Miércoles, 22 de Mayo 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Desperdicio criminal del dinero

Por: Israel Macías López

Todo lo que empieza, acaba y este gobierno está a semanas de llegar a su fin. Las elecciones están a la vuelta de la esquina y el cambio de gobierno se llevará a cabo en octubre. Entonces lo que fue el gobierno de AMLO ya pasó.

Este gobierno entonces, cuando se hagan los recuentos, destacará por varias cosas, como ser uno que provocó el debilitamiento institucional, la nula política de combate al crimen organizado que raya en la complicidad o la eliminación de numerosos fondos y fideicomisos importantes para el Estado mexicano.

Pero una de las peores herencias de este sexenio, será por el escandaloso e irracional desperdicio de dinero público en unos cuantos caprichos exclusivos del presidente López Obrador.

El peor de todos es la cantidad de dinero público que este gobierno ha quemado en Pemex. La cifra total alcanza los 1.65 billones de pesos en estos 5 años de 4T. Una cifra que se dice rápido, pero que nuestra imaginación no alcanza a dimensionar el tamaño del desperdicio que se dio en esa empresa.

Hay quienes sugieren que los proyectos públicos no deben ser económicamente rentables para que se lleven a cabo. Esto es correcto. Ya que la administración pública busca maximizar el beneficio social que no siempre se mide en dinero.

Pero tampoco es correcto decir, que solo porque el gobierno no busca generar utilidades, entonces se puede dar el lujo de dilapidar el dinero público. Ya que existe claramente un costo de oportunidad o un sacrificio que hacemos al poner un peso en un proyecto y no poderlo en otro.

Es decir, cuando evaluamos un proyecto público, debemos preguntarnos si no estamos dejando de financiar algún proyecto mucho más beneficioso para el grueso de la población. El dinero no es infinito y debe asignarse a los mejores fines.

Entonces ahí le va: 1.65 billones de pesos es lo que este gobierno le ha metido a Pemex. Hoy ni Pemex produce más petróleo, ni refina más, ni las gasolinas son mejores, ni más baratas, ni es más eficiente, ni siquiera ha reducido su enorme deuda. ¿Entonces?

Para que entienda la magnitud del desperdicio del dinero, se lo voy a poner así. La línea tres del tren ligero que tenemos en Guadalajara y que todos los días transporta a más de 131 mil mexicanos a sus trabajos y hogares, costó 32 mil millones de pesos.

Este gobierno gastó en Pemex en 5 años, el equivalente a haber construido 51 líneas de tren ligero idénticas a la línea 3 de Guadalajara. Imagine usted el tremendo impacto que hubiera tenido en la vida de millones de mexicanos el que ese dinero se hubiera gastado mejor en la construcción de líneas de tren ligero en las principales ciudades de México.

Este gobierno pudo haber logrado lo que ni siquiera logramos imaginar: 10 líneas de tren a Guadalajara, otras 10 líneas a Monterrey, otras 10 a la Ciudad de México. Serían 30 líneas de transporte público masivo en las tres zonas metropolitanas más grandes del país y ni siquiera nos hubiéramos gastado un billón de pesos de los 1.65 billones que se ha consumido Pemex.

¿Se imaginan? El sistema de transporte rápido, seguro y eficiente pudiera haber llegado a las grandes zonas urbanas del Estado de México, de Puebla, de Querétaro y todavía sobraría dinero.

Es increíble, lamentable y sobre todo, criminal la forma en la que este gobierno dilapidó el dinero de los mexicanos. Imaginen el país que tendríamos de haber usado mejor el dinero público.

¿Quiere que transforme esa cifra en hospitales?, ¿o en seguridad pública?, ¿o en mejores escuelas?

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones