Lunes, 17 de Junio 2024
Estilo |

La editorial Seix Barral de Grupo Planeta abre la “Biblioteca Elena Poniatowska Amor”

En los libros recomendados de hoy se sugiere la Biblioteca Elena Poniatowska Amor que se abre con tres importantes títulos de la escritora

Por: Xochitl Martínez

Biblioteca Elena Poniatowska. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

Biblioteca Elena Poniatowska. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

En los libros recomendados de hoy Grupo Planeta lanza la Biblioteca Elena Poniatowska Amor. Con una trayectoria que al día de hoy abarca siete décadas, Elena Poniatowska Amor festeja 91 años y ha cumplido con incansable tesón cada uno de sus retos, por eso Grupo Planeta se honra en relanzar la totalidad de las obras principales de Elena Poniatowska en una colección única que celebra a la principal escritora de México: 17 títulos esenciales que se suman a su producción más reciente, publicada por Seix Barral, conforman el catálogo más completo de la homenajeada Premio Cervantes.

Biblioteca Elena Poniatowska Amor. ESPECIAL/GRUPO PLANETA.

Elena quiso ganárselo todo con su propio esfuerzo, trabajar como cualquiera, aprender su oficio; pasó de ocultarse tras un seudónimo, del ninguneo de ser mujer en el mundo periodístico, dominado por los hombres a mediados del siglo pasado, de querer ir más allá de las páginas de sociales, a ocuparse de cosas más serias, las que realmente le interesaban: La gente y sus ritos, sus quehaceres, sus pasiones; escuchar los motivos, las razones de personas y personajes, ir allá donde estuvieran ocurriendo las cosas, registrar con taquigrafía fiel y con todo detalle sus impresiones para hacer la crónica, la entrevista tal como ella las concebía, y que habrían de definir su estilo particularísimo.

La autora ha sabido ganarse el corazón de su país adoptivo —al que ya la unían complicados lazos maternos, no obstante— y también su admisión al cenáculo de la lengua española, la que aprendió de la gente en las calles bulliciosas de la Ciudad de México.

Elena Poniatowska recibe Medalla Belisario Domínguez

Sobre la autora

Elena Poniatowska Amor nació en París en 1932, pero con tan solo nueve años se trasladó a México, donde se nacionalizó. Su carrera se inició en el ejercicio del periodismo en 1953, disciplina que nunca ha abandonado. Doctora honoris causa por ocho universidades y galardonada con el Premio Nacional de Lingüística y Literatura en 2002. También ha escrito cuentos, reunidos en De noche vienes (1979), Tlapalería (2003) y Hojas de papel volando (2014), libros de entrevistas, ensayos y crónicas.

Elena Poniatowska. ESPECIAL/GRUPO PLANETA.

Una visión general

Al reunir el total de su obra principal en un nuevo formato —que incluye la labor de notables artistas visuales contemporáneas en cada portada—, la Biblioteca Elena Poniatowska de Seix Barral pone al alcance de coleccionistas, estudiantes y un creciente número de admiradores una edición conmemorativa que celebra la consagración definitiva de esta autora imprescindible en el panorama literario hispanoamericano tras recibir los principales reconocimientos de la lengua además de importantes distinciones nacionales por su activismo social.

Activa y deslumbrante a sus 91 años, Elena Poniatowska es una auténtica leyenda viva: Oyente incomparable, ha sido también una voz única, capaz de poner en palabras tragedias, injusticias y luchas; un personaje de los que solo se encuentran en la literatura —la princesa que se dedicó a documentar las causas de los más humildes, la francesa que escribió en su segunda lengua hasta merecer los mayores galardones, la periodista que elevó su oficio a la categoría de arte—, y a la vez, una mujer de su tiempo: Esposa, madre y trabajadora.

Los primeros tres títulos que se publicarán, La noche de Tlatelolco, Querido Diego, te abraza Quiela y Tlapalería muestran la pluralidad de registros de la querida Elena; del periodismo y la crónica a la novela y el relato, presentan personajes y situaciones reales e imaginarios, pero todos inspirados por el conocimiento de la autora sobre la historia y la cotidianidad mexicanas: Colores, texturas, idiosincrasias y circunstancias.

Esta entrega marca el inicio de un programa que culminará en octubre de 2023, resultando en un conjunto de enorme valor artístico y un hito para la literatura mexicana y los lectores de habla española de todo el mundo.

“La Belisario Domínguez es la coronación del trabajo de toda una vida”

Lanzamiento: Los primeros títulos

La noche de Tlatelolco. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

La noche de Tlatelolco

Todo un clásico de lectura obligada, y uno de los libros más vendidos y citados en América Latina, se ha leído entero de manera multitudinaria, colectiva, para marcar una conmemoración importante del 2 de octubre y para homenajear a las víctimas de la violencia y la represión gubernamental. Su aparición en 1971 constituyó un acto de audacia frente a un régimen que se vanagloriaba de haber ocultado un verdadero crimen de Estado bajo un maremágnum de versiones dispares que minimizaban los acontecimientos o de plano falsificaban la realidad de la tragedia —una auténtica operación de desinformación—, inventando culpables entre las decenas de estudiantes y profesores detenidos tras el sangriento ataque.

En la Biblioteca Elena Poniatowska no podía faltar La noche de Tlatelolco, un auténtico mito editorial por la cantidad de reediciones que ha merecido y su calidad documental incontrovertible. Frente a la agitación y la polarización de las comunicaciones de uno y otro lado del movimiento estudiantil que estremeció al país en 1968, cuando se aproximaba la inauguración de los primeros Juegos Olímpicos organizados por una nación hispanoamericana, solo las voces de los testigos, de los protagonistas, anónimos o conocidos, podían dar una aproximación a la realidad detrás de uno de uno de los momentos más estremecedores de la historia mexicana contemporánea.

La noche de Tlatelolco cambió la perspectiva sobre el desarrollo de los acontecimientos y contribuyó a establecer una narrativa que iba más allá de los diarios y los noticieros de radio y televisión, celosamente controlados por las autoridades; más aún, dio voz a un pueblo dolido, desengañado del autoritarismo del régimen posrevolucionario, y que empezó a concebir formas de resistir y superar al partido que lo ganaba todo y siempre, llegando al extremo de aplastar brutalmente las protestas y demandas de los mexicanos. La anécdota es conocida: Elena Poniatowska rechazó el Premio Xavier Villaurrutia que le otorgó Luis Echeverría por su trabajo periodístico, y con esta obra consolidó su prestigio profesional y su estatura propia como activista popular y crítica del gobierno.

Querido Diego, te abraza Quiela. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

Querido Diego, te abraza Quiela

En 1978 Elena Poniatowska publica su primera obra inspirada en un personaje real perteneciente a la brillante generación de artistas que pondrían a México en el mapa del arte del siglo XX. La historia es conocida: Diego Rivera, el genio pictórico que encontró en Europa a sus iguales, entre ellos a Picasso, y donde pudo beber de las principales obras del canon occidental, conoció en París a una notable pintora rusa, Angelina Beloff, con la que tuvo un hijo que murió a los pocos meses. Tras 10 años de relación, Diego volvió a México luego de una escala por Italia, donde siguió aprendiendo, y apenas un año después le pedía el divorcio para casarse con Lupe Marín.

"Querido Diego, te abraza Quiela" reconstruye en cartas imaginarias la melancólica relación entre ambos artistas desde el punto de vista de Angelina, Quiela, como él solía llamarla; con exquisito detalle y sensibilidad, Poniatowska interpreta el abandono que debió sentir sin el hombre al que tanto amó y que tanto se valió de ella en los duros años que siguieron a la primera guerra mundial. Con el tiempo, unos 13 años más tarde, la misma Angelina emigraría a México, aunque evitó por todos los medios encontrarse con Diego, que llegó a enviarle dinero, pero sin dirigirle de nuevo la palabra, e incluso Angelina se vio en la penosa necesidad de entregar algunas cantidades a otra mujer, con la que Diego concibió una hija.

Elena entendió como nadie los pensamientos y sentimientos de una mujer en una situación así: Ya fuera por haber nacido y vivido los primeros nueve años de su vida en la capital francesa o por conocer a fondo los detalles del malogrado romance, prácticamente de boca de los protagonistas y de sus amigos en ese tiempo, Poniatowska logra canalizar a Angelina y recrear aquella atmósfera de modo inolvidable, con una prosa poética y sentimental que ha convertido a esta en una favorita entre sus novelas. Adaptada al teatro, además de haberse traducido al checo, al danés, al francés, al holandés, al inglés, al italiano y al polaco, no podía faltar esta nouvelle en la Biblioteca Elena Poniatowska.

Tlapalería. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

Tlapalería

Paradójicas, contrastantes, tocadas por un hálito de magia, pero surgidas de lo concreto de las vivencias diarias; nutridas del habla popular, pero también de una contemplación aguda de escenarios reconocibles, donde los mexicanos expresan sin palabras su idiosincrasia particular —el anexo o la granja, la casa con jardín e interiores cubiertos de espejos, el vertedero en torno al que brotó una colonia que luego será tragada por la ciudadela hiperurbana que insinúan los enormes tubos de concreto para una gran obra; el negocio, la tlapalería de un barrio cualquiera, en el que confluyen las necesidades de todos los vecinos para tratar de arreglar un problema doméstico—, las historias de este volumen no rehúyen el drama o la violencia; sin ser denuncias de la marginalidad o del consumo de sustancias, hacen de estas el escenario de una situación digna de ser contada.

Relatos de iniciación, de renacimiento, de reconciliación o descubrimiento, tienen como protagonistas a mujeres jóvenes y mayores, mujeres que recuerdan o se enfrentan entre sí o a realidades que no comprenden. El conflicto entre clases sociales y generaciones guía algunos de estos conflictos, así como la corporalidad de las protagonistas: Enrojecidas por el sol, violadas subrepticiamente, retenidas contra su voluntad para ser adormecidas contra el impulso de drogarse; resignadas a suplir la soledad comiendo alcachofas o cuidando de perros sacados de las calles, que encuentran en el cuidado de un canario una recompensa a la monotonía del mundo, al peso de ser humano.

El único varón que asoma en esta recopilación es un envejecido vigilante de museo que encuentra en una pasión tardía una ilusión frágil como el cristal para escapar a la desolación de comprobar la indiferencia que en los jóvenes producen los invaluables cuadros de los grandes maestros, entre los cuales habrá de perders. Esta imaginativa pieza de la Biblioteca Elena Poniatowska prueba la capacidad de la autora para sorprender con sus recursos, que abrevan del realismo mágico para ir un paso más allá por la originalidad que siempre ha caracterizado su narrativa.

Biblioteca Elena Poniatowska Amor. ESPECIAL/GRUPO PLANETA.

La Colección: Una propuesta gráfica

Para el diseño de la Biblioteca Elena Poniatowska se contempló una nueva estética de portadas que incluyen fotografías de algunas de las artistas visuales más relevantes del país reunidas por la Editorial Seix Barral, entre ellas Graciela Iturbide, Maya Goded, Yolanda Andrade, Patricia Lagarde, Melba Arellano, Aglae Cortés, Carol Espíndola, Olivia Vivanco e Yvonne Venegas. La curaduría corre a cargo del fotógrafo y arquitecto Oswaldo Ruiz. Cada libro presentará también a la autora en distintos momentos de su vida, con fotografías ya icónicas que rinden tributo a su presencia en la vida cultural del país.

Con el crédito correspondiente a cada artista, que incluye una breve semblanza y el título de la pieza, estas son imágenes desafiantes, que apelan a instantes entre los acontecimientos (La noche de Tlatelolco); evocativas, simbólicas, capaces de conjurar sentimientos (Querido Diego, te abraza Quiela); imágenes coloridas, encontradas entre la cotidianidad de un país que maravilla al ojo atento por su barroquismo de formas y colores. Imágenes como símbolos, que no necesitan contexto, y sin embargo, aluden a épocas, a tragedias masivas, resumidas en la intromisión de lo inesperado, lo que no debería estar allí; imágenes históricas, que evocan a personajes específicos y el drama que los marcó, imágenes en movimiento que piden una interpretación, que provocan la curiosidad, y que a pesar de ello, aluden con claridad a los protagonistas de una narración. El conjunto, la colección completa, se propone conformar una galería en sí misma, inspirada por la obra de Elena Poniatowska y que interactúa con ella, una conjunción o diálogo contemporáneo entre creaciones de distintas épocas y complementarias y perennes.

Biblioteca Elena Poniatowska Amor. ESPECIAL/EDITORIAL SEIX BARRAL.

La Biblioteca Elena Poniatowska, un regalo

La vigencia y vitalidad de la literatura de Elena Poniatowska tienen explicación en la cercanía de la autora con la gente, a la que ha sabido escuchar como nadie para encontrar historias, pero también gestos, señales, comportamientos y hasta sueños e ideales. Los jóvenes han sido siempre una de sus preocupaciones e intereses centrales; ha escrito para niños, y algunos de sus trabajos principales han tenido a los estudiantes, a los niños de la calle y a personas apenas llegadas a la mayoría de edad como protagonistas, pues durante la segunda mitad del siglo XX México era predominantemente un país de gente joven.

Una de las principales motivaciones al lanzar la Biblioteca Elena Poniatowska es acercar esta obra, este legado vivo a las nuevas generaciones, para que sea disfrutado como hasta ahora y apreciado como una de las cimas literarias y humanas de este país. No hay más que contemplar la riqueza y profundidad de temas abarcados por la perspicacia de Elena, la querida Poni, para entender la permanencia de sus libros aun después de varias décadas de su aparición primera: El arte, la historia, la actualidad política, las luchas sociales, pero también la experiencia humana del día a día de millones de mexicanas(os), sus costumbres, sus perspectivas en constante cambio acerca del amor, la justicia, la exigencia de igualdad entre hombres y mujeres, la diversidad de culturas y etnicidades que caracteriza al país, los contrastes entre clases, la migración, la organización social ante las catástrofes naturales y provocadas por los seres humanos. La reunión de esta obra palpitante, rica, en vida de su autora, es un monumento a su figura dentro de las letras mexicanas, el que ella misma labró y que ahora entrega al gran público.

Con información de Grupo Planeta.

XM

Temas

  • Libros Recomendados
  • Biblioteca Elena Poniatowska Amor
  • lectura
  • literatura

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones