Miércoles, 19 de Junio 2024

Aynid, una comunidad en crecimiento

Conectar usuarios y servicios profesionales de manera efectiva es la misión de la empresa que inicia su aventura en el mundo de las aplicaciones digitales

Por: Gabriela Aguilar

Osmar Cortés (segundo, de izquierda a derecha) y sus cuatro socios diseñaron Aynid. CORTESÍA

Osmar Cortés (segundo, de izquierda a derecha) y sus cuatro socios diseñaron Aynid. CORTESÍA

Pensar en cómo resolver una necesidad de cualquier servicio para una persona o una comunidad hizo que Osmar Cortés y sus cuatro socios diseñaran Aynid, una empresa que ofrece servicios de marketing por internet que conecta a especialistas y profesionistas con sus futuros clientes. La empresa, que inició su camino en 2018, tiene como objetivo poner al alcance de cualquier usuario a través de una aplicación un extenso abanico de opciones.

Aynid es una aplicación que funciona como directorio digital. Entras a la aplicación, buscas un servicio requerido y ella busca las opciones disponibles cercanas a ti a través de Maps y entonces puedes elegir lo que más te conviene ya sea por distancia, tiempo de respuesta, precio, por comentarios o calificación”, anota Osmar, uno de los socios fundadores que junto a Víctor, Noé, Daniel y Raymundo hace posible que la empresa ubicada en Santa Cruz del Astillero en El Arenal, Jalisco, cumpla con su función. “La idea surgió con Víctor -que estudió marketing- y Daniel -que es programador-, luego me uní y poco a poco integramos a Raymundo y a Noé. Nos reuníamos y nos poníamos a trabajar para avanzar con las ideas”.

Para Osmar no es el primer emprendimiento, ya que desde hace cinco años abrió una agencia de marketing para poner en acción sus conocimientos en Negocios Internacionales. Su terreno es la consultoría y ha encontrado una oportunidad exitosa. “Hemos tenido trabajo continuo y recibido recompensa económica; los clientes han crecido, algunos vienen y se van, otros se quedan, pero vamos creciendo. Estamos en crecimiento, en este proyecto también forman parte dos de los socios de Aynid”. Por ello sabe que una vez que la plataforma se socialice entre los usuarios encontrarán el éxito que esperan, ya que todos necesitamos el apoyo de algún servicio como fontanería, diseño, banquetes, asesoría legal, salud dental o médica, y para ello la aplicación hace el trabajo difícil, la elección le corresponde al usuario.

Osmar y sus socios son el ejemplo de lo que un emprendedor debe sortear para poder tener un proyecto personal. Todos cumplen con una responsabilidad laboral fija y reconoce que eso ha detenido un poco el proceso de Aynid, además de que tener un “colchón” que permita la inversión necesaria en cada etapa de desarrollo es indispensable para poder avanzar. 

Desafíos

Para Osmar el mayor reto es perder el miedo al qué pasará como emprendedores, y eso no en todas las empresas con varios socios involucrados permite el éxito. “La seguridad de tener un trabajo y un ingreso seguro es importante, pero hay que atreverse a relacionarse con clientes potenciales, creer en uno mismo es importante. A veces no nos creemos los comentarios positivos, los dejamos pasar y nos enganchamos con los negativos. Y a veces eso te limita para ser un emprendedor”.

En esta empresa creada por talentos jóvenes, donde convergen cinco criterios distintos que se complementan, la comunicación efectiva ha sido clave, y mucho tiene que ver que además de habilidades profesionales distintas que suman al proyecto, son personas que se conocen desde siempre en el lugar en que crecieron. “Sabemos cómo tratarnos, sabemos cuando a alguno no le parece algo, la comunicación es lo más importante en todas las relaciones; nosotros siempre tuvimos esa ventaja: comunicar de frente todo y llegar a puntos de acuerdo. Es muy importante la autocrítica, a veces pecamos de ego y eso perjudica el crecimiento”. 

Compromiso 

Osmar comparte que parte importante de crecer es creer y arriesgarse. Reconoce que para poder emprender es fundamental contar con recursos para echar a andar cada una de las etapas de un negocio y ahorrar es indispensable, pero más allá de acumular los recursos hay que saberlos invertir. “Yo pienso que soy buen ahorrador pero me falta la cultura de invertir el dinero, es la mejor manera de hacerlo crecer. El próximo reto es atreverme a dedicarme el cien porciento de mi tiempo a estos proyectos personales, creo que el recurso más valioso que todos tenemos es el tiempo. Si alguna vez queremos lograr cosas importantes tenemos que invertir tiempo en lo que deseamos”, y por ello el cierre de año lo tiene comprometido con Aynid para lograr que sea un proyecto de éxito.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones