Lunes, 25 de Octubre 2021

“Tarará” muestra la solidaridad cubana hacia los afectados por Chernóbil

El documental que retrata la ayuda médica que la isla brindó a los niños ucranianos afectados por el accidente nuclear está disponible en VIX

Por: El Informador

Los niños ucranianos llegaron a Cuba para ser atendidos tras el desastre nuclear de Chernóbil. En la imagen, un fotograma del documental. ESPECIAL

Los niños ucranianos llegaron a Cuba para ser atendidos tras el desastre nuclear de Chernóbil. En la imagen, un fotograma del documental. ESPECIAL

 En la plataforma de contenidos gratuitos, VIX, está disponible hasta el 26 de septiembre, el documental “Tarará”,  dirigido por el argentino Ernesto Fontan, que si bien tiene toda la experiencia del cine, dedicado al montaje y la edición, esta es su ópera prima.

El proyecto retrata la ayuda médica que el pueblo de Cuba brindó a niños ucranianos tras el accidente nuclear de Chernóbil, estos pequeños viajaron a la isla para ser atendidos tras las radiaciones que sufrieron, fueron albergados en la comunidad de Tarará.

En entrevista para EL INFORMADOR, cuenta Ernesto que la idea del documental surgió en 2018, cuando se organizó un recital en Buenos Aires con el trovador cubano Silvio Rodríguez, “en un espacio de fraternidad con Cuba donde yo participo, a ese recital fueron más de 100 mil personas, fue todo un éxito y decidimos que el siguiente paso era hacer una película, un documental que cuente alguna historia de solidaridad”. Y en la charla con un amigo cubano, les contó esta anécdota en Tarará, Cuba.

“Fue una cosa mágica, porque nosotros conociendo bastante la historia de la cultura y la revolución cubana, no conocíamos esta historia de Tarará con los chicos de Chernóbil. Entonces, nos metimos de lleno en el proyecto, a investigar y pre producir para viajar a Cuba”, apunta.

La narrativa del documental sobre todo se basa en contar esta ayuda humanitaria del pueblo cubano a inicios de los años 90, al mismo tiempo que pasa la isla por un fuerte periodo de precariedad tras la disolución de la URSS.

“A nosotros nos sorprendió eso, que las decisiones de Fidel Castro (expresidente de Cuba) en ese momento tan complicado para Cuba, hayan sido totalmente solidarias y sin ningún interés atrás, porque si nos situamos geopolíticamente, y en el espacio en el momento que se da, es cuando Cuba se queda sola porque se disuelve la Unión Soviética. Entonces, sabiendo esto y que abra este programa médico y sabiendo que iba a tener muy pocos recursos, pues se iba a ir deteriorando la economía en los años 90, él lo lleva a cabo”.

Resalta además el director, cómo el pueblo cubano también ayudó desde el corazón a estos niños, pues si bien estaban limitados con la comida y con los recursos, compartían lo que tenían con estos chicos ucranianos, donde acota Ernesto, con el paso de los años crecieron y fueron varios los que se quedaron en Cuba a echar raíces y formar sus familias.

Ernesto Fontan. El director argentino compartió en entrevista cómo surge la idea de crear el documental. ESPECIAL

Todo este contexto resulta increíble, porque en el radar de la historia contemporánea este hecho no es muy conocido, o al menos no se había quedado en la memoria colectiva, sin embargo es interesante cómo la multiculturalidad llega a una isla que ha estado muy cerrada a los cambios que surgen en un mundo tan globalizado.

“La cultura de la revolución cubana de 1959 cambia el paradigma en la educación misma y en los valores, notamos mucho que a los cubanos se les sale de la boca el ‘José Martí’ todo el tiempo, hablan del poeta cubano como ‘Patria es humanidad’ y cosas relacionadas con la ayuda, ya viene como muy incorporado (en ellos) el tema de la ayuda, sacando de lado el tema material, porque si bien ellos no tenían nada en los 90, hicieron esto que era compartir lo poco que tenían. Los cubanos siempre dicen: ‘No damos lo que nos sobra, compartimos lo poco que tenemos’ y para nosotros con otra cultura, capitalista, donde hay otra concepción de las cosas materiales, ellos valoran mucho más lo humano, y eso queríamos contarlo en la película”.

En el documental están los testimonios de un par de ucranianos que recibieron la ayuda de Cuba cuando eran niños, también el de la mamá de uno de ellos que se dedicó a dar clases en la comunidad, así también se pueden ver conversaciones con Silvio Rodríguez y el poeta fallecido Roberto Fernández Retamar, entre otras personalidades.

“Hay pinceladitas más chiquititas sobre la ayuda médica, los envíos de médicos a otros países de conflicto y la alfabetización, cosas más de valores y de educación cultural”. Espera Ernesto que algunos materiales que no se incluyen en el documental, en algún momento pueda trabajarlos para poder publicarlos en otros canales como YouTube. Ahora se encuentra desarrollando un proyecto de guion del poeta argentino Juan Gelman, “quien tuvo una historia política y poética muy grande, con una historia trágica personal relacionada con la dictadura militar argentina”, finaliza.

¿Quieres saber más?

Si te interesó esta noticia y quieres saber más, entonces descarga y descubre INFORMAPlus, la aplicación digital de EL INFORMADOR, en donde tenemos contenidos exclusivos, seleccionados por nuestros editores, para darles una experiencia más completa a los lectores.

Descarga la aplicación y pruébala GRATIS por treinta días.

Para iOS: https://apple.co/35jaVgb
Para Android: https://bit.ly/3gwVSEV

Si eres suscriptor de EL INFORMADOR tu acceso está incluido, solicítalo al 33 3678-7777.

Temas

Lee También