Lunes, 20 de Septiembre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

- Al huacal

Por: Jaime García Elías

- Al huacal

- Al huacal

Ni modo: ¡otra vez al huacal...!

Aunque la Zona Metropolitana de Guadalajara es una de las tres más pobladas del país, Jalisco, aun encontrándose en la fase naranja del semáforo epidemiológico, felizmente no está entre los estados del país más afectados, en términos de hospitalizaciones y defunciones, por la “tercera ola” de la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, el incremento en los contagios registrado en las últimas semanas, motivó las decisiones tomadas por la Mesa de Salud anunciadas ayer por el gobernador Enrique Alfaro: reducir al 50% la cifra de personas autorizadas para participar en eventos sociales; limitar al 33% los aforos permitidos en estadios de futbol, beisbol y basquetbol, e insistir en el uso obligatorio de cubrebocas por parte de los asistentes; cerrar bares y antros durante todo el mes de agosto; cancelar todos los eventos en que haya una concurrencia mayor a 300 personas; respetar el aforo autorizado para cines y teatros; suspender las fiestas patronales; limitar al 80% la ocupación en los hoteles, y al 50% en las áreas comunes de los mismos.


-II-


Salvo bares y antros, que de eso viven, los demás establecimientos -incluidos los comerciales- han sido, vía de regla, respetuosos de las medidas dispuestas por las autoridades. La toma de temperatura, el uso de gel antibacterial, la exigencia de usar cubrebocas y las señales para respetar la “sana distancia” se han convertido en una regla; ya forman parte de la famosa “nueva normalidad”.

Los repuntes de contagios ocurridos desde hace año y medio que comenzó la pandemia, están asociados, en buena medida, al relajamiento de las restricciones iniciales: la concurrencia tumultuaria a los mercados en Semana Santa y a los centros comerciales en la temporada de fiestas decembrinas; más recientemente, la afluencia masiva de vacacionistas a los “destinos” tradicionales...

-III-

Cuestión de lógica elemental: a mayor movilidad de las personas y a más aglomeraciones en todos los posibles centros de reunión -bares, restaurantes, iglesias, estadios, salones de fiestas...-, más contacto físico; por tanto, más riesgo de contagio.

De ahí la advertencia de que en el anunciado regreso a clases presenciales de 32 millones de estudiantes en todo el país, a partir del próximo 30 de agosto, se programen asimismo -¡y se vigile el estricto cumplimiento, sobre todo...!- de medidas que mitiguen los efectos negativos del consiguiente -e inevitable- incremento en la concurrencia de padres y madres de familia a las escuelas, y de usuarios en el transporte público.

Así sea.

jagelias@gmail.com

Coronavirus

Temas

Lee También