Jueves, 23 de Septiembre 2021

México, de los países en desarrollo más resilientes en turismo: UNCTAD

México registró una caída de 46% en captación de turistas extranjeros durante 2020, una afectación que sólo fue menor para los casos de Madagascar y Laos

Por: El Informador

La caída promedio a nivel global en la llegada de turistas durante 2020 fue de 74%. AFP/L. Suwanrumpha

La caída promedio a nivel global en la llegada de turistas durante 2020 fue de 74%. AFP/L. Suwanrumpha

México mostró resiliencia en la llegada de turistas en 2020, siendo el tercero menos afectado dentro de una lista de 47 países en desarrollo seleccionados por la Conferencia de Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD). A tasa interanual, las llegadas de turistas a México registraron una caída de 46%, una afectación que sólo fue menor para los casos de Madagascar (-43%) y Laos (-17 por ciento).

Por el contrario, grandes potencias turísticas vieron un mayor descenso en este indicador, como China (-88%), Egipto (-69%) e India (-54 por ciento).

En América Latina, los desplomes también fueron significativos: Perú (-79%), Ecuador (-75%), Colombia (-72%) y Costa Rica (-6.8 por ciento).

La Organización Mundial del Turismo (OMT) informó que los expertos en turismo no esperan volver a los niveles de llegada anteriores al COVID- 19 hasta 2023 o más tarde.

De hecho, casi la mitad de los expertos entrevistados ven un regreso a los niveles de 2019 en 2024 o más tarde.

Según un informe de la UNCTAD, las principales barreras son las restricciones de viaje, la lenta contención del virus, la baja confianza de los viajeros y un entorno económico deficiente.

El número de llegadas de turistas internacionales disminuyó 74% en 2020 en comparación con el año anterior. En muchos países en desarrollo, las llegadas se redujeron entre 80 y 90 por ciento.

El comienzo del año 2021 ha sido peor para la mayoría de los destinos, con un descenso global promedio de 88% en comparación con el nivel prepandémico, aunque el verano y el otoño del norte pueden ver una mejora significativa para algunos destinos, en particular para los domésticos y viajes regionales.

Los viajes se han adaptado al impacto de COVID-19 particularmente en términos de restricciones de viaje.

Al mismo tiempo, los viajes nacionales han aumentado, pero esto ayuda poco a los países en desarrollo que dependen de los viajes internacionales.

Los jubilados, que tienden a gastar más por viaje, tienen más probabilidades de quedarse en casa. Los viajeros más jóvenes, como los mochileros, que parecen más dispuestos a viajar durante esta pandemia, tienden a quedarse más tiempo pero gastan menos que los viajeros mayores.

Para la UNCTAD, es probable que los cruceros, que implican un confinamiento prolongado, sean menos populares. Los países en desarrollo que dependen de las llegadas de cruceros pueden necesitar diversificar sus industrias. La pandemia de COVID-19 ha sido una crisis económica y de salud con efectos devastadores en los países en desarrollo, especialmente los que dependen del turismo.

A medida que los gobiernos han intentado proteger a sus poblaciones, se implementaron cierres, cuarentenas y restricciones importantes a la movilidad nacional e internacional. Esto, junto con la decisión de los consumidores de limitar los viajes internacionales, resultó en una fuerte contracción para el sector turístico con graves consecuencias económicas, particularmente en los países que dependen del sector.

La OMT informa que casi todos los países han implementado restricciones de viaje de un tipo u otro, como prohibiciones de viaje, controles de visas y cuarentenas. Como resultado, en la racha más agobiante, el turismo internacional se suspendió casi por completo en abril y mayo de 2020.

Coronavirus

Temas

Lee También