Miércoles, 28 de Febrero 2024
Estilo |

¿Qué pasa si hago ejercicio en tiempo de frío?

Las bajas temperaturas dan un extra de beneficios a la actividad física, pero no están exentas de riesgos

Por: G. Solano

Es necesario proteger el cuerpo de las bajas temperaturas, especialmente pies, manos y cabeza. EL INFORMADOR/Archivo

Es necesario proteger el cuerpo de las bajas temperaturas, especialmente pies, manos y cabeza. EL INFORMADOR/Archivo

Durante el invierno es tentador interrumpir la rutina de ejercicios y quedarse en casa con una bebida caliente cerca del sillón más cómodo, pero ejercitarse en tiempo de frío tiene un extra de beneficios tanto físicos como mentales que se pueden aprovechar, siempre y cuando se haga con las debidas precauciones contra los extremos de esta temporada.

Por principio de cuentas, es necesario proteger el cuerpo de las bajas temperaturas, especialmente pies, manos y cabeza, pero al mismo tiempo no abusar de sudaderas muy cálidas o usar mallas dobles, porque al poco tiempo de comenzar con el ejercicio la temperatura coroporal aumentará y puede resultar incómodo.

Del mismo modo, las bajas temperaturas exigen mayor atención al calentamiento, pues en ellas los riesgos de lesiones inherentes a hacerlo de manera inadecuada aumentan debido a que los músculos se enfrían más rápido y disminuyen su contractibilidad, para evitar esto, además, es recomendable recortar los periodos de descanso.

¿Cuáles son los beneficios de ejercitarse en tiempo de frío?

Mayor quema de calorías

El cuerpo necesita mayor esfuerzo para mantener el calor interno ante el frío del exterior, lo que implica aumentar la quema de calorías, algo especialmente beneficioso para quienes buscan mantener o disminuir su peso.

Mejora de la circulación sanguínea

En el frío los vasos sanguíneos se contraen para conservar el calor, y ejercitarse en bajas temperaturas mejora esta condición, por lo que puede mejorar la circulación y ayudar a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas y accidentes cerebrovasculares.

Aumento en la producción de endorfinas

Hacer ejercicio es en sí mismo una fuente de alegría y bienestar porque durante la actividad física se estimula la producción de endorfinas, sin embargo, el frío también motiva las hormonas THR y TSH para que las células produzcan calor, por lo que el beneficio es aún mayor.

Para aprovechar todos estos beneficios sólo restar tener cuidado con las superficies resbalosas, y no abusar de la sensación de mayor resistencia que el frío provoca, de hecho, los expertos recomiendan reducir el tiempo de actividad y compensar haciendo ejercicios de mayor intensidad
 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones