Viernes, 22 de Octubre 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Con Dignidad quieren ‘fusilar’ a Biden

Por: Daniel Rodríguez

Con Dignidad quieren ‘fusilar’ a Biden

Con Dignidad quieren ‘fusilar’ a Biden

Fue en 1986 cuando se aprobó la Ley de Control y Reforma de Inmigracion -propuesta por el ex presidente Ronald Reagan- que logró darle residencia permanente a 2.7 millones de personas que permanecían en la oscuridad migratoria. Amnistía que se dio solo a un sector de personas sin documentos, que habían ingresado en determinado periodo de tiempo a Estados Unidos y básicamente que estaban dedicados a labores del campo, por lo que millones continuaron en el limbo.

Desde esa fecha -hace 35 años, han pasado otros cuatro presidentes por la Casa Blanca: George H. W. Bush (R), Bill Clinton (D), George W Bush (R) y Barack Obama (D). Todos, de alguna u otra manera, han tenido la intención y ofrecido en sus campanas y sus administraciones que buscarían regularizar a aquellos que ya se encuentran en el país y que son parte del tejido social y de la economía del país. Ninguno, por diferentes circunstancias, logró lo ofrecido.

Biden no ha sido la excepción. La regularización de personas indocumentadas fue bandera de su campaña y de sus primeras propuestas al iniciar su administración hace ocho meses. Sin embargo, la situación política interna del país, la pandemia, las consecuencias del retiro de tropas de Afganistán y las caravanas de migrantes se han convertido en prioridad y han dejado de lado las buenas intenciones de la iniciativa para darle reconocimiento a más de 11 millones de personas que de manera irregular están integradas a la sociedad norteamericana.

Esta situación se presenta como una oportunidad para los republicanos, que pueden tomar ventaja de la inacción demócrata y del momento histórico por la invasión de migrantes, para abogar por aquellos que están a la espera de regularizar su estatus legal. Hace seis meses la congresista Maria Elvira Salazar -republicana de la Florida- presentó la propuesta migratoria ‘Dignidad’, que permitiría a los indocumentados que llevan cinco años en el país trabajar de manera legal, y a quienes llevan más de 10 años, aplicar por la ciudadanía. Nada sucedió en las siguientes semanas. Sin embargo, el domingo pasado la congresista -aprovechando el momento político- revivió la iniciativa en una entrevista en la cadena de televisión Univisión, donde dijo que “es vergonzoso ver a agentes -de la patrulla fronteriza- reprimiendo a los -migrantes- haitianos. Es bastante lamentable, pero a la vez es comprensible por lo abrumados que están los agentes después de siete meses de los ríos de migrantes”.

Arremetió en contra de Biden y su administración. “A Biden se le ha ido el problema migratorio de las manos. Es en estos momentos el gran problema de la clase política”, y se preguntó ''¿Qué es lo que va a pasar en este país?”.

Dijo que la propuesta migratoria Dignidad “es para darle dignidad a las personas que ya viven en los Estados Unidos y a los que justificadamente piden asilo político”.

Todo parece indicar que para Biden la batalla está prácticamente perdida; le ha ‘explotado una granada’ en las manos; con el retiro de tropas de Afganistán y con el ‘bombardeo’ de migrantes en la frontera, con la credibilidad y pobre aceptación que tiene hoy entre la ciudadanía, se encuentra ‘acorralado’ y frente al ‘pelotón de fusilamiento’ de sus opositores políticos. ¿Usted, qué opina?

daniel.rodriguez@dbhub.net

Temas

Lee También