Domingo, 23 de Enero 2022

LO ÚLTIMO DE Estilo

Estilo |

¿Antojo de algo nuevo? Añade coles de Bruselas a tus platillos

Dale un toque especial a tus recetas con esta deliciosa hortaliza

Por: SUN .

Las coles de Bruselas son originarias de Bélgica pero cada vez es más fácil encontrarlas en los supermercados del país. ESPECIAL/Photo by Dmitry Dreyer on Unsplash

Las coles de Bruselas son originarias de Bélgica pero cada vez es más fácil encontrarlas en los supermercados del país. ESPECIAL/Photo by Dmitry Dreyer on Unsplash

Una de las hortalizas favoritas de la temporada son las coles de Bruselas, a pesar de que son poco utilizadas en la cocina mexicana cada vez es más común verlas en los mercados locales.

La planta de la que se obtiene el pequeño vegetal lleva por nombre científico Brassica oleracea de la variedad gemmifera.

TWITTER/@gominolasdpetro

Su aspecto es similar al de una col o repollo, pero en versión miniatura, pues cada pieza mide alrededor de dos a tres centímetros de diámetro y pesa entre 20 y 50 gramos.

Este cultivo es originario de Bélgica, en la región de Bruselas, de donde adoptó su nombre común.

El estado de Sonora, así como Baja California, Puebla y el Estado de México son los principales productores de coles de Bruselas en el país; sin embargo, la hortaliza se destina casi en su totalidad a la exportación, debido al bajo consumo interno.

Propiedades de las coles de Bruselas

Las coles de Bruselas están consideradas como un alimento de alta calidad nutricional debido a que son ricas en proteínas, potasio y calcio, mientras que su aporte calórico es muy bajo.

Son fuente de vitaminas A y C, las cuales son responsables en gran parte de la salud visual, así como del correcto funcionamiento del sistema inmune.

Al consumo de coles de Bruselas se asocia la disminución del riesgo de desarrollar diversos tipos de cáncer como el de mama, próstata y pulmón, debido a su contenido de glucosinolatos.

Cocina con coles de Bruselas

La manera de integrar coles de Bruselas a tus comidas no debe ser complicado, como muchos otros vegetales, basta con darles la cocción correcta, añadir algunos sabores y texturas y listo.

Una razón por las que algunas personas rechazan las coles de Bruselas es el olor que despiden mientras se cocinan, el cual puede ser penetrante y un tanto desagradable; sin embargo, es totalmente normal por sus componentes y lo mejor es que ese olor, no se relaciona en ningún sentido con su sabor.

  • Para prepararlas te recomendamos dos métodos, el primero es cocinarlas en agua hirviendo hasta que el centro esté suave, colarlas y saltearlas en una sartén con un poco de aceite o mantequilla, añadir sal, pimienta y cualquier especia de tu preferencia.
  • El segundo método consiste en cortarlas por la mitad, bañarlas con un poco de aceite, sal, pimienta y ajo picado para colocarlas dentro del horno hasta que tengan un exterior ligeramente dorado.

También puedes adaptar cualquier receta a la que se le añada repollo e intercambiarlo por la versión miniatura con coles de Bruselas.

AF

Temas

Lee También