Viernes, 14 de Junio 2024

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

Claudia: entre los intelectuales y el fraude

Por: Diego Petersen

Claudia: entre los intelectuales y el fraude

Claudia: entre los intelectuales y el fraude

Muy mal le cayó a Claudia Sheinbaum el manifiesto de poco más de 250 intelectuales mexicanos llamando a votar por Xóchitl Gálvez. De hecho, no es una invitación a votar por la candidata del frente por sus ideas, es un llamado a no votar por Claudia Sheinbaum y el partido que ella representa por las posiciones antidemocráticas que ha asumido el llamado movimiento de la Cuarta Transformación.

En nada ayudan a disipar esa duda las posiciones asumidas por la Sheinbaum esta semana. Comenzó en el debate haciendo patente que ella no sólo está de acuerdo con la eliminación de los plurinominales en las cámaras de diputados, sino que promoverá que así sea si es electa Presidenta de la República. Es tan ridículo el ahorro presupuestal que implica (550 millones de pesos) que la única razón por la que se promueve esta idea es para tener el control de la Cámara con una mayoría simple. Un partido con 40 por ciento de los votos podría tener 70 por ciento de los diputados. Como ya lo hemos comentado en otras ocasiones, esta una idea que viene de la derecha más intolerante de este país (representada en su momento por Pedro Ferriz) y que ahora Morena abraza con singular deseo autoritario. De hecho, una de las cosas que más molestó a Claudia es que el desplegado está firmado por varios de los intelectuales más destacados de la izquierda mexicana, mostrando el alejamiento de su partido con el ideario de la izquierda.

El segundo desliz autoritario (acto fallido dirían los maestros del diván) fue no aceptar abierta y claramente en una entrevista en televisión que reconocerá el resultado electoral, sea cual sea, cuando ella misma había dicho que la elección era sólo un trámite, que no le preocupaba lo que pudiera suceder el 2 de junio. Si algo tenemos claro en este país es que gracias al INE (antes al IFE) los votos se cuentan y se cuentan bien. Nuestros votos los reciben, los cuentan y los cuidan cuidadnos que se parten el queso en cada jornada electoral en un sistema lleno de controles por la desconfianza que se tienen entre los partidos y que tenemos los mexicanos en que el Gobierno haga trampa. Hoy los del Gobierno son ellos, los de Morena; quienes tienen el aparato de Estado para manipular la elección son ellos, y quien está infringiendo la neutralidad metiéndose en la elección todos los días es el Presidente. 

Curiosamente, la única candidata que ha hablado de fraude electoral, de hecho, lo hizo en el debate, es Claudia Sheinbaum. ¿Por qué? Sólo se me ocurren dos explicaciones. La primera es que “el trámite” se le está complicando. La segunda es que esa vena autoritaria que ven los intelectuales se esté comenzando a desarrollar en la candidata aun antes aún de tomar el poder.

diego.petersen@informador.com.mx

Temas

Lee También

Recibe las últimas noticias en tu e-mail

Todo lo que necesitas saber para comenzar tu día

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones