Martes, 28 de Mayo 2024
Estilo |

¿Los probióticos y prebióticos son lo mismo?

¿Sabes qué son los prebióticos? ¿son diferentes a los probióticos? aquí te contamos sus diferencias y sus beneficios 

Por: El Informador

Los prebióticos combinados con los probióticos pueden reducir el riesgo de cáncer de colon. Unsplash.

Los prebióticos combinados con los probióticos pueden reducir el riesgo de cáncer de colon. Unsplash.

Seguramente has escuchado hablar de los probióticos, estos microorganismos que aportan un balance que nuestro sistema necesita para que funcione correctamente, pero ¿sabes qué son los prebióticos? ¿son diferentes? aquí te contamos todos los detalles. 

De acuerdo con el sitio web de “Lactoflora” un prebiótico es un ingrediente de origen natural o sintético, utilizado de forma selectiva por los microorganismos de tu cuerpo.

En otras palabras, los prebióticos son la comida favorita para los microorganismos que viven dentro de tu cuerpo. 

Por otro lado, un probiótico es un microorganismo vivo, que cuando es tomado en cantidades adecuadas puede mejorar tu microbiota intestinal.

Cabe mencionar que la microbiota intestinal viven los microorganismos de forma natural sobre tu piel y en la superficie mucosas del cuerpo en contacto con el exterior. 

Por ejemplo, entre sus diferencias están que los prebióticos no tienen una ingesta diaria recomendada y la mayoría de estos son fibras saludables, mientras que los probióticos se considera consumir una dosis de entre 1 a 10 mil millones  de UFC (Unidades Formadoras de Colonias) diarias para las personas sanas.

Según “Lactoflora” los prebióticos combinados con los probióticos pueden ayudar a los siguientes padecimientos: 

  • Regular el tránsito intestinal en casos de diarrea y estreñimiento.
  • Favorecer la absorción de minerales, como el calcio, el magnesio, el hierro y el zinc.
  • Reducir el riesgo de cáncer de colon.
  • Mejorar la salud cardiovascular gracias a su efecto reductor de los niveles sanguíneos de colesterol, triglicéridos y azúcar.
  • Reforzar las defensas.
  • Mejorar las molestias digestivas y la calidad de vida en el colon irritable.
  • Reducir el riesgo de sobrepeso y obesidad a través de hacer que te sientas más lleno y tengas menos apetito.
  • Mejorar la encefalopatía hepática.

NA

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones