exposición y el promedio anual de casas editoriales que forman parte en este evento literario es de más de dos mil, provenientes de 49 países.

A partir de 1993, la feria tiene un país o región Invitado de Honor -ese año fue Colombia- para que pueda exhibir en este foro internacional lo mejor de su producción editorial y artística; así, han desfilado por este magno evento naciones europeas, de América y del Medio Oriente. Este 2024, el Invitado de Honor será Madrid, España, ciudad que llega por segunda ocasión tras su participación en 2017. Para el 2025 anunciaron que Barcelona será el Invitado de Honor. 

La edición de este año se celebrará del sábado 30 de noviembre hasta el domingo 8 de diciembre.

De igual forma, no puede pensarse la calidad literaria y el desarrollo cultural de América Latina sin la FIL, que ha creado espacios para una serie de premios que se entregan cada año y que marcan el reconocimiento a varias lenguas vivas a través de la obra de distinguidos escritores que han recibido el galardón más importante de la feria y uno de los de mayor prestigio internacional: El Premio FIL de Literatura en Lenguas Romances (que en un principio se conoció como “Juan Rulfo”) que otorga la Asociación Civil del premio, fundado en 1991 por la Universidad de Guadalajara (UdeG), y que está dotado con 150 mil dólares.

Este premio lo han recibido algunos de los más importantes autores de las letras contemporáneas; así, desde mexicanos insignes como Juan José Arreola o Sergio Pitol, hasta figuras latinoamericanas como Nicanor Parra y Julio Ramón Ribeyro, pasando por escritores de lengua portuguesa como Antonio Lobo Antunes y Nélida Piñón, también lo obtuvieron creadores en otras lenguas romances como Yves Bonnefoy, Norman Manea, Claudio Magris y Mircea Cartarescu.

Otra distinción que entrega la FIL es el Premio de Literatura Sor Juana Inés de la Cruz, que desde 1993 se concede a una novela publicada escrita por una mujer en español. En la pasada edición la ganadora fue la escritora colombiana María Ospina Pizano.

Más galardones

Por si fuera poco, la FIL concede otros galardones: el Premio Nacional de Periodismo Cultural Fernando Benítez, fundado en 1991, que se acompaña de un homenaje a un periodista reconocido en el sector cultural; el Premio ArpaFIL para jóvenes arquitectos, que incluye también un homenaje a un personaje relacionado con la arquitectura o el urbanismo; el Homenaje al Bibliófilo, creado en 2001; el Homenaje al Bibliotecario y el Homenaje de caricatura “La Catrina”, creados ambos en 2002.

Fomento a la lectura 

Hay otras áreas en las que la FIL es punta de lanza a nivel nacional, sus iniciativas para la creación de lectores son ya parte de una tradición que hace a los amantes de los libros darse cita en sus pasillos y salas.

Así, las Galas de “El Placer de la Lectura” ponen en contacto a los autores vivos con sus lectores; el Salón de la Poesía, gracias al cual los nombres distinguidos de la lírica convocan a quienes les leen; el Encuentro de Promotores de Lectura, que contribuye a la profesionalización y el reconocimiento de la figura del mediador de lectura; el Encuentro Internacional de Cuentistas, que cita los mejores autores del género breve; FIL Ciencia, donde la divulgación es protagonista.

Cabe señalar que todo lo anterior se logra gracias a los esfuerzos de la UdeG y otras instituciones educativas en la entidad. En este sentido, es importante destacar el programa Ecos de la FIL que distribuye libros y lleva a figuras literarias a regiones distantes en Jalisco, donde los lectores también existen. 

Finalmente, es importante destacar que la FIL está a la cabeza de la celebración del Día Mundial del Libro en el Estado, en una jornada que se lleva a cabo el día 23 de abril de cada año, desde 1995.

Para festejarlo realiza un maratón de lectura, el cual este año se realizará el martes 23 de abril, en la Explanada de la Rectoría General de la Universidad de Guadalajara, de las 10:00 a las 17:00 horas.

La obra que se leerá este 2024 será “Ciudades desiertas”, del escritor José Agustín (1944-2024).

La recuperación del Teatro Diana

Un inmueble icónico del que Raúl Padilla también fue un promotor importante mientras era rector de la UdeG es el Teatro Diana, antes conocido como el Cine Diana, el cual fue diseñado por el arquitecto Julio de la Peña. En 1995 cerró sus puertas, hasta que en junio del 2001 el espacio fue recuperado por la casa de estudios “bajo el precepto de regresarle su potencial como creador de experiencias irrepetibles para el público de la región”. En su nueva faceta, ahora como teatro, el inmueble volvió a nutrir la Zona Metropolitana con los eventos más importantes de música y artes escénicas, además de ser sede de diversas actividades del Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

Del inmueble original se conservan la gradería y el vestíbulo, además de los murales de José María Servín que, tras la restauración hecha por la Escuela de Conservación y Restauración de Occidente (ECRO), siguen mostrando el enigma de los astros más importantes de nuestro entorno. Desde el 4 de febrero de 2005, la operatividad y estructura de Teatro Diana vino a determinar la nueva forma de concebir espectáculos en Jalisco; el primero que hizo fue el de “Lord of the Dance”.

Sin duda, se necesita de una gran mente para generar proyectos de envergadura. Y Raúl Padilla desde su gestión vio como presidente de los patronatos que conformó en la FIL y el FICG así como los foros que impulsó -y que al día de hoy le dan identidad a Jalisco-, que el Estado es un escaparate internacional para ofrecer lo mejor de los espectáculos y la cultura tanto nacional como internacional.

Interior del Teatro Diana donde se dan lugar eventos culturales y de entretenimiento. CORTESÍA

CT 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones