Sábado, 13 de Abril 2024
Estilo |

Luz verde para el tránsito intestinal

Vigilar tus procesos digestivos te ayudará a evitar padecer de estreñimiento; te presentamos una guía para que disfrutes de una vida más sana

Por: El Informador

Tener un correcto tránsito intestinal permite la absorción correcta de nutrientes. ESPECIAL

Tener un correcto tránsito intestinal permite la absorción correcta de nutrientes. ESPECIAL

El término tránsito intestinal se refiere al proceso por el cual los alimentos y los líquidos son transportados a través del sistema digestivo. Este proceso es fundamental para la salud humana, ya que permite la descomposición y la absorción de nutrientes, así como la eliminación de los desechos del cuerpo. Cabe señalar que el tránsito intestinal puede verse afectado por una serie de factores, siendo la principal el estreñimiento que es una disminución en la frecuencia de las deposiciones. 

Cómo evitar el estreñimiento 

Hay factores que aumentan el riesgo de tener estreñimiento. Se trata del “sedentarismo, el consumo insuficiente de fibra y líquidos, alteraciones neurológicas y/o psicológicas, padecer otros trastornos digestivos y el consumo de algunos medicamentos”, informó la Universidad de Navarra, en su departamento de salud.

Podemos pensar que el estreñimiento es una patología banal, pero tiene una repercusión muy importante en la calidad de vida de quienes lo padecen.

Hablamos de estreñimiento cuando una persona va al baño con escasa frecuencia o cuando defecar implica un esfuerzo excesivo o una sensación de evacuación incompleta. Sin embargo, no todo lo que tomamos por estreñimiento realmente lo es.

“Es un error pensar que hay que hacer una deposición a diario. Hacer de vientre una vez cada tres días entra dentro de lo normal”, aseguran los especialistas de la Sociedad Española de Patología Digestiva.

Frecuencia no homogénea

De hecho, señalan que una de las falsas creencias más extendidas es que hay que evacuar todos los días y, de no hacerlo, no se limpia bien el organismo. “Pero esto no es así”, subrayan.

De igual manera, los expertos del Consejo General de Colegios Oficiales de Farmacéuticos manifiestan que la función excretora puede variar de unas personas a otras y se considera perfectamente normal la frecuencia que va, desde tres deposiciones diarias, hasta una cada tres días.

En este sentido, Mercedes Ricote, médico especialista en medicina familiar y comunitaria, explica que “por lo general, una función defecatoria saludable sería aquella en la que la persona realiza, al menos, tres evacuaciones por semana, sin dolor ni esfuerzo excesivo y alcanzando una sensación de vaciado completo del recto”.

Según indica la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (SEMERGEN), el estreñimiento es un trastorno que afecta más a las mujeres que a los hombres (en una proporción de dos a uno) y que se incrementa especialmente a partir de los 65 años. También suele ser más habitual durante el embarazo.

Esto ocurre “por los cambios hormonales que prolongan la permanencia de los alimentos en los intestinos para incrementar la absorción de nutrientes; por la ingesta de complementos vitamínicos que contienen hierro y por el crecimiento del útero y del feto que empujan los intestinos y dificultan un tránsito normal de las heces”, señalan desde Johnson & Johnson, la empresa que comercializa microenemas, un fármaco para combatir el estreñimiento.

Con información de El Universal

Activa tus intestinos

Los alimentos forman parte esencial a la hora de tener una salud fuerte. Es a través de ellos que el cuerpo ingiere los nutrientes, las vitaminas y los minerales que precisa para un correcto funcionamiento de los distintos sistemas que se activan a diario. En esta oportunidad, nos centraremos en un tema que mucho tiene que ver con la salud y los alimentos: el estreñimiento, un síntoma y trastorno digestivo muy común en las sociedades desarrolladas. La mala alimentación, los malos hábitos y el sedentarismo aparecen entre las principales causas de esta afección, según el Centro de Nutrición Júlia Ferré. 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) se refiere al estreñimiento como la realización de menos de tres deposiciones a la semana, algo que debe llamarnos la atención y motivarnos a consultar al médico. 

Es en este marco que quienes padecen de un estreñimiento crónico buscan alternativas para regular esta situación de forma natural y de las cuales hoy te contaremos: existen diversos alimentos que te ayudarán a terminar con el estreñimiento. Se trata de productos naturales y de fácil preparación que mejorará el tiempo que tardan en ser expulsados tras la digestión y que, según el Centro de Nutrición Júlia Ferré, acompañados de la actividad física y de la ingesta de agua mejorará considerablemente nuestra salud. 

  • Avena: se trata de un alimento que posee un alto contenido de fibra que es importantísima para regular nuestra función intestinal.
  • Manzana: es otro de los alimentos que contienen fibra soluble e insoluble y que se recomienda combinar con avena. Ayudan a suavizar las heces.
  • Higos: son conocidos por su efecto laxante por lo que, combinados con avena, resultan ideales para regularizar el sistema digestivo. 
  • Chía: las semillas de chía se utilizan para estimular la función intestinal y ablandar las heces. Pueden ser ingeridas con jugos o combinadas con avena. 
  • Yogur: es un alimento que contiene probióticos que se encargan de acelerar el procesamiento de alimentos y el trabajo de nuestro sistema digestivo.
La manzana ayuda a suavizar las heces. ESPECIAL

La reina de todas las soluciones

La fibra, sin duda, es el componente que ayuda a que el intestino trabaje mejor y así evitar problemas como el estreñimiento. Un estudio publicado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) menciona que la fibra contribuye a la prevención de hemorroides, obesidad, diabetes y disminución de colesterol en la sangre.

