Lunes, 15 de Julio 2024

Soporte para pequeñas y medianas empresas

La tecnología nos alcanzó y ahora no vivimos sin ella; y justo porque ahora es orgánica en el ámbito laboral es que se requiere cada vez más del servicio especializado para soporte técnico en toda empresa

Por: Gabriela Aguilar

El empresario Alfonso Mena López apoya a pequeñas y medianas empresas para el mejor funcionamiento de sus plataformas. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

El empresario Alfonso Mena López apoya a pequeñas y medianas empresas para el mejor funcionamiento de sus plataformas. EL INFORMADOR/ H. Figueroa

Alfonso Mena López, director de White Cube, encontró una oportunidad de negocio en el apoyo a pequeñas y medianas empresas para brindarles apoyo para el mejor funcionamiento de sus plataformas a quienes inician en el emprendimiento. 

Si bien White Cube lleva una historia de 15 años a cuestas brindando servicio, inicialmente con un formato presencial, también desarrollaron la posibilidad de hacerlo de manera remota simplificando la logística y el tiempo de respuesta; sin embargo, no todas las empresas estaban abiertas a esa modalidad, pero cuando la pandemia hizo que las dinámicas de interacción cambiaran se potenció el trabajo a distancia, brindándole una oportunidad de crecimiento. “La pandemia cambió el concepto de trabajo. El home office, hacer el trabajo remoto, empezó a permear en nuestros clientes y aceptaron que hiciéramos el trabajo así, y no sólo eso, le dimos el soporte a sus empleados de manera remota. Costó trabajo, pero nuestros clientes lo aceptaron en el tiempo”. 

La formación como ingeniero en sistemas le permite a Alfonso tener control sobre todas las áreas de su empresa, desde la operación hasta la dirección, sin embargo, sus siete colaboradores son quienes realizan el trabajo uno a uno con las empresas. “Tenemos una oficina operativa donde estamos un grupo de ingenieros y de ahí damos el soporte a empresas. Nos encargamos desde los detalles más pequeños como que los programas no responden o las cuentas de correo que tienen algún problema, hasta formatear una máquina, intervenir si se cae un servidor o si la red está lenta. Tratamos desde lo más básico hasta lo más delicado”.

Pero White Cube no sólo es soporte y mantenimiento; también es diseño. “Hacemos todo el diseño de una red, por ejemplo para oficinas o centros comerciales. Cuando creció Plaza Patria competimos para diseñar las redes que se necesitaban para el cableado, equipos de ruteo, cámaras, entre otros detalles y nosotros ganamos, aunque no lo ejecutamos”.

Crecer con la experiencia

Alfonso ahora se dedica por completo a White Cube, el crecimiento en la demanda de su servicio así lo exigió, pero trabajó durante 15 años para la Universidad de Guadalajara. “Cuando empecé en la UdeG este proyecto ya existía, así que tuve oportunidad de equilibrarlas, pude desarrollarlas de manera simultánea, pero llegó un momento en que la exigencia creció con mi propia empresa y me dediqué por completo a ella”.

Y justo porque apostó por completo al proyecto que lidera es que la actualización es indispensable. “En las tecnologías de la información es necesario actualizarse. El mismo trabajo te obliga a tomar cursos y diplomados para certificarte conforme va creciendo la tecnología. Por ejemplo, las cámaras de videovigilancia van cambiando, ahora es la analítica del video lo que está en tendencia, y los mismos proveedores ofrecen las certificaciones para estar al día. La exigencia del trabajo es la que te obliga a enfocarte en cada área”. Y aunque la especialización no llega de la noche a la mañana, es la constante para su equipo. “Es como los médicos generales: con el tiempo, el gusto o interés los lleva a especializarse”, y una vez que logran la especialización hay que seguir actualizándose. 

Tecnología y trato humano

Alfonso comparte que en las grandes empresas tecnológicas como ensambladoras o desarrolladoras hay equipos encargados de la programación, pero así como los sistemas se piensan o existen en macro, el funcionamiento se reduce al trabajo humano. “Nos dedicamos al trato humano, al contacto con las personas, a la operación del día a día de cada negocio, somos parte del crecimiento económico de las pequeñas y medianas empresas, vigilando el buen funcionamiento de sus equipos. Ese es nuestro compromiso. El programador tiene muy poco contacto humano, a él le dices: ‘necesitamos que desarrolles esto’ y él lo programa. Nosotros estamos más en contacto con el usuario final, la persona que está frente a la pantalla” y es así como White Cube forma parte de una sinergia para el crecimiento de las empresas.

CT

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones