Jueves, 17 de Junio 2021

LO ÚLTIMO DE Ideas

Ideas |

El factor Harris

Por: Eugenio Ruiz Orozco

El factor Harris

El factor Harris

La geografía, la psicología y la historia son componentes básicos de la política. Las relaciones entre países, como entre humanos, son producto de intereses y en ellas prevalecen aquellos con los mejores argumentos y la fuerza para imponerlos. Joe Biden es un político profesional con amplia experiencia en el escenario internacional. No es un improvisado, es alguien que ha vivido de cerca las luchas de poder entre las fuerzas políticas del mundo desde 1970. El presidente de los EUA, disciplinado, católico, con un orden mental bien estructurado, habla español y no es hombre de arrebatos. Es, además, un patriota: solo le interesa el bienestar de su país y mantener su liderazgo mundial. En el caso de México, son cinco los ejes que guían sus prioridades: seguridad nacional, migración, lucha contra el narcotráfico, cambio climático y, fundamentalmente, la democracia.

Centroamérica está considerada, junto al sureste mexicano, la primera frontera estratégica de Estados Unidos. Por ello, los aviones norteamericanos surcan nuestros cielos cotidianamente en un recorrido pendular desde sus bases militares hasta Panamá para observar, entre otros objetivos, los escurrimientos poblacionales y las rutas del trasiego de drogas. La importancia que reviste el cambio climático quedó de manifiesto en la pasada Cumbre de la materia y, sobre la democracia, les recuerdo que algunas de las condiciones impuestas por el gobierno estadounidense a México para ser admitido en el  “club de las naciones democráticas”-durante la presidencia de Salinas de Gortari- fueron, entre otras, la desvinculación del gobierno con el PRI, el fortalecimiento de la sociedad civil y la creación de instituciones autónomas integradas por ciudadanos independientes a cargo de la organización y vigilancia de los procesos electorales. Que no nos alarme este comportamiento del imperio, para su “tranquilidad”, traigo a la memoria los nombres de algunos embajadores de EUA que fueron actores fundamentales en la Historia de México: Joel Robert Poinsett en nuestros primeros años de vida independiente, Henry Lane Wilson en la primera parte del siglo xx y John Negroponte en la última.

Kamala Harris, vicepresidenta del país más poderoso del mundo, cuya frontera común con el nuestro comprende aproximadamente 3200 kilómetros, resulta, por su formación profesional, antecedentes familiares y experiencia de vida, una mujer admirable con un pequeñísimo defecto: es irreductible en sus convicciones. Miembro distinguido del “Clan Clinton-Obama”, fue responsabilizada por el Presidente Biden para la conducción de las relaciones migratorias en esta región (es impensable disociar este fenoméno de la economía, la seguridad nacional y el tráfico de drogas). Para un hombre como AMLO, doble cara, inseguro, sensible a cualquier señal del imperio y más preocupado por ganar las elecciones que gobernar, no es una buena noticia. Habremos de estar atentos a los resultados de la visita de Kamala el 8 de junio, justo dos días después de las elecciones, en un escenario que se prevé conflictivo por el entorno de confrontación estimulado por López Obrador. Finalmente, es prioritario para el gobierno de EUA que su frontera con México no se desestabilice. Al tiempo.

eugeruo@hotmail.com
 

Temas

Lee También