A pesar de que tiene muchos beneficios para la salud no se suele consumir la cantidad recomendada diariamente que es 25 gramos al día. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, en México los adultos sólo consumen entre 16 y 18 gramos de fibra al día. 

Por su parte, la FAO menciona que la fibra se clasifica en dos. La primera es la fibra soluble la cual se puede disolver en agua y que produce saciedad. Consumir este tipo de fibra ayuda a reducir el colesterol de la sangre. Esta se encuentra en la avena, manzanas, leguminosas y peras.

La segunda es la fibra insoluble la cual ayuda a acelerar el movimiento intestinal y combate el estreñimiento. Este tipo de fibra se encuentra en alimentos como salvado de maíz, salvado de trigo y trigo integral, frijol, soya y en menor cantidad en algunas frutas o verduras.

Si quieres aumentar la ingesta de fibra no debes exceder la cantidad recomendada, ya que de acuerdo con un estudio publicado por la revista “Nutrición Hospitalaria”, comer más fibra de la recomendada puede causar distención abdominal, gases y dolor abdominal.

Dicho estudio recomienda que la mejor manera de dividir el consumo de fibra diario es comer tres raciones de verdura, dos de fruta y seis raciones de cereales que puede ser en pan, cereales, arroz o pasta y preferiblemente que sean integrales.

La avena es una gran fuente de fibra y la puedes consumir en el desayuno. ESPECIAL

Toma nota

Consejos para mejorar el tránsito intestinal

  • Aumenta el consumo de fibra. 
  • Elige bien las verduras y legumbres. 
  • Consume la fruta con piel. 
  • Dile sí al aceite de oliva.
  • Evita el exceso de dulces.
  • Bebe más líquidos. 
  • Realiza ejercicio físico con frecuencia.
  • Procura controlar el estrés.
  • Cuando sientas el impulso de defecar, no lo pases por alto.
  • Procura establecer horarios regulares para evacuar el intestino, especialmente después de una comida.

Las plantas también colaboran

La salud del ser humano es tan frágil que debe ser cuidada minuciosamente. El cuerpo se desgasta y puede no funcionar tan bien, así es como aparecen diversos malestares que suelen presentarse a cualquier edad como el estreñimiento.

Sobre este tema en particular, se debe destacar que hay personas que pasan semanas sin lograr controlarlo y otras hasta meses, por lo que se termina transformando en un problema de salud crónico. Al respecto, existen diferentes maneras de poder hacerle frente al problema y solucionarlo a tiempo.

Enfrentar el estreñimiento puede hacerse de forma natural. Por ello es que el uso de hierbas como la hoja de sen - la cual puede ser encontrada en tiendas de productos naturales-, se recomienda. Esta planta es conocida por sus propiedades medicinales, incluyendo efectos laxantes, purgantes y depurativos que pueden ser beneficiosos para el sistema intestinal.

La hoja de sen se utiliza comúnmente para preparar infusiones que ayudan a aliviar el estreñimiento. Su acción laxante proviene de su capacidad para irritar suavemente la mucosa intestinal, lo que estimula los movimientos intestinales y facilita la eliminación de las heces.

Sin embargo, es importante utilizarla con precaución y sólo por un período limitado. Muchas personas que han padecido de estreñimiento han pensado en el uso de las hojas de sen u otros remedios naturales.

De todas maneras, siempre es fundamental consultar a un profesional de la salud para obtener un diagnóstico adecuado y considerar otras opciones de tratamiento. Quizás, la solución a este problema de salud puede llegar de una forma natural y sencilla con una planta que, también sin mucha dificultad, podemos encontrar.

La hoja de sen se utiliza comúnmente para preparar infusiones que permiten aliviar el estreñimiento. ESPECIAL

También ayuda el ejercicio

Los especialistas del Servicio Nacional de Salud del Reino Unido señalan que el ejercicio físico es fundamental para evitar el estreñimiento y combatirlo. El simple hecho de mover el cuerpo puede ayudar a estimular la actividad intestinal; por eso, es importante adaptar la actividad a las posibilidades personales. Caminar 20 o 30 minutos diarios es básico.

Al igual que caminar, la posibilidad de subir y bajar escaleras es otra de las garantías con las que se puede contar para favorecer la estimulación intestinal. Por ello, evita el ascensor y favorece la actividad física siempre que lo consideres oportuno.

Aunado a lo anterior, existe un ejercicio que puedes realizar con las piernas y que favorecerá a la hora de ir al baño: Acuéstate boca arriba y estira los brazos por debajo de la espalda, apoya los antebrazos y mantén las piernas estiradas. A partir de ahí, alterna una pierna y la otra hacia los lados y patea hacia arriba y hacia abajo sin apoyar los pies en el suelo. Este es un buen ejercicio para combatir el estreñimiento.

Se sugiere caminar entre 20 o 30 minutos diarios para combatir el estreñimiento. ESPECIAL

CT 

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